ESTÁS LEYENDO...

El 16% de los adolescentes españoles tiene conduct...

El 16% de los adolescentes españoles tiene conductas violentas

El 16% de los adolescentes españoles tiene conductas violentas

Consumo excesivo de drogas y alcohol, relaciones sexuales precoces y violencia son actitudes frecuentes en el adolescente para manifestar su rechazo a las normas establecidas y como autoafirmación personal.

Los expertos estiman que entre un 11 y un 16% de los adolescentes españoles manifiesta conductas agresivas. Y es que, este tipo de comportamientos, que cada vez ocupan más espacio en los medios de comunicación, han aumentado en los últimos años entre la población joven. “Se ha experimentado un incremento claro de los casos de agresividad entre los adolescentes, lo que es fruto de una menor capacidad en este grupo de población para expresar sus sentimientos y afirmar su personalidadr”, ha asegurado el Académico de Número Ángel Nogales Espert, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital 12 de Octubre de Madrid, en su reciente conferencia “Exceso de los adolescentes: El fracaso de la familia y la sociedad”, celebrada recientemente en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM).
 
 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos
Las conductas violentas constituyen uno de los excesos de comportamiento más frecuentes en la adolescencia. “Durante esta etapa”, ha explicado el profesor Nogales Espert, “se detectan, cada vez de forma más temprana, problemas de drogadicción, disfunciones en las relaciones familiares y algunas patologías propiamente psiquiátricas, como son la depresión, la ansiedad o los trastornos de la conducta alimentaria. Aunque el consumo de drogas, la violencia y las relaciones sexuales precoces son los comportamientos más frecuentes y, a veces coinciden los tres en un mismo individuo, no se puede establecer ningún tipo de prelación entre ellos”.
 
Prevenir el problema
La educación es el arma más eficaz frente a los comportamientos agresivos y la violencia. Para este experto, es importante transmitir valores, estimular comportamientos y actitudes y poner límites. “La prevención de este tipo de problemas debe iniciarse antes de la adolescencia, durante la niñez, y en el entorno familiar y en la escuela. Aunque la solución no es sencilla, es importante tener en cuenta algunas pautas como son aumentar la autoridad moral en la escuela; evitar las medidas punitivas sistemáticamente y sustituirlas por otras dialogantes y, por último, favorecer un ambiente de afecto. Para los jóvenes es fundamental contar con modelos a los que imitar y educarse en un mundo de valores personales y sociales”.
 
Por último, el profesor Nogales Espert hizo hincapié en la influencia que tienen los medios de comunicación en los adolescentes, que continuamente difunden imágenes cargadas de violencia y con un alto contenido sexual. “Hay que ser conscientes de que no se le puede pedir un comportamiento cívico a una persona que, desde su infancia, ha vivido en un hogar que ha descuidado su educación y donde no ha tenido referencias de comportamiento ni de valores. Personas que además han sido bombardeadas, a través de los medios de comunicación, con escenas de violencia, actitudes depredadoras y sexo incontrolado. Las medidas a tomar deberían afectar, por tanto, a la familia, a la escuela y a la sociedad en sentido amplio”, concluyó el profesor Nogales Espert.
 
En su página Web, la RANM (www.ranm.es) incluye un amplio resumen de las conferencias de las distintas sesiones así como el calendario de las intervenciones programadas.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?