ESTÁS LEYENDO...

Decálogo para prevenir el ictus

Decálogo para prevenir el ictus

Decálogo para prevenir el ictus

Las estimaciones calculan que los accidentes cerebrovasculares afectarán a 1 de cada 6 personas a lo largo de su vida. Además, los ictus son la principal causa de discapacidad. En este contexto, la Fundació Ictus advierte que el 90% de los ictus están relacionados con factores de riesgo modificables.

En total, hasta 10 factores influyen de forma clara en la aparición de un accidente de ictus: la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el exceso de peso, una alimentación poco saludable, el sedentarismo, el consumo de alcohol, el estrés, el colesterol alto y las arritmias cardíacas, tal y como recoge el estudio INTERSTROKE, publicado el año pasado en la revista científica The Lancet. En el caso del ictus, la hipertensión arterial y la fibrilación auricular son los dos factores de riesgo con más impacto, ya que son los responsables de 1 de cada 5 ictus.

La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más común, relacionada con un mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón. A pesar de su prevalencia, a menudo pasa desapercibida. El estudio AFABE demostró que 1 de cada 4 casos de fibrilación auricular eran desconocidos y, por lo tanto, no se trataban. Uno de los retos es identificarlos para ofrecer tratamiento profiláctico con anticoagulantes para evitar el ictus.

Para conseguirlo, en el año 2014 se impulsó la ruta de la fibrilación auricular para que los profesionales sanitarios hiciesen un electrocardiograma a las personas mayores de 65 años con un pulso arterial arrítmico. Dos años más tarde, los nuevos objetivos del Plan director de la enfermedad vascular cerebral del Departament de Salut incluyeron la campaña Pren-te el pols (Tómate el pulso), vehiculada a través de las oficinas de farmacia comunitaria y dirigida a las personas de más de 60 años. El objetivo era reducir aún más los factores de riesgo que se pueden modificar gracias a la detección precoz y una buena estrategia de prevención.

Un nuevo reto inesperado: la contaminación

Los niveles altos de contaminación aumentan un 20% el riesgo de sufrir un ictus, según un estudio reciente del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y el Instituto de Salud Global (ISGlobal). La concentración de hollín en el ambiente, que sale de los motores de los coches diésel, provoca el desprendimiento de placas formadas por colesterol y otras sustancias que se agregan en la pared de las arterias y hacen un ictus, de tipo aterotrombótico.

A pesar de la evidencia científica que relaciona la polución con el riesgo de sufrir un ictus, muchas guías internacionales y profesionales médicos no son conscientes de este factor de riesgo y no lo tienen en cuenta a la hora de valorar el riesgo de sufrir un ictus. En esta línea, el pasado 22 de julio el Día del Cerebro puso el foco sobre esta cuestión, con el lema Aire limpio para un cerebro saludable.

Una de las medidas que se ha tomado para cambiar la situación es el etiquetaje de los vehículos en función del año de matriculación. Pero la clasificación por fecha de fabricación no tiene nada que ver con las emisiones de partículas y gases contaminantes de muchos coches. Esto quiere decir que muchos vehículos diésel son nocivos para la salud humana y superan los límites establecidos por las recomendaciones de la Unión Europea.

Decálogo para prevenir el ictus

La Fundació Ictus propone una serie de medidas para reducir y prevenir el riesgo de sufrir un ictus, basadas en la evidencia científica y los estándares de la organización europea Stroke Alliance for Europe (SAFE), de la cual es miembro.

1. Reducir la presión arterial
2. Dejar de fumar
3. Controlar el peso
4. Seguir una dieta equilibrada
5. Hacer ejercicio físico de forma regular
6. Controlar el consumo de azúcar
7. Moderar el consumo de alcohol
8. Cuidar la salud mental
9. Tomarse el pulso
10. Vigilar las grasas en sangre





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.