ESTÁS LEYENDO...

Doctora Susana Monereo: "Hay que volver a los...

Doctora Susana Monereo: "Hay que volver a los garbanzos"

Doctora Susana Monereo: "Hay que volver a los garbanzos"
El I Foro sobre obesidad y estilo de vida saludable reúne a doctores en
endocrinología, expertos en nutrición y actividad física, con los
responsables de la salud de la población en las instituciones y con las
empresas de alimentación y servicios que se comprometen en esta batalla
contra la obesidad a través de sus productos. Prevenir la obesidad fomentando cambios en la alimentación y la actividad física, promocionando un estilo de vida saludable es un terreno donde todos podemos actuar.

Sabemos que el exceso de peso representa el mayor problema de salud de la población occidental. En nuestro país afecta a más del 50%, con especial incidencia en los niños y jóvenes, lo que significa que más de 22 millones de personas están en situación de riesgo y que obligatoriamente deben cambiar sus hábitos de vida y de alimentación

¿Merece una reflexión en profundidad por parte de todos los sectores sociales implicados?
Según la doctora Susana Monerero, Jefa de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Getafe  “ahora ya sabemos que los genes determinan lo que comemos y lo que nos sienta bien, pero con la epigenética también sabemos que lo que comemos influye en cómo se manifiestan nuestros genes”.

Para la endocrinóloga, el problema es más de hábitos, de educación: “Cuando la gente lee que algo es sin gluten o sin grasas trans, se come el doble. El resultado es que cada vez tenemos más gordos. Que algo sea considerado saludable no quiere decir que haya que comérselo todo. ¿Hay una solución? Si, volver a los garbanzos”.

Sobre la obesidad se dicen muchas cosas, cada uno tiene su receta mágica pero ¿es correcta y válida para todos? se habla de dietas y parece que “todo vale”, se crean cánones de belleza que confunden a jóvenes y adolescentes, se producen medicamentos y “remedios infalibles” que se publicitan como definitivos para erradicar la obesidad y cuyos nombres pasan de uno a otro sin control.

Hablamos de deporte, de actividad física y esperamos que treinta minutos de esfuerzo sobrehumano borren treinta días de hábitos insanos.

En el caso de los niños y adolescentes, es especialmente preocupante: expuestos desde la infancia a una alimentación inadecuada y una movilidad reducida y, en la mayor parte de los casos, al rechazo social con los consiguientes problemas psicológicos.

¿Está la solución en lo que se come? Según los expertos, una de las causas, concretamente en nuestro país, del avance de la obesidad es el cambio en la dieta, el abandono de la llamada “dieta mediterránea” que por otra parte es un concepto que se aplica a distintas dietas (magrebí, egipcia, turca etc.)

Sin embargo la solución está en cómo se come y en cómo se vive. No hay alimentos malos, hay hábitos malos de alimentarse, como no son malos en sí mismos los juegos de ordenador sino el uso abusivo de ellos.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?