ESTÁS LEYENDO...

Diarrea del viajero, evitar el regreso forzoso.

Diarrea del viajero, evitar el regreso forzoso.

Diarrea del viajero, evitar el regreso forzoso.

DIARREA DEL VIAJERO

EVITAR EL REGRESO FORZOSO

Aunque la mayoría de los casos no son
preocupantes, la diarrea del viajero afecta cada año al 40 % de los turistas
españoles, pudiendo hacer que sus planes de viaje tengan que modificarse. Si
vas a viajar, recuerda que ?hombre precavido vale por dos?.

La diarrea del viajero continúa
siendo la infección más común en personas que realizan un viaje a regiones con
condiciones de salubridad inferior, fundamentalmente a África, Asia y América
Latina. La diarrea es, además, uno de los problemas más frecuentes en las
consultas de los centros de salud en España, ocupando el tercer lugar de
incidencia patológica, tras las infecciones agudas y la gripe. Según la doctora Rosa María López Gigosos, jefa de la Sección de Sanidad Exterior de la Dependencia de
Sanidad de Málaga, es de etimología múltiple, ya que un
85 por ciento de los casos es bacteriano, alrededor del 10 es parasitario y el
5 por ciento está causado por virus.

Aguas y comidas en mal estado

La diarrea en los viajes puede
estar asociada al viaje en sí o a cualquier situación en la que el sistema
inmune no está acostumbrado a ciertos patógenos intestinales. En países en vías
de desarrollo, sobre todo en los tropicales y subtropicales, hasta el 60% de
los viajeros pueden sufrir una diarrea, estando en el 30% de los casos
obligados a guardar cama. La principal forma de adquisición continúa siendo por
medio de agua o comida contaminada y los microorganismos que se encuentran con
más frecuencia son las bacterias y los parásitos. Una de las mejores formas de
evitar la diarrea del viajero es seguir algunas recomendaciones sencillas,
entre las que cabe mencionar: hervir el agua que se va a ingerir y usar
soluciones cloradas en el agua, cocinar bien los alimentos y lavar las frutas y
verduras con agua hervida con compuestos yodados  ya que entre los hábitos alimentarios que se
asocian con riesgo elevado de diarrea del viajero, destacan la exposición al
agua, la falta de higiene en alimentos específicos como las frutas, el lugar
donde se prepara el alimento y la persona que los prepara.

Ponerse ?a morir?

Los síntomas asociados a la
diarrea del viajero suelen ser tres o más deposiciones líquidas por día,
nauseas, vómitos, dolor abdominal, sangre visible en la deposición o fiebre. El
riesgo de padecimiento aumenta en 5 veces cuando la persona se traslada a
lugares con  condiciones de salubridad
inferiores a las de su lugar de origen o procedencia.

Prevenir con vacunas

Según un estudio realizado por la
doctora Gigosos, la vacuna oral frente al cólera y su actividad añadida frente a
la bacteria Escherichia coli enterotoxigénica
(causante de entre un tercio y la mitad de los episodios de DV en quienes
viajan a África, Asia y América Latina, según la OMS), reduce casi en un 20% la
posibilidad de la aparición de la Diarrea del Viajero. De igual modo, con la
vacuna se disminuye la duración de los síntomas de esta enfermedad.

¿Cómo combatirla?

El tratamiento va dirigido a reponer la flora y el
equilibrio electrolítico mediante ingesta de líquidos y sales minerales, para
lo que se recomiendan bebidas isotónicas o sales de rehidratación oral, de
venta en farmacia. Se puede hacer un suero casero con 1 litro de agua hervida, el
zumo de 1-2 limones, 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharadita de bicarbonato y una
pizca de sal. Entre los prebióticos, el Lactobacillus reuteri ha
demostrado reducir el tiempo de recuperación, produciendo además sustancias
antibacterianas y ácidos grasos que acidifican el lumen intestinal, inhibiendo
bacterias y manteniendo el buen funcionamiento de la mucosa intestinal. En
algunos casos, el médico puede recetar un medicamento del tipo difenoxilato con atropina o algún antidiarreico (loperamida o subsalicilato de
bismuto).





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?