ESTÁS LEYENDO...

Depilación a la carta, ni un pelo de más….

Depilación a la carta, ni un pelo de más….

CONSEJOSBELLEZA


DEPILACIÓN A LA CARTA

NI UN
PELO DE MÁS

Pese a tratarse de un gesto cosmético al que se
recurre durante todo el año, es con la llegada del buen tiempo cuando la
depilación se convierte en condición ?sine qua non? para adaptarse a la nueva
temporada. Elige el método, temporal o permanente, para acabar definitivamente
con el antiestético vello   


El
vello es una estructura formada por células queratinizadas que están
fuertemente adheridas o pegadas y que  se
originan en el folículo piloso. Se puede clasificar en tres tipos: el que no
depende del control hormonal y que está formado por el vello corporal, las
cejas y las pestañas; el que está bajo control hormonal y que corresponde al
vello axilar y pubiano; y el vello masculino (barba y bigote). Es por esta
razón por la que cada tipo de vello se comporta de forma distinta: por ejemplo,
el de las piernas crece como media 6,3 milímetros, mientras que el de las
axilas lo hace hasta dos veces más rápido. Aunque las mujeres de hoy en día lo
tenemos más fácil (la evolución de nuestra especie ha hecho que el vello se
haya reducido en cantidad y grosor) lo cierto es que la técnica de la
depilación se viene empleando desde tiempos inmemoriales. Las egipcias, por
ejemplo, elaboraban depilatorios a base de sangre animal y caparazones;
mientras que en Roma se empleaba una especie de pinzas depilatorias.

Actualmente
disponemos de métodos menos exóticos pero mucho más efectivos. Decantarse por
uno u otro está determinado por el tipo de vello y la zona a tratar.

Los
métodos, uno a uno

-Cuchilla:
Es el método más utilizado en el mundo. Consiste en aplicar un gel o jabón de
afeitar sobre la zona a depilar y pasar una maquinilla. Las de nueva generación
están especialmente diseñadas para ser utilizadas por la población femenina,
incluyen cabezales ovalados a prueba de cortes e incorporan una banda
lubrificante con ingredientes acondicionadores (el más utilizado es el aloe
vera).

-Pros: Es
un método muy rápido y económico.

-Contras:
El vello sale con más fuerza (aunque no en mayor cantidad); pueden aparecer
irritaciones en zonas sensibles; y si el afeitado es muy apurado, puede dar
lugar a vellos enterrados (pseudofoliculitis).

-Manual de
uso: El mejor momento para utilizarla es durante la ducha porque con la piel
húmeda resulta más cómodo. Además, si se aplica sobre la piel seca aumenta el
riesgo de que aparezcan granitos que pueden infectarse. Las zonas para las que
está más recomendada son las axilas, las piernas y las ingles.

-Lo que
hay que saber: Se recomienda no utilizarla antes de una exposición solar o
inmediatamente antes de meterse en la piscina, ya que tanto el sol como el
cloro pueden irritar la zona sensibilizada.

-Cera:
Consiste en la extracción del vello de raíz, aplicando el producto en sentido
contrario a su crecimiento y dando luego un suave tirón. Actualmente la hay en
tres versiones: caliente (disponible en pastillas que se derriten en un aparato
específico y se aplica luego sobre la piel); fría (en bandas, roll on o rodillo
especial); y tibia (se calienta en el microondas y aúna las ventajas de las dos
anteriores).

-Pros: El
arrancamiento repetitivo produce con los años un daño permanente en la matriz
del vello, resultado por tanto más duradera. Deja la piel más suave al tacto.

-Contras:
En el caso de la cera caliente, existe riesgo de irritaciones, quemaduras y
varices. Hay que tener cierta maña para realizarla ya que si el vello se parte
y no sale de raíz se favorece el riesgo de pseudofoliculitis.

-Manual de
uso: Para evitar que los pelitos se incrusten se recomienda exfoliar antes la
piel y, a continuación, frotarse con el guante de crin. De esta forma se
consiguen levantar los pelitos que por inercia de crecimiento no cruzan con
normalidad la piel.

-Cremas
depilatorias: Contienen sales de ácido glicólico, que rompen los puentes de
azufre que forman el vello. Para ello, hay que dajarla actuar un tiempo sobre
la piel y eliminarla con la ayuda de una espátula o algodón.

-Pros:  Son muy fáciles y rápidas de aplicar, además
de indoloras. Las de nueva generación han superado el handicap de sus
predecesoras: un olor excesivamente fuerte, por lo que, gracias a las nuevas
formulaciones, se han convertido en un gesto cosmético mucho más gratificante.

-Contras:
El vello sale rápido (a los 5-7 días). Pueden producir irritaciones (a veces
severas) y no se recomienda aplicarlas en el rostro.

