ESTÁS LEYENDO...

Dejar de fumar, una medida que ayuda a respirar má...

Dejar de fumar, una medida que ayuda a respirar más tranquilo en la cuesta de enero

La llegada de un nuevo año siempre lleva consigo nuevos propósitos, y abandonar el tabaco está presente en la lista de nuevas intenciones de muchos fumadores. Si a esto le sumamos el desembolso realizado durante las vacaciones de Navidad y el incremento del IVA del 18 al 21% en verano del pasado año, lo que supone un encarecimiento en el precio de las cajetillas de tabaco entre 30 y 45 céntimos, hace que este pueda ser un buen momento para animarse a dejar de fumar.

 
Son muchos los fumadores que no son conscientes del dinero que gastan cada año en tabaco. “La Ruleta del Ahorro”, alojada en www.pfizer.es, permite averiguar qué cantidad de dinero gasta un fumador en función de un periodo de tiempo determinado. Teniendo en cuenta un consumo diario de 15 cigarros, cada fumador español fuma una media de 13,4 al día, y un precio estimado por cigarro de 21 céntimos, se obtienen datos que resultan sorprendentes.
 
Tan sólo 15 días después de haber apagado el último cigarro, empiezan a notarse las primeras consecuencias en la cartera, ya que se consigue un ahorro de 45 euros, con esta cantidad podría disfrutar de un spa para dos personas o costearse la factura mensual del móvil, que en nuestro país se sitúa de media en 40 euros por persona. Pasado este periodo, las ventajas son cada vez mayores y tres meses después de haber iniciado el proceso de cesación, el ahorro se situaría en torno a los 284 euros, que podrían destinarse, por ejemplo, en disfrutar un fin de semana para dos personas en un parador, con desayuno incluido. Y un mes más tarde, con el dinero ahorrado (cerca de 400 euros) podría reservarlo para la vuelta al cole y comprar el uniforme de un niño de primaria.
 
En el terreno de las necesidades básicas, prescindir del tabaco en la economía familiar también aporta ventajas sobre la alimentación y la cesta de la compra. La OCU establece el precio medio de la compra mensual de una familia de cuatro personas en aproximadamente 570 euros. Esta cifra es el equivalente a la de la compra de tabaco durante seis meses, por lo que quienes se decidan a dar el paso de superar su tabaquismo en enero y depositen el dinero ahorrado en una hucha, podrían romperla en el mes de julio y realizar la compra mensual para cuatro personas con el dinero recaudado. Si se sigue en esta línea, en nueve meses el ahorro supera los 800 euros, la cantidad necesaria para apuntarse la autoescuela y sacarse el carnet de conducir tipo B a la primera.
 
Una decisión difícil que requiere ayuda médica
El factor económico tiene un peso importante a la hora de motivar a un fumador a dejar el tabaco, pero esta decisión reportará fundamentalmente sobre la salud y el bienestar de uno mismo y de los que están a su alrededor. No en vano, la Organización Mundial de la Salud reconoce el tabaquismo como una enfermedad. Por ello, es recomendable pasar por la consulta médica a la hora de planificar el mejor momento para iniciar la cesación.
 
En este sentido, algunos datos demuestran los beneficios del consejo médico a la hora de intentar dejar de fumar. Así, se sabe que una breve conversación de entre 2 y 5 minutos de duración con el facultativo incrementa significativamente las posibilidades de éxito, llegando incluso a duplicarlas. Por otro lado, estas visitas a la consulta pueden complementarse con una terapia farmacológica adecuada, algo que ayuda a prevenir 1 de cada 16 muertes prematuras por enfermedad cardiovascular entre fumadores.


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page