ESTÁS LEYENDO...

El 60% de los jóvenes españoles reconoce los riesg...

El 60% de los jóvenes españoles reconoce los riesgos del cannabis

Los riesgos del cannabis

Mayoritariamente (59,1%) los adolescentes y jóvenes españoles de 16 a 34 años consideran al cannabis una sustancia bastante o muy peligrosa. Y sólo el 14% de ellos consideran que su consumo acarrea pocos o ningún problema. Sin embargo, y a pesar de esta percepción del riesgo, un 45,5% de adolescentes y jóvenes cree que debería permitirse a los adultos su consumo privado; el 14,5% opina que debería permitirse su consumo, incluso público, sin ninguna limitación; y el 2,7% cree que debería estar permitido su consumo a cualquier persona y en cualquier circunstancia. Por el contrario, un 26% considera que debería prohibirse y sancionarse su consumo incluso en privado.

Estos son algunos datos del estudio “Tendencias de cambio en la representación del cannabis. La perspectiva de adolescentes y jóvenes españoles” presentada hoy en Madrid. La investigación ha sido elaborada, gracias a la financiación de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado e independiente creado por la FAD. El estudio ha sido elaborado mediante una encuesta online a 1.205 jóvenes entre 16 y 34 años en tres franjas de edad (16-24 años, 25-30 años y 30-34 años). Además se ha complementado con tres grupos de discusión.

Entre otros temas, la investigación analiza porcentualmente en qué grado los adolescentes y jóvenes españoles aceptarían un proceso de legalización/regulación del cannabis; cómo se valora el riesgo de su consumo; la opinión sobre los clubes/asociaciones cannábicas; qué medidas de enfrentamiento demandan de manera prioritaria; o qué fórmulas propondrían para su venta, consumo y cultivo. También se realiza una tipología de los adolescentes y jóvenes españoles en virtud de su posicionamiento frente al riesgo percibido y su posición de rechazo o apoyo de un hipotético proceso de liberalización.


Percepción de la peligrosidad
Como ya hemos apuntado, en términos generales, el cannabis se considera mayoritariamente una sustancia peligrosa. Sólo un 14% minimiza su riesgo o peligrosidad, frente a casi un 60% que cree que es bastante o muy peligrosa. Sin embargo, el nivel de riesgo está muy matizado según el tipo de consumo: probar, consumir fines de semana o consumir a diario. El consumo diario es considerado como fuente de problemas por el 63% de