ESTÁS LEYENDO...

Cuidado con los calambres.

Cuidado con los calambres.

Los calambres se deben a un déficit de potasio y magnesio, minerales ambos esenciales para mantener una buena actividad muscular. Si sigues una dieta rica en frutas, verduras de hoja verde, legumbres y frutos secos, ricos en magnesio, difícil será que padezcas calambres o tirones. El chocolate y el plátano son dos alimentos “rey” para prevenir los calambres. De todas formas, para prevenirlos, siempre que hagas algún tipo de ejercicio, especialmente si se trata de un ejercicio en el que vas a emplear más de cuatro horas, es conveniente que hagas ejercicios de calentamiento previo y posterior: corre suave durante unos cinco o diez minutos, y realiza ejercicios de movilidad en los que intervengan todos los grupos musculares: brazos, abductores y aductores, piernas, rodillas. Realiza también estiramientos y cuando termines la actividad deportiva realízalos de nuevo. Además, beber mucha agua (sin electrolitos) es la regla fundamental del deportista.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page