ESTÁS LEYENDO...

Curso para ayudar al farmacéutico a detectar y abo...

Curso para ayudar al farmacéutico a detectar y abordar las consultas por desánimo

Curso para ayudar al farmacéutico a detectar y abordar las consultas por desánimo

El 60% de las personas que acuden a su farmacéutico en busca de ayuda, presenta síntomas de desánimo como cansancio, irritabilidad o tristeza

 “Estoy apagado”, “No sé qué me pasa”, “Estoy bajo y no me concentro”, “Me cuesta empezar el día”,… son frases indicativas de un estado de ánimo alterado, que afecta al 60% de las personas que visitan las oficinas de farmacia. Sin embargo, no siempre hay una sintomatología clara.

Con el objetivo de ayudar al farmacéutico a detectar estos casos y a abordarlos de forma eficaz, ESTEVE, conjuntamente con Ágora Sanitaria, la plataforma de formación online de los Colegios de Farmacéuticos de Madrid y Barcelona, han creado CONFÍA, un curso de formación online centrado en los trastornos del estado de ánimo, diseñado por expertos en la materia y con un programa muy práctico que se impartirá desde el 3 de noviembre hasta el 15 de diciembre.

Con el objetivo de mejorar la labor asistencial del farmacéutico en este ámbito, el curso está diseñado para ayudarle a identificar las causas y los síntomas más habituales del desánimo con un protocolo práctico y riguroso, a conocer los perfiles de pacientes que suelen presentar estas alteraciones, a comprender el ciclo general del desánimo en estas personas, a presentar las alternativas terapéuticas disponibles y a saber discriminar los pacientes que deben derivarse al médico.

El aumento de las preocupaciones en la población ha causado más consultas en la farmacia sobre soluciones naturales que ayuden a mejorar el estado de ánimo. Hoy, dos de cada tres personas que acuden a la farmacia en busca de consejo tiene algún síntoma relacionado con una alteración leve de su estado de ánimo, una situación totalmente reversible si se aborda eficazmente y que afecta sobre todo a personas que están en un proceso de cambio o de deshabituación, que realizan un sobreesfuerzo intelectual o que son cuidadores.

A veces no existe una sintomatología clara, pero sí hay una serie de causas principales que deben poderse identificar, y el farmacéutico comunitario, como agente de salud y por su proximidad al usuario, puede y debe desempeñar una labor clave. Además, un reciente estudio1 señala que la mitad de las personas que compran productos para el desánimo creen que es importante contar con la recomendación de un profesional de la salud.

Según Jesús Carlos Gómez, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y uno de los autores del curso añade, “el farmacéutico es un agente de salud clave en la detección precoz de las alteraciones del estado de ánimo. Dada su ventajosa situación para recibir estas demandas, el abordaje del desánimo en la oficina de farmacia es fundamental, pero para que sea efectivo la implicación y, sobre todo, la formación son básicas”.

A ello añade que “en los últimos años ha aumentado el número de usuarios que pasan por la farmacia con estos síntomas de ansiedad, decaimiento, estrés, insomnio,… buscando un complemento alimenticio que les ayude a encontrarse mejor”. Señala que el complemento ideal “debe contener triptófano, precursor de la serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y que ayuda a reducir la ansiedad, aumentar la concentración, regular el sueño y generar un efecto positivo sobre el humor”.

Mª José Alonso, vocal de plantas medicinales y homeopatía, miembro del grupo complementos alimenticios del COFB y coordinadora del curso, señala: “Desde la farmacia tenemos una gran responsabilidad con estos pacientes, tanto con aquellos que manifiestan el desánimo y a los que debemos ofrecer una solución, como con los que no lo manifiestan y a los que, a través de nuestra intervención, podemos ayudar a reconocer su situación, manejarla y mejorarla, y que sobre todo, la formación es básica para hacerlo correctamente”.

Un temario a medida y diseñado por expertos
El programa de CONFÍA está dirigido a farmacéuticos comunitarios, auxiliares y técnicos de farmacia y consta de un total de 5 módulos distintos, cada uno de ellos dedicado a la Identificación del paciente (perfiles y consultas más frecuentes), la Clínica (breve fisiopatología del sistema nervioso central y de los trastornos menores del ánimo), la Actuación farmacéutica (protocolo de actuación y tratamiento), el Counselling y técnicas de comunicación en las consultas y la Aplicación práctica.

Todo ello con un contenido interactivo, casos prácticos con feedback y recursos útiles para la labor del día a día. El plazo de inscripción está abierto hasta el 1 de noviembre en www.esteve.es/confia. El curso se imparte del 3 de noviembre hasta el 15 de diciembre.

Un equipo científico integrado por profesionales expertos de la salud, desde psiquiatras hasta farmacéuticos y médicos de atención primaria, han elaborado los contenidos del curso.

Los autores del temario de CONFÍA son José Miguel Gaona, psiquiatra, doctor en medicina y psicólogo médico; Jesús Carlos Gómez, farmacéutico comunitario y presidente de SEFAC; Rafael Guayta, director científico del consejo del Consell de Col.legis Farmacèutics de Catalunya; Eduardo Jiménez, farmacéutico comunitario, experto en comunicación y consultor de gestión farmacéutica; Gemma Tribó, farmacéutica comunitaria y experta en nutrición, complementos alimenticios y atención farmacéutica; Enric Zamorano, psiquiatra y médico de atención primaria; y Mª. José Alonso, ha sido la coordinadora científica del proyecto.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.