ESTÁS LEYENDO...

El 60% de los cánceres de recto se tratan con radi...

El 60% de los cánceres de recto se tratan con radioterapia

La Escuela Española de Oncología Radioterápica (EEOR), que pertenece a la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), celebra su I Curso de Tumores Digestivos. El objetivo es la integración del tratamiento radioterápico en el manejo multidisciplinar de los tumores digestivos, de acuerdo con la evidencia científica. La doctora Cerezo puntualiza que “se estudiarán en cada loca­lización tumoral las indicaciones del tratamiento radiote­rápico, la asociación de quimioterapia y la delimitación de los volúmenes de irradiación, utilizando casos clínicos, que el alumno resolverá con ayuda de los profesores”. La Dra. Mª Ángeles Pérez Escutia, médico adjunto del Servicio de Oncología Radioterápica H.U. Doce de Octubre de Madrid y codirectora de Curso, considera que “las nuevas tecnologías constituyen uno de los avances destacados en la especialidad, de hecho tienen un futuro muy prometedor en el tratamiento radioterápico de los tumores digestivos”.

Existen varios tipos de cánceres digestivos, el más común es el de colon, seguido de los de recto, estómago, páncreas y esófago. El cáncer colorrectal (CCR), en conjunto, es el tumor maligno de mayor incidencia en nuestro país. Cada semana se diagnostican en España más de 500 casos de CCR y fallecen casi 260 personas por la enfermedad. La Dra. Laura Cerezo, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, coordinadora del grupo de trabajo de tumores digestivos de SEOR y organizadora del curso, comenta que las variaciones que han sufrido este tipo de tumores en los últimos años se deben en gran medida a los hábitos alimenticios de la población. “La incidencia de cáncer de estómago está disminuyendo al haberse reducido el consumo de carne o pescados ahumados o en salazón. Por el contrario, la incidencia de cáncer colorrectal y  cáncer de páncreas está aumentando, se piensa que por el mayor consumo de carnes y grasas saturadas” explica la especialista.
Actualmente, el cáncer de recto se cura en el 70 y 80% de los casos, pero es a partir del estadio II cuando se administra radioterapia para aumentar el control local. Con el tratamiento combinado de cirugía más radioquimioterapia preoperatoria, la tasa de recidivas locales (es la reaparición del tumor maligno tras un periodo más o menos largo de ausencia de enfermedad) está en unos índices bastante bajos, por debajo del 15%. Sin embargo, comenta la doctora, “la tasa de metástasis a distancia no es desdeñable pudiendo alcanzar el 20-30% de los casos, necesitando estos pacientes tratamiento sistémico, bien con quimioterapia o con terapias biológicas”. El cáncer de páncreas, por el contrario, es el de peor pronóstico, con supervivencias a cinco años por debajo del 15-20%. Los carcinomas de esófago y estómago se sitúan en una franja intermedia, con supervivencias entre el 20–30%, dependiendo del estadio en el momento del diagnóstico.