ESTÁS LEYENDO...

“Debemos aprovechar la red de farmacias, su accesi...

“Debemos aprovechar la red de farmacias, su accesibilidad y cercanía para mejorar la salud de los pacientes y el ciudadano”

La participación del farmacéutico en el cribado de distintas enfermedades y en el modelo de atención al paciente crónico ha sido uno de los temas centrales de la segunda jornada de INFARMA. Los expertos no han dudado en señalar la importante aportación que puede realizar en estos ámbitos gracias a la confianza que genera como agente de salud, a lo que debe añadirse su accesibilidad y proximidad.

El paso de un modelo de atención sanitaria compartimentada a un modelo de atención sanitaria integral, liderado por un equipo multidisciplinar de salud es uno de los ejes del Plan de Salud 2011- 2015, en el que el farmacéutico comunitario tiene un papel fundamental. “Tenemos una red de 3.000 agentes de salud en las oficinas de farmacia que debemos aprovechar”, según Josep Maria Argimon, director-gerente de la Agència d’Informació, Avaluació i Qualitat en Salut de la Generalitat de Catalunya. “Debemos apostar por el rol asistencial del farmacéutico para contribuir a mejorar a corto y largo plazo la salud de la población y obtener buenos resultados mediante la colaboración entre todos los profesionales sanitarios, médicos, enfermeras y farmacéuticos”.

Un ejemplo de los beneficios que aporta este rol asistencial del farmacéutico y la colaboración
entre los distintos agentes de salud son el cribado de enfermedades como el cáncer de colon, la detección precoz del VIH o el test para discriminar la faringitis bacteriana de la vírica. Este último, el Streptotest, se ha realizado en 123 farmacias y en más de 1.000 pacientes, y es una herramienta que ha permitido promover un uso racional de los antibióticos en la faringitis vírica, una dolencia leve pero de elevada prevalencia. Según Xavier Boleda, farmacéutico comunitario y secretario de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC)  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosCataluña, “el 67% de los pacientes que vienen a la farmacia con faringitis piden antibióticos. Pero tras realizar el test, éstos sólo estaban indicados en el 12% de los casos, al confirmar el origen bacteriano”.

A ello, Boleda ha añadido algunos datos que apoyan la importancia de promover un uso racional de los antibióticos en esta dolencia, como el hecho de que “el 85% de los casos el consumo de antibióticos es extrahospitalario y el 30% se realiza sin receta médica. Además, la mala praxis con antibióticos causa en Europa más de 25.000 muertes al año. Todo ello representa una responsabilidad importante por parte del farmacéutico a la hora de racionalizar su uso”. Esta experiencia es una prueba más de la efectividad de la participación del farmacéutico en los programas de cribado, también para la detección precoz de enfermedades como el cáncer de colon o la infección por VIH, donde también se está llevando a cabo una labor importante. Desde 2009, cuando se puso en marcha el programa de detección precoz de cáncer de colon y recto de la mano del Hospital Clínic y el Hospital del Mar, en colaboración con el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, “la participación de los ciudadanos susceptibles de hacer el test ha sido del 47% en la oficina de farmacia, frente al 17% que acude a los centros de salud”, ha explicado el Dr. Antoni Castells, responsable del Programa de Prevención de Cáncer de Colon y Recto.

Pero lo más importante es que del 6,3% de las pruebas que han dado positivo, “el 80% de los tumores se han detectado en los estadios I y II, es decir, sin metástasis y sin afectación de los ganglios y, por tanto, con más posibilidades de curación mediante cirugía. Otra muestra de los buenos resultados de la colaboración entre médicos y farmacéuticos”. Por su parte, Benet Rifá, ha explicado que el programa para la prevención y asistencia al SIDA de la Agencia de Salut Pública de Catalunya se ha llevado a cabo en 48 oficinas de farmacia de 23 localidades de Cataluña, y que “desde abril de 2009 hasta julio de 2012 se han realizado pruebas a 6.133 personas, el 47% entre los 30 y 49 años y el 90% con prácticas sexuales de riesgo”.