-Manual de
uso: Puesto que se trata de un producto químico, hay que seguir las
instrucciones al pie de la letra, y no superar nunca el tiempo indicado ya que
se pueden producir quemaduras en la piel.

-Lo que
hay que saber: Antes de aplicarla conviene limpiar perfectamente la piel, y al
final se recomienda aplicar generosamente una emulsión hidratante

-Lo que
hay que saber: La cera tibia es el mejor sistema para depilar las piernas que
tengan problemas de varices o mala circulación sanguínea, ya que su temperatura
es igual a la del cuerpo y, por tanto, no quema ni dilata la piel.

-Depiladoras
eléctricas. Son aparatos de tamaño similar a las maquinillas eléctricas dotados
de un sistema de enganche que arranca el vello de raíz. Las más novedosas
presentan varias velocidades y están diseñadas para que la extracción sea lo
menos dolorosa posible y algunas incluyen dispositivos especiales para las
zonas sensibles.

-Pros: Los
resultados son óptimos y, al no dilatar el poro, resulta un método muy
higiénico. Puede utilizarse con el vello muy corto.

-Contras:
Todavía puede resultar bastante molesta, ya que extraer el vello ?en frío?
puede agredir la piel, provocando la aparición de pseudofoliculitis. Su precio
resulta más elevado que el de las otras opciones.

-Manual de
uso: Nunca hay que humedecer la piel previamente ni prepararla con ningún tipo
de cosmético o espuma. Lo mejor es usarlas en las piernas, y hacerlo sólo en
ingles y axilas en aquellas máquinas que tengan dispositivos especialmente
diseñados para estas zonas.

-Lo que
hay que saber: Lo mejor es realizar la depilación por la noche, antes de
acostarse, ya que con este método la piel queda enrojecida, especialmente en
los puntitos de cada folículo piloso, ya que ha sufrido la extracción del vello
desde la raíz.

El láser:
toda la verdad

Actualmente,
es posible despedirse del vello para siempre recurriendo a dos técnicas: la electrolisis
(se utiliza una aguja que se inserta en el folículo del vello, uno por uno,
produciendo después una quemadura eléctrica, para retardar el crecimiento del
mismo), y el láser (se elimina el folículo piloso sin afectar las estructuras
vecinas). ?Durante mucho tiempo se ha acreditado la electrolisis como un método
de depilación permanente (siempre que se realice por manos expertas). Pero su
principal pega ha sido su lentitud y lo dolorosa que resultaba?, explica la
doctora Josefina Royo, especialista en depilación y estética corporal del
Instituto Médico Láser, de Madrid. ?Por su parte, el láser consigue la
depilación permanente del pelo que elimina, siempre que éste reúna las
condiciones ideales que garanticen un resultado. Su gran ventaja es su rapidez
y eficacia por sesión: en 6-8 sesiones de una hora y media, una mujer puede
haber eliminado el 90 por ciento de su vello en piernas, ingles y axilas?,
añade la doctora Royo.

El
procedimiento es, a grandes rasgos, el siguiente: los rayos láser se dirigen a
los folículos del vello, donde son absorbidos por los gránulos de la melanina
(un pigmento del pelo) y transformados en energía calorífica. Teóricamente, el
folículo debería eliminarse al quemarse los gránulos, sin dañar la superficie
de la piel. El efecto es mayor en el vello moreno, porque contiene más
pigmento. ?Esta técnica es eficaz para el vello de calibre grueso o medio y
oscuro, color negro o marrón. En el caso de que sea cano, rubio o pelirrojo,
las posibilidades de obtener eficacia con láser son muy escasas, de ahí que lo
más aconsejable en este tipo de vello es depilarlo con los métodos
convencionales de toda la vida?, afirma la doctora Royo.

Retardadores
del crecimiento: ¿ funcionan?

Se basan
en la penetración de principios activos (aminoácidos, enzimas, compuestos
vegetales…) en el folículo piloso, donde reducen progresivamente el tamaño y
la actividad de la célula germinativa pilosa. Esta acción es selectiva, es
decir, sólo se destruye esa célula, dejando intactas las demás. Además, algunos
componentes interfieren en la síntesis de queratina, responsable de la
consistencia del vello. Primero, van debilitando el vello, prolongando así el
tiempo entre las depilaciones y a largo plazo hacen desaparecer totalmente la
producción de vello en la zona tratada. Se aplican  inmediatamente después de la depilación con
un suave masaje, para asegurar la penetración del producto. Su efectividad es
mayor después de la cera ya que con este sistema el folículo piloso está más
vacío y accesible, y el crecimiento se puede retardar hasta en un 50 por
ciento. Nunca deben usarse sobre la piel dañada (quemaduras, heridas sin
cicatrizar) ni sobre las mucosas. Se presentan en ampollas, en crema, en
toallitas, como hidratantes corporales e incluso como desodorantes.

El consejo de…

 

 

     

Profesión

?Consejo?



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page