ESTÁS LEYENDO...

DAVID BUSTAMANTE: “Tengo una cuerda vocal natural ...

DAVID BUSTAMANTE: “Tengo una cuerda vocal natural que me permite 37 semitonos en la voz”

DAVID BUSTAMANTE: “Tengo una cuerda vocal natural que me permite 37 semitonos en la voz”

Cálido, carismático, arrebatador, así es David Bustamante, imagen ahora de Pastillas Juanola Própolis. Sobre el escenario encontramos a un artista que se entrega con pasión, sin límite, y siempre consigue emocionar a su público.

¿Cuándo y cómo descubriste tus cualidades como cantante?
De pequeño tenía miedo o vergüenza de cantar en público, solo cantaba en la intimidad, en mi cuarto. Cantaba pero no sabía si lo hacía bien. Un día, en el bautizo de un primo, tenía yo doce años, dije: “yo también sé hacer lo que hacen los cantantes”, sabía que hacía sus giros, que llegaba a sus notas, que cantaba las canciones como hacían ellos… Los demás exclamaron: “a ver el niño”, y cuando me oyeron mis tíos se emocionaron, y soltaron un “¡vaya con el niño!”. Ese momento no se me olvida, porque hasta entonces mi mundo había sido el fútbol, y entonces vi lo que provocaba en las personas.

¿Y qué era…?
Aparte de que uno se emocione, cuando uno canta en público lo que le gusta es generar emociones en los demás, y eso me enganchó

¿Cómo definirías tu voz?
Al principio no me gustaba, me parecía excesivamente aguda, hasta que después de trabajarla mucho me acostumbré a oírme bien, a disfrutar de los armónicos agudos, pero fue a base de clases de canto, de saber colocar la voz, de las tablas, de sobarla, porque a una voz cuando le vas dando años y años de cantar le vas dando unos matices diferentes. Y va mejorando, va creciendo. La voz de un hombre a los 30 años es una madurez joven, es cuando realmente va tomando poso.

¿Cómo se lleva tener una voz de tenor?
En realidad soy contratenor. Tengo una deformación, una cuerda vocal natural que me descubrió el foniatra y que me permite 37 semitonos en la voz. Llego muy agudo y por encima del do de pecho. El do sostenido me sale con facilidad, de una forma natural, tengo esa suerte. Hay tenores a los que les cuesta, que tienen que empujar mucho el diafragma y a mí, si la voz está caliente, hidratada, me sale bastante fácil.

Con toda esta actividad, ¿cómo cuidas tu garganta?
Mucho, porque a los cantantes se nos resecan mucho las cuerdas vocales, y para eso están esas maravillosas pastillas Juanola Própolis que nos protegen y suavizan la garganta, que nos hidratan, que nos ayudan con el própolis a cuidarla, a prevenir los estragos del frío y los cambios de temperatura.

Me has contado cómo la cuidas, y ¿cómo la maltratas…?
La maltrato porque hablo mucho, soy hiperactivo, muy sociable, me encanta la gente y hablo muchísimo.

¿Quién te aconseja?
José López-Táppero, mi foniatra. Es el mayor descubrimiento, nos hemos hecho amigos. Es la persona que me ha descubierto un mundo, que me ha enseñado más de la voz, que me la ha mimado, que me la ha recuperado sin necesidad de tener que intervenir quirúrgicamente cuando tuve el quiste interbucal. Gracias a la logopeda de su consulta, me enseñó a hablar y aprendí muchísimas cosas, y desde que lo conozco me ha ido muchísimo mejor.

¿Qué voces has admirado más desde que quisiste ser cantante?
A nivel de pop, Luis Miguel, porque me parece que tiene una voz preciosa. Es el único cantante del que tengo toda su discografía desde pequeño. Después he descubierto a otros como Marc Anthony y Cristian Castro, me gustan mucho los cantantes de América.