El responsable de una de estas farmacias participantes en el programa para la prevención del SIDA, con casi 800 pruebas realizadas, Guillermo Bagaria, farmacéutico comunitario de Barcelona, ha destacado que la accesibilidad y la proximidad del farmacéutico así como la inmediatez de la prueba son ventajas decisivas para el éxito del programa. “El test es anónimo, tarda 20 minutos, se realiza en el despacho del farmacéutico de forma confidencial y personalizada y cuesta 10 euros”.

Además, ha destacado “el beneficio de la intervención sanitaria del farmacéutico, que mejora la percepción del riesgo por parte del usuario ante el VIH”. El farmacéutico en la atención al paciente crónico, un reto de futuro que ya está aquí Según la OMS, en 2020 el 78% de los españoles tendrá una enfermedad crónica y serán la gran carga del sistema sanitario. Con estas cifras, el Ministerio de Sanidad ha elaborado la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el SNS para reorientar el modelo sanitario del paciente agudo al paciente crónico. En este escenario, “el farmacéutico y el buen uso del medicamento son claves”, según Albert Ledesma, responsable del programa del paciente crónico complejo del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, “para optimizar la terapia farmacológica en estos pacientes, especialmente en la atención a los pacientes polimedicados”.

En su intervención, Antonio Aranzana, director del CAP Pare Claret de Barcelona, ha explicado el proyecto que están desarrollando en este centro. “Vimos que aparte del médico, la enfermera, el gestor de pacientes, el trabajador social y los hospitales, había otros profesionales que también debían intervenir en la atención del paciente crónico, como el farmacéutico comunitario, que dispone de una información que no tenemos en atención primaria y que debemos aprovechar”. La cooperación de los distintos agentes de salud, incluidos los farmacéuticos comunitarios “permitirá garantizar un uso racional de los medicamentos, pero además revisarla de forma sistemática, prevenir efectos adversos y mejorar la adherencia al tratamiento por parte del paciente crónico, algo fundamental en este tipo de enfermos” según Carles Pardo, farmacéutico hospitalario del Hospital de Granollers (Barcelona). Para ello, es necesario que haya una coordinación interniveles, con equipos interdisciplinares integrados por los diferentes profesionales de los servicios sanitarios y sociales en la atención de los pacientes crónicos y estratificarlos según el grado de cronicidad y polimedicación. Pero sobre todo, también crear herramientas y canales de comunicación entre los diferentes niveles y equipos profesionales.

“Es importante que los farmacéuticos comunitarios trabajen estrechamente con los médicos y las enfermeras de los centros de salud”, según Esther Amado, farmacéutica y vicepresidenta de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP). “Pero también es esencial facilitarles el acceso a la información necesaria para poder desarrollar sus funciones y poder cooperar en el seguimiento del paciente crónico”. En este aspecto, los expertos han incidido en especial relevancia de “la historia clínica compartida” para todos los agentes de salud. Según Paqui Moreno, farmacéutica y presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) de Cataluña “debemos garantizar la continuidad de los cuidados y una atención integral con la implicación de todos los agentes de salud e incluso del propio paciente y su familia y cuidadores, pero para ello es necesario habilitar instrumentos y cauces de coordinación entre los diferentes niveles de atención sanitaria que sean efectivos para alcanzar este objetivo”.

El XXV Congreso y Salón Europeo de Farmacia INFARMA, punto de encuentro del sector farmacéutico, tiene lugar del 5 al 7 de marzo en el recinto ferial de Montjuïc de Barcelona y está organizado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid y el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona con la colaboración de Interalia. Los ejes de esta edición son temas de candente actualidad, como el futuro de la profesión, las colaboraciones interprofesionales o el papel del farmacéutico como profesional de salud para la detección precoz de enfermedades. También se presentarán las conclusiones del estudio sobre el futuro de la oficina de farmacia, en el que han participado 500 farmacéuticos de Barcelona y Madrid.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?