ESTÁS LEYENDO...

Dr. Aramberri: “Las nuevas lentes intraoculares di...

Dr. Aramberri: “Las nuevas lentes intraoculares disminuyen la indicación del láser”

Dr. Aramberri: “Las nuevas lentes intraoculares disminuyen la indicación del láser”

El desarrollo que se está produciendo actualmente en la tecnología de lentes intraoculares está cambiando la cirugía ocular, ya que la mejora en eficacia y seguridad que proporcionan hace que cada vez más cirujanos indiquen la implantación de estas lentes para la eliminación de gafas y lentillas, reduciendo de esta forma la necesidad del láser. Así lo asegura el Dr. Jaime Aramberri, responsable de la Unidad de Cirugía Refractiva de Innova Ocular Begitek, con sede en San Sebastián y Beasáin y perteneciente a Innova Ocular, red nacional de clínicas de Microcirugía Ocular de consolidado prestigio y tradición

Y es que, si bien el láser excimer revolucionó la cirugía ocular desde los primeros años 90 al permitir eliminar la miopía, hipermetropía y astigmatismo con una intervención rápida e indolora, con el tiempo se han visto “ciertas limitaciones en su uso”, como la “imposibilidad de corregir totalmente la presbicia en mayores de 50 años y cierto riesgo para la córnea en graduaciones superiores a 6-8 dioptrías”, indica.

En este escenario, los avances en el desarrollo de lentes intraoculares están ampliando las perspectivas de tratamiento, ámbito en el que el Dr. Aramberri es especialista, al ser pionero a nivel mundial en la implantación del último modelo de lente ICL (implantable collamer lens), llamada ICL Evo+, que presentó en 2016 en varios congresos nacionales e internacionales. La Evo+ es una evolución de la lente ICL V4c que se empezó a implantar en 2011, cuya “última mejora consiste en un incremento de la zona óptica efectiva que participa en la visión, aportando un aumento promedio del 20 por ciento de superficie óptica”, explica el responsable de la Unidad de Cirugía Refractiva del centro vasco, apuntando como principales beneficiarios de esta tecnología a los miopes con graduaciones de entre 1 y 15 dioptrías.

La ventaja más destacable de esta lente es una mejora en la calidad de visión nocturna, con reducción de efectos molestos tipo halos y destellos, y una disminución del riesgo de que cualquier mínimo descentramiento afecte a su rendimiento. “La ICL lleva cosechando éxitos muchos años –continua el doctor-, y esta última mejora es la guinda que corona el pastel”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.