DROGAS. El deporte las aleja

Publicado por el 24/06/2009
999544.jpg


Si temes por el futuro de tus hijos, anímales a practicar algún deporte. Nada ayuda más a alejar el fantasma de las drogas que una actividad física lúdica y entretenida.

Según recuerda la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), las drogas más consumidas por los adolescentes son el alcohol y el tabaco, sustancias con las que se tiene un primer contacto a los 13 años. Les sigue el cannabis, cuya edad media de inicio de consumo se sitúa en los 15 años. A partir de esa edad comienza el contacto con otras drogas como la cocaína o el LSD. Entre los 20 y los 24 años es cuando se produce un consumo más frecuente y abundante de drogas tanto legales como ilegales.

Visto esto, no es de extrañar que el alcohol y estupefacientes sea una de las grandes preocupaciones de todos los padres con hijos en la adolescencia, una etapa de la vida en la que resultan decisivas las amistades y actividades que el joven lleve a cabo durante su tiempo libre. Y una buena arma para alejarlos de ellas es la práctica deportiva. Expertos reunidos en  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosla jornada Deporte y adolescencia: ¿una alternativa de ocio?, celebrada de la mano de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid, han señalado que el deporte puede constituir una opción lúdica alternativa a contextos que propician conductas como el consumo de alcohol y de otras sustancias.


¿Por qué?


• En una etapa de la vida tan crítica como es la adolescencia es muy importante que los jóvenes tengan alternativas de ocio seguras. El 60% de los jóvenes que consume estupefacientes lo hace para divertirse, por lo que “es evidente que el tiempo que un adolescente pasa practicando algún deporte no está consumiendo drogas” subraya Miguel Carmelo, presidente de Laureate International Universities para la Región Mediterránea y presidente de la Universidad Europea de Madrid. “Tampoco hay que olvidar que el entorno es fundamental en el inicio del consumo y, sin duda, en el ámbito deportivo hay menos drogas que en otros”, añade. “Pero además hay que tener en cuenta que si está muy implicado con su equipo querrá estar fresco para jugar bien o poder entrenar, lo que a su vez supone un escudo protector frente a las sustancias”, concluye el especialista.

• Ignacio Calderón, director general de la FAD, explica además que la práctica de deporte “favorece el desarrollo de mecanismos y hábitos que enlazan la inteligencia, la motivación y la acción; centra el placer en el individuo y en las relaciones personales en lugar de hacerlo sobre la posesión de objetos”.


Drogas y TDAH

En España hay 80.000 personas adictas a sustancias tóxicas. “Un 25% de estos adultos adictos realmente sufren un trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) que no ha sido diagnosticado a tiempo”, afirma el Doctor Pablo Vega, Vicepresidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD). Es por ello, explica, que un diagnóstico temprano, durante la infancia o la adolescencia, puede evitar problemas futuros. De lo contrario, a medida que el adolescente o el adulto con TDAH se encuentre mal y fracase en su integración social, puede comenzar a automedicarse con sustancias tóxicas como las drogas, cantidades masivas de cola, tabaco o alcohol.