ESTÁS LEYENDO...

DEPILACIÓN LÁSER ¿Para siempre?

DEPILACIÓN LÁSER ¿Para siempre?

DEPILACIÓN LÁSER ¿Para siempre?

Después de más de 10 años de experiencia,  los dermatólogos especializados en depilación láser responden a todo lo que necesitas saber sobre ella.  Entre otras cosas, a la pregunta de si es definitiva, la respuesta es un rotundo “sí”.

A día de hoy, la depilación láser puede decirse que es definitiva: existen más de diez años de experiencia, “los suficientes como para pensar que el vello no vuelve a salir”, explica la doctora Mª Teresa Gutiérrez Salmerón. “Eso sí, siempre que se emplee un láser adecuado, es decir con suficiente energía para la destrucción de los folículos pilosos, el vello también sea adecuado para su depilación, es decir grueso y oscuro  y, por supuesto, estemos hablando de un vello sin dependencia hormonal, entendiendo como tal la aparición de vello en la mujer en zonas propias del varón, ya que en este caso, aunque la destrucción del vello sea igual que en los otros casos, el crecimiento del pelo es gradual, en el transcurso de los años y por tanto, tendremos que ir destruyéndolo de forma también gradual”, comenta la dermatóloga.

¿Qué factores hay que tener en cuenta?
Por un lado el ciclo de crecimiento del pelo: sólo desaparece el 20% del vello en fase anágena, es decir, la fase del pelo en crecimiento. Aunque en cada sesión se depilan todos los vellos sólo se destruyen aquellos que están en fase de crecimiento, es decir en la fase de anagen, pero aunque en esta fase hay un 85% de vellos, la destrucción sólo se realiza en la fase de anagen precoz en la que sólo se encuentran un 20%.
Por otro lado hay que tener en cuenta el factor hormonal: habitualmente el pelo de las zonas más hormonales, como el rostro, necesita ser tratado durante toda la vida, y no hay garantías de que desaparezca. Cuando estamos tratando un hirsutismo, es decir, presencia de vello en la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosmujer en zonas donde habitualmente sólo aparecen en el varón; esta presencia siempre es de dependencia hormonal (en condiciones normales las mujeres sólo debemos presentar vello en axilas, ingles, brazos y piernas).

¿Es efectiva en todos los tipos de pelo?
El ideal es el negro en piel blanca. Lo importante no es el fototipo, sino el color del vello: en el oscuro la depilación es altamente eficaz, en los castaños la eficacia es menor y los canosos o totalmente rubios no respondan. En cuanto a los fototipos está claro que en un fototipo bajo, la intensidad que empleamos es mayor y por tanto la eficacia también.

¿Cuántas sesiones son necesarias?
Depende de cada persona y fototipo, pero en general, tras 4 ó 5 tratamientos, disminuye el 75%. En general nos movemos, en zonas sin dependencia hormonal, y entre 5-8 sesiones.

¿Cuáles son los láseres que ofrecen garantías y eficacia?
El láser Rubí casi no se utiliza, pues suele producir hiperpigmentación; el Neodimio Yag es de menor eficacia que otros; el Diodo, muy utilizado desde hace años, es eficaz aunque menos que el Alejandrita y duele un poco más; y por último el Alejandrita, es el más efectivo, sobre todo en fototipos altos, además el dolor es moderado.

¿Es el nuevo Soprano el gran descubrimiento?
Este sistema de aplicación extensiva en múltiples pasadas, se vendió en su día como perfecto para pieles oscuras o bronceadas. Sin embargo, son necesarias muchas pasadas para un resultado relativo, sobre todo en pieles bronceadas, donde la energía utilizada no puede ser alta. En cuanto al riesgo, supuestamente menor, lo es si se utiliza bien y no se detiene el profesional en las pasadas. Sí es menos doloroso. Un efecto secundario común es el alargamiento del pelo inmediatamente posterior a la depilación.

¿Es la Luz Pulsada Intensa (IPL) igual a la depilación láser?
La Luz Pulsada Intensa es otro sistema utilizado y eficaz, aunque sus resultados, según estudios comparativos,  son algo inferiores a la depilación láser.

¿Son válidos los láseres depilatorios de uso domiciliario?
Existen muchos hoy en el mercado. Desde luego, no sustituyen a los sistemas tradicionales, en cuanto a eficacia y seguridad: depilan mucho menos, a menudo no están exentos de riesgos y estos son los mismos que en un láser médico. Al carecer de un sistema de refrigeración, resulta más doloroso. Por último, no hay estudios suficientes que los avalen.

¿Es lo mismo depilación láser que fotodepilación?
Aunque se emplee el mismo término para ambas, la fotodepilación se refiere a la depilación con luz pulsada.

Decálogo para una fotodepilación segura
*Por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

1. Escoge siempre un centro médico. Lo ideal es que la depilación sea realizada por dermatólogos, o al menos supervisada por un dermatólogo, pues son los expertos en piel por definición.
2. En la primera visita debe practicarse: una buena historia clínica, una exploración dermatológica y una información exhaustiva que incluya la firma de un consentimiento informado.
3. Informar al profesional de si se padece alguna enfermedad fotosensible (que pueda empeorar con la luz) o si se consumen fármacos (algunos fotosensibilizan y son incompatibles con el láser).
4. El láser puede precipitar brotes de herpes. Conviene hacer profilaxis frente al herpes (que ha de ser prescrita por un médico) en los pacientes que lo padezcan (tanto herpes labial como genital, en los pacientes que vayan a depilarse el bigote o las ingles).
5. La presencia de vello en las mujeres en zonas donde habitualmente lo poseen los hombres se llama hirsutismo y puede ser el signo clínico de alteraciones hormonales varias. Esta condición obliga a un estudio médico más completo. Además, mientras la alteración hormonal persista, el resultado de la depilación no será óptimo.
6. No depilarse con sistemas de arrancamiento del vello (cera, pinzas…) desde un mes antes de acudir a la sesión de depilación. No hay problema en usar cuchilla o crema depilatoria. En cualquier caso, conviene tener algo de vello en la primera visita, para que el experto pueda evaluar sus características.
7. No acudir bronceado; esto aumenta significativamente el riesgo de tener efectos secundarios y además limita la efectividad de la sesión depilatoria. En ciertas localizaciones y en pieles muy pigmentadas puede ser aconsejable usar cremas despigmentantes antes de iniciar la depilación.
8. No tomar el sol sobre la zona depilada o usar fotoprotección estricta durante un mes tras la depilación; de esta manera se limita el riesgo de que aparezcan manchas.
9. Los dispositivos de depilación suelen ser dolorosos y el uso de anestesia tópica (en crema) es recomendable. Debe ser prescrita por su médico, que le informará además de cómo aplicársela de forma correcta.
10. Debe entenderse que nunca se obtiene una depilación definitiva del 100% del vello (un buen resultado es una alopecia definitiva del 85%), y esto es particularmente importante en el caso de los hombres, en que los resultados son más lentos y más pobres que en las mujeres.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?