ESTÁS LEYENDO...

“Disfunción eréctil, un problema de salud sexual o...

“Disfunción eréctil, un problema de salud sexual o un marcador de la salud integral del hombre”

“Disfunción eréctil, un problema de salud sexual o un marcador de la salud integral del hombre”
Dentro del XVIII Congreso Nacional y XII Internacional de Medicina General y de Familia, que ha tenido lugar en Vigo recientemente, se ha celebrado una mesa redonda que bajo el título “Disfunción eréctil, un problema de salud sexual o un marcador de la salud integral del hombre” ha abordado la necesidad de tratar las dificultades de erección como un indicador del estado de salud general del individuo y no como un simple cuadro aislado.


Moderada por Dr. Celestino Galiano Montes, Médico General y de Familia del Centro de Salud Seijo, de Marín, Pontevedra, y con la participación, como ponentes, de los Dres. Antonio Fernández-Pro Ledesma, Médico General y de Familia del Centro de Salud Menasalbas, de Toledo, e Higinio Flores Tirado, Médico General y de Familia del Dispositivo de Apoyo Distrito Sanitario de Málaga, esta mesa redonda, que cuenta con el apoyo de Bayer HealthCare, ha dado una visión general de la disfunción eréctil (DE) y el síndrome de déficit de testosterona (SDT), posicionando a la DE como una “puerta de entrada” a la salud del hombre. Y es que, las dificultades de erección deben  considerarse parte importante de la salud general del hombre ya que, no sólo afectan al bienestar y la calidad de vida del individuo y su pareja, sino que, en muchas ocasiones, son una señal de alerta de que existen otros problemas de salud no tratados, como pueden ser hipercolesterolemia, hipertensión, diabetes, problemas cardiovasculares, déficit de testosterona, etc. Además, se ha comprobado que, en muchas ocasiones, el hombre puede sufrir un problema de salud cardiovascular importante (infarto de miocardio o ictus) entre dos y cuatro años después de presentar DE, ya que el daño vascular se manifiesta en primer lugar en las arterias más pequeñas, como los vasos sanguíneos de los cuerpos cavernosos del pene.
 
Así, para el Dr. Fernández-Pro “la DE no es sólo una patología de índole sexual, la DE es un síntoma centinela de otras patologías, sean cardiovasculares, metabólicas etc. Es por ello que los problemas de erección deberían de formar parte de la historia clínica de cualquier hombre a partir de los 40 años. Recoger esta información  permitirá al médico de cabecera valorar la salud integral de su paciente”. A lo que añadió “la DE es el primer síntoma de muchas otras patologías, como el SDT. La relación directa entre DE y SDT es un hecho constatado. Así pues, un análisis de sangre permitirá resolver muchas dudas, y una simple solicitud de los niveles de testosterona total nos ayudarán a realizar un primer screening sobre el estado hormonal del paciente”.

Sin embargo, existen muchas evidencias que demuestran que los hombres, son bastante más reacios que las mujeres a utilizar los servicios sanitarios. Este hecho limita las oportunidades para que los médicos de Atención Primaria, puedan valorar su salud y su bienestar general, por lo que sus patologías muchas veces son menos tenidas en cuenta o estudiadas a tiempo.

Esta mesa redonda ha tratado de poner en evidencia estas situaciones al médico de atención primaria y de plantear un nuevo enfoque en la asistencia sanitaria del hombre: “Trate la DE, controle el SDT”.

Tratamiento
En la actualidad existen tratamientos eficaces y seguros tanto para la DE como para el SDT, siempre que se tomen bajo prescripción médica. Recientemente ha llegado al mercado español el primer tratamiento para la DE en forma de comprimido bucodispersable, en una dosis única de 10 mg, administrado a demanda. Esta nueva presentación, investigada y desarrollada por Bayer  HealthCare,  tiene sabor a menta y se disuelve en la boca en pocos segundos sin necesidad de tomar agua, proporcionado a los hombres con disfunción eréctil un tratamiento más flexible y cómodo, que se presenta en un novedoso envase de color negro, del tamaño de una tarjeta de crédito. Así, esta nueva opción terapéutica consigue aportar mayor espontaneidad a las relaciones sexuales.

Acerca de la disfunción eréctil
La DE es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección suficiente para una actividad sexual satisfactoria. Se estima que 152 millones de hombres en el mundo padecen DE, lo que supone el 16 por ciento de todos los varones entre 20 y 75 años. Y la predicción es que para el año 2025 esta cifra haya aumentado hasta los 322 millones. Pero a pesar de que la prevalencia de la enfermedad es alta algunos datos recientes sugieren que la mayoría de los hombres con DE no buscan tratamiento. Además, la disfunción eréctil puede ser un primer síntoma de comorbilidades cardiovasculares y por tanto debería de ser tomada muy en serio por médicos y pacientes. Para más información www.TenemosUnaEdad.com Teléfono: 902 202 071.

Acerca del Síndrome del Déficit de Testosterona
Se calcula que, entre 20 y el 40 por ciento de los hombres mayores de 50 años presentan una disminución de los niveles de testosterona, un problema que disminuye la calidad de vida y que muchas veces es confundido con el envejecimiento.

Entre los síntomas de SDT se encuentran la depresión, fatiga, dificultad de concentración, disminución de la masa muscular, aumento de la grasa corporal, irritabilidad, ansiedad, disminución del deseo sexual y disfunción eréctil. Además el SDT está estrechamente relacionado con el Síndrome Metabólico (diabetes, hipertensión, colesterol, dislipemia).

Sólo se requiere un sencillo análisis de sangre y una evaluación médica para detectarlo. Pero a pesar de esto menos de un cuatro por ciento de los hombres que padecen este síndrome en España reciben el tratamiento adecuado.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?