Allí, encima de un escenario, ¿cómo te sientes?
Me transformo totalmente, camino diferente, me expreso diferente… es como una metamorfosis y en cuanto se acaba vuelvo a ser el mismo, pero no me cuesta. Es un “click”. Creo que eso es muy bueno, porque cuando termino un concierto, mi mujer me mira de otra manera, le brillan los ojos… ella siempre me admiró, incluso antes de todo esto, pero no soportaría que en casa fuera siempre el artista. Es importante tener una vida aparte, la normalidad, la frescura, ¡qué la vida es otra cosa! La gente que tenemos otra vida que nos llena se nos nota.

¿Con quién harías un dúo?
Nacional me gustaría mucho Sergio Dalma, porque nuestras voces son tan diferentes que creo que daría para un gran dueto. A mí me mueve mucho el cariño personal hacia el artista y con él me encantaría hacer una buena balada, rollo mediterráneo. Lo hemos hablado muchas veces y seguro que al final lo haremos.

¿Quién canta mejor en tu familia?
Mi padre y mi madre cantan muy bien. Mi padre tenía una voz de barítono, aunque con la edad ya no tiene la tesitura que tenía, pero cantaba con muchísimo gusto. Y además tiene la carrera de piano. De hecho yo saco la voz al hermano de mi madre, que cantaba con mi padre en “El Caracol”, en Santander. Y así se conocieron mis padres, a través de mi tío. Mi padre ha vivido su sueño de la música a través de mí.

Y cuando ahora ve todo esto, ¿qué piensa?
Flipa, flipa. Es la persona más objetiva, sus críticas siempre son muy constructivas y desde hace tiempo si le pregunto me dice “donde yo alcanzo, tu sabes ya mucho más que yo. Cuando empezabas te podía decir algo, aconsejar…”, pero mi padre se emociona mucho, y fue la persona que siempre confió en mí. Cuando los demás decían, “quítate esas ideas de la cabeza, esos pájaros, y estate a lo que tienes que estar”. Cuando me ofrecían trabajo en orquestas donde ganaba más que en la obra mi padre decía: “esto te va a quemar; espérate un momento”, y yo pensaba “¡jo con mi padre! Qué fe que tiene”. Pues fue el mejor consejo y el tiempo le dio la razón. Entonces cuando tenía un casting estaban allí mi padre y mi madre, esperando, y confiando en que pasara algo.

Aunque no nos guste mirar atrás, ahora, con tu experiencia, ¿qué recuerdas, qué aprendiste de OT?
Lo que más aprendí fue a tener que actuar cada semana en un pedazo de show con 30 cámaras y con 500 personas cuando yo no tenía ninguna experiencia. Humanamente a convivir con personas, que después fueron mis amigos, pero a vivir cinco meses y medio fuera de casa, ¡yo nunca había salido de casa! Profesionalmente a actuar, a moverme en el escenario y las másters que nos daban, el plantarte allí, y “ala monín, sal allá solo”.

¿Qué voz te impresionó desde el primer momento?
Rosa, al principio, Bisbal, Chenoa, la garra que tenían. Pero Rosa, cuando estábamos en los castings, decíamos “la madre que la parió”, pedazo de vozarrón.

Ahora que eres jurado, ¿es más difícil que ser concursante?
Creo que es más difícil participar, concursar, pero yo que he pasado por las dos cosas me da mucha rabia “estar con el enemigo”, como digo yo, porque para un concursante el veredicto, los consejos te pueden sentenciar. Es muy difícil encontrar siempre las palabras adecuadas para no herir la sensibilidad, para hacer crecer a esa persona, desde la experiencia que uno tiene.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?
  1. ana

    30 agosto

    me encanta david bustamante

  2. ana mari

    30 agosto

    gran david

  3. ANJANA

    31 agosto

    Estupenda entrevista. David cono siempre tan sensato, natural y cercano.

  4. felicidades david bustamante soy josemari yarza ibarbia tu idolo de castro urdiales amigo de peluquero lino

    • felicidades david bustamante que tengas muchos años besos para paula echevarria y daniela y poti vale cuando tengas un dia libre pasas por castro urdiales vale

  5. Javi

    8 enero

    Dentro del marco operístico despues de varios años de aprendizaje podría debutar como tenor ligero, se le ve entusiasmado con el canto lírico y según tengo entendido comenzó así, pero debe saber que ser lírico no es solo poseer registro y grabar un disco con varias arias como hacen algunos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.