DEPRESIÓN ¡Identifícala!

Según la OMS, cada episodio depresivo incrementa la probabilidad de una recaída posterior. De ahí la importancia de un correcto diagnóstico que permita el tratamiento precoz, así como la elección de un tratamiento que preste atención a dos de los principales efectos secundarios de los fármacos: la disfunción sexual y el aumento de peso.

Aproximadamente, el 60% de los pacientes que ha sufrido un episodio depresivo presenta al menos una recurrencia a lo largo de su vida. Sin embargo, hasta el 43% de los pacientes abandona el tratamiento y otro porcentaje importante no lo cumple como le ha sido prescrito. Esta falta de adherencia impide la recuperación de estos enfermos, de ahí la preocupación de los expertos por mejorar el cumplimiento del tratamiento antidepresivo teniendo en cuenta no sólo la eficacia del fármaco, sino atendiendo a las peculiaridades del paciente y a su estilo de vida, así como a los efectos secundarios del fármaco. Empecemos por distinguirla.

Estar triste no es estar deprimido

En primer lugar, según explicaban los expertos de Lundbeck con motivo del Día Mundial de la Depresión que se celebró el pasado 1 de octubre, conviene recordar que tristeza o melancolía no son sinónimos de depresión. Los períodos de tristeza o melancolía son inherentes a la experiencia humana. La tristeza es un sentimiento normal, pero puede llegar a ser patológica en función de su duración, intensidad y grado de interferencia en la conducta y la vida cotidiana de la persona.

Sus síntomas…

Los SÍNTOMAS NUCLEARES de la depresión son la tristeza patológica, la pérdida de interés o placer en casi todas las cosas y una disminución de la vitalidad.

Además, pueden aparecer OTROS SÍNTOMAS, como los sentimientos de culpa o de incapacidad, la irritabilidad, el pesimismo ante el futuro, las ideas de muerte o de suicidio, la pérdida de confianza en uno mismo o en los demás, la disminución de la concentración y la memoria, la intranquilidad, los trastornos del sueño y la disminución del apetito y de la libido, entre otros.

Los SÍNTOMAS COGNITIVOS como los problemas de concentración, falta de atención, dificultad para encontrar las palabras, enlentecimiento mental y dificultad en la toma de decisiones son algunos de los síntomas persistentes más comúnmente referidos en la depresión, incluso en pacientes con criterios de respuesta al tratamiento o remisión.

… Y sus consecuencias

  1. Entre las consecuencias derivadas de la depresión se encuentran el incremento en la morbilidad y mortalidad. Los pacientes con depresión tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares (accidente cerebrovascular e infarto agudo de miocardio), diabetes, así como otros trastornos psiquiátricos y ser consumidores de drogas.
  2. Mayor riesgo de suicidio. El suicidio se relaciona con una gran variedad de trastornos mentales graves y, en el caso de la depresión, el riesgo es 21 veces superior a la población general. La tasa de prevalencia del suicidio en España está en el entorno del 6,5-7 por 100.000 habitantes. Esto significa cerca de 10 muertes por suicidio cada día, la primera causa de muerte no natural.
  3. Discapacidad prolongada. Además, la depresión está asociada a un nivel significativo de discapacidad, con implicaciones sustanciales en la calidad de vida de estos pacientes y en su entorno familiar, laboral y social. En España, se ha estimado que la depresión provoca una discapacidad funcional completa de 47 días al año en promedio y una discapacidad funcional parcial de 60 días al año.

Objetivo: elegir bien el fármaco

En el marco del último Congreso Nacional de Psiquiatría, los doctores Luis Caballero, del Hospital Universitario HM Puerta del Sur y Marina luis caballeroDíaz Marsá, del Hospital Clínico San Carlos, han puesto en evidecia la necesidad de mejorar la adherencia de los pacientes al tratamiento antidepresivo en lugar de prestar atención únicamente a la eficacia del fármaco. Para ello es importante que a la hora de elegir un fármaco se piense en las características individuales de cada paciente, en su estilo de vida y en los efectos secundarios de los antidepresivos, ya que estos pueden reducir la calidad de vida del paciente y son la razón principal del incumplimiento.

1. Por ejemplo, la disfunción sexual (que afecta el 70 por ciento de los pacientes tratados con un inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina) es un efecto adverso sobre el que muchas veces no se habla durante la consulta, pero que es clave para el mantenimiento del tratamiento a largo plazo.

2. Por otro lado, el aumento de peso es otra de las causas más frecuentes de incumplimiento terapéutico y que se observa fundamentalmente en mujeres jóvenes de mediana edad.

3. Por último, el 64% de los psiquiatras que asistieron al simposio, considera que la estrategia más útil para mejorar la adherencia al tratamiento es potenciar la relación médico-paciente, en la que principalmente se debe trabajar la concienciación del enfermo. Es importante que éste sea consciente de las consecuencias de la interrupción del tratamiento para que se comprometa con él.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *