ESTÁS LEYENDO...

Dr. Santiago Palacios: “Sí, estoy a favor de la ex...

Dr. Santiago Palacios: “Sí, estoy a favor de la existencia de densitómetros en las farmacias”

El doctor Santiago Palacios ocupa, desde diciembre del año pasado, el cargo de presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabolicas Oseas (FOEHMO), sustituyendo al anterior, el doctor Manuel Díaz Curiel. Con motivo de su nuevo nombramiento, charlamos con él sobre una de las patologías más prevalentes en la menopausia: la osteoporosis.

Licenciado en 1979 por la Universidad Complutense de Madrid, se especializa en Ginecología y Obstetricia y en 1982, obteniendo el título de Doctor “Cum Laude” y comienza su carrera como doctor en La Fundación Jiménez Díaz de Madrid. A principios de los años 80 comienza a participar de forma activa en congresos e instituciones internacionales, actividad que le conduce a un creciente interés por la investigación avanzada dentro del campo de la medicina de la mujer. A él le debemos la primera Unidad de Menopausia de España en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, en el año 1989.

Los huesos del esqueleto humano están en constante cambio, ¿en qué momento de la vida empieza a destruirse más hueso del que se forma?
El momento pico, donde  hay un máximo de masa ósea es alrededor de los 30 años. A partir de ahí hay una meseta en que se mantiene. En las mujeres, a partir de la menopausia las pérdidas son claramente superiores a las ganancias.

Esta pérdida de hueso, ¿afecta en igual medida al hombre que a la mujer y a las mismas edades?
A partir de los 50-55 afecta a hombres y mujeres, pero por causas diferentes: en la mujer se debe principalmente a la menopausia, afectándole las fracturas osteoporóticas respecto al hombre en una proporción de 3 a 1.

¿Existen factores desencadenantes para que esto ocurra? ¿Podría hablarnos de los factores de riesgo por sexo?
Genéticamente, la masa ósea de la mujer es inferior a la del hombre. Además la mujer está sometida a los vaivenes de la menopausia, momento en que se produce una brusca caída de los estrógenos. El hombre tiene un declinar de la testosterona, pero mucho más suave. El 40% del hueso es genético, mientras que el resto (60%) dependen del estilo de vida: práctica de deporte, alcohol, cafeina, medicamentos, ingesta de calcio…

¿Cuántos tipos de osteoporosis existen y cuál es la más grave?
La más grave es la fractura osteoporótica y, en concreto, la primera fractura. Por ello se le está dando mucha importancia a evitar que se produzca por primera vez. Pero lo siguiente más grave y en parte, imperdonable, es incurrir en fracturas posteriores. Se puede hablar de 2 tipos de osteoporosis: la secundaria que deriva de una patología conocida (también evitable sabiendo que hay medicamentos que actúan ante esa pérdida de masa ósea -paratiroidismo, excesos de corticoides…-). La llamamos secundaria porque se corrige corrigiendo la enfermedad. Y la “esencial” que es el sumatorio de los factores genéticos y el estilo de vida.

El paso previo a la osteoporosis es la osteopenia…
La ostopenia actualmente se considera un factor de riesgo más.

Qué papel ejerce el ejercicio físico sobre el hueso. ¿Cuáles son los ejercicios más recomendables?
Los pilares de prevención deben ser la alimentación y el ejercicio físico, sobre todo el ejercicio aeróbico y el anaeróbico. El aeróbico es el más importante. Caminar es el que ponemos como prioritario, con el ejemplo de 10.000 pasos diarios, beneficioso cardiovascularmente y porque la contracción del músculo estimula la formación de hueso. La natación no es recomendable y respecto a bicicleta, es recomendable la bici estática.

¿Y la dieta?
Es aconsejable tomar tres lácteos al día, así como una exposición diaria al sol (mínimo 15 minutos) por la vitamina D. Cuando hay déficit de calcio o de vitamina D, conviene suplementar.

La metrorragia, ¿qué influencia tiene en la osteoporosis?
No es un riesgo. La menorrea, la ausencia de regla sí que es un factor de riesgo. Cualquier mujer joven que lleva más de tres meses sin regla, se considera que puede tener pérdida de masea ósea. La menopausia precoz también se considera un factor de riesgo.

¿Existe alguna otra prueba de diagnóstico que no sea la densitometría?
Sí, la radiografía sigue teniendo su valor diagnóstico-pronóstico. La resonancia magnética (más costosa y con una exposición a radiaciones). La Gold standar es la densitometría. También se da importancia a los tests de factores de riesgo (FRAX) que pueden permitir calcular las probabilidades de sufrir una fractura.

¿Cree que el parque densitométrico en España es suficiente? Con qué periodicidad se repiten las pruebas y cuál es el protocolo de actuación real.
En su momento sí lo fue, pero ahora, no. En cuanto a la periodicidad, es un tema individual que depende del resultado de esa densitometría, del criterio del médico, etc. Hay que hacerla cuando sea interesante para ver la evolución, estudiar un posible cambio de tratamiento, etc.

¿La osteoporosis se cura? ¿Existen tratamientos avanzados?
No se cura. Es una enfermedad crónica. Pero sí se pueden dar vacaciones terapéuticas. Hay mujeres que con el tratamiento y las medidas tomadas han mejorado su densidad ósea y modificado los factores de riesgo. Respecto a los tratamientos más avanzados, en la actualidad podemos mencionar los anticuerpos monoclonales, orientados a la formación del hueso. Se está viendo que, si bien es importante detener la destrucción de hueso, no es suficiente. En 2 años aproximadamente estará disponible un anticuerpo monoclonal formador del hueso: romosozumab.

¿Es cierto que muchas mujeres tienen tratamientos muy largos (de 8, 10 e incluso 15 años), del mismo medicamento, y sin embargo nunca le han realizado una densitometría?
Dos conceptos que nos preocupan: estamos tratando pacientes que no necesitan tratamiento y estamos dejando de tratar a otros que sí lo precisarían. De ahí la importancia de la detección precoz y el concepto prevención.

¿Cuál es, a su juicio, el papel que ejerce el farmacéutico en la prevención de la osteoporosis?
El papel del farmacéutico es fundamental en la prevención de esta enfermedad. El farmacéutico tiene vital importancia en el seguimiento de la salud del ciudadano a través de los medicamentos que utiliza y estos conocimientos son perfectamente aplicables dentro de las medidas preventivas para esta patología y otras muchas.

Y en las farmacias, ¿vería bien la instalación de densitómetros como medida de detección precoz? 
Es un tema que debe tomarse en su justa medida. Sí estoy a favor de la existencia de densitómetros en las farmacias. No deja de ser formación, prevención, aviso… y eso para mí es positivo. Este tipo de acciones crean una formación continuada del paciente, la está aconsejando, previniendo.

Teniendo en cuenta que España es el segundo país más longevo de Europa y que las mujeres viven un tercio de su vida en la etapa menopáusica, ¿cómo se explica que a esta patología se le preste mucha menos atención que a otras postmenopáusicas como el cáncer de útero o el de mama? ¿Cuáles son los índices de mortalidad por osteoporosis?
Pienso que hay un enfoque equivocado: las fracturas de cadera van in crescendo y sin embargo, no se le hace el caso suficiente por el miedo a que se dispare el consumo de fármacos, cuando la idea debería ser trabajar en las medidas preventivas.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *