Denominación de origen.

-¿Puede usted dedicarme unos
minutos?

-¡Faltaba más, dígame!

-Es que estoy para volverme
loco. Tengo un escozor enorme en el ano

-¿Tiene hemorroides?

-No, ese es el caso, que
nunca he padecido almorranas. Sólo tengo picor

-Entonces, ¿un prurito?

-No gracias, no fumo

-Me refiero al prurito, que
es una situación que induce a rascarse permanentemente

-¡Exacto!.
Eso es lo que tengo y necesito algo, porque me he pasado la noche rascándome

-Eso no es bueno porque se
irrita más la zona afectada

-Pero es insoportable.
Viniendo por la calle me he tenido que meter dos veces en un portal, porque el
sitio donde me pica…¡ya me dirá usted!

-¿Y le ha empezado así de
golpe?. Es extraño

-Hace unos días tuve como una
pequeña erupción en todo el cuerpo

-¿Y se le quitó sola?

-Mi mujer me la miró y, como
tengo la piel muy sensible, me puso una crema que ella usa, fíjese que
mariconada

-El que el hombre use cremas
no es nada femenino, igual es la piel en ambos géneros

-Pero, ¡hombre!, ¿ ahora me voy a poner crema en el culo?

-Vayamos por partes. ¿Está
tomando usted alguna medicación?

-Nada en absoluto. Estoy,
gracias a Dios sano como una pera. Pero este picor…

-Es que hay veces que el
prurito lo desencadena algún tipo de medicamento. Los medicamentos tienen
efectos secundarios

-Pues deme alguno aunque me
produzca diarrea

-Es que, por lo que me dice
de anoche, creo que está usted metido en el círculo vicioso  picor-rascado

-En donde he estado metido ha
sido en el bidé lleno de hielo

-Pues eso irrita, aunque de
momento alivie por el mínimo  efecto
anestésico  del frío

-Todo eso está muy bien, pero
deme algo porque no puedo más

-Le voy a dar una pomada con
mentol, porque lo suyo es tópico

-De tópico nada. No creo que
haya mucha gente a la que le pique el culo como a mí

-Me refiero a que la pomada
es para aplicarla directamente sobre la zona afectada, porque el mentol tiene
un efecto analgésico y yo no puedo, sin receta, darle otros anestésicos, aunque
sean locales

-Pues démelo ya

-Pero, un momento, porque en
el prurito anal hay que descartar otras hipótesis. ¿Tiene lombrices?

-¡Y yo que sé!. No me pregunte más que me voy a buscar un portal

-No se preocupe que ahora
mismo se la doy y si quiere pasa al servicio. Pero tengo que hacerle otra
pregunta. ¿De tanto rascarse anoche se ha producido escoriación?

-¿Y eso que es?

-Una descamación del epitelio
que deja la dermis al aire

-Lo que he tenido al aire ha
sido el culo, pero deme ya la pomada

-Es que de estar escoriado,
el mentol de la pomada, inicialmente, le puede producir una cierta molestia

-Me da igual siempre y cuando
la pomada me quite el picor

-Por supuesto que le va  a aliviar, pero tenga en cuenta que los
problemas hay que atacarlos de raíz. Me preocupa la dermatosis de la que me
habló

-Ya le dije que desapareció
con la crema de mi mujer. Es que, por lo visto, tengo la piel muy sensible; con
cualquier cosa me sale un sarpullido

-¿Ve usted hombre de Dios
cómo puede ser una reacción alérgica?. ¿Tiene usted
plantas en su casa?

-No. A mí me gustan, pero mi
mujer dice que son un engorro. ¿Y que tienen que ver las plantas?

-Es que hay veces que las
flores, o el polen de éstas, causan o empeoran el prurito. ¿Y gato, tienen
ustedes gato?

-Sólo en el coche?. ¿Qué pasa ahora con el gato?

-Que los pelos de animales
pueden desencadenar picores e irritaciones en la piel. Tome la pomada

-Parece que se me está
pasando el picor. Será por la conversación

-Es que hasta los pruritos
pueden ser de procedencia psicosomática

-O de Cuba                                                                         



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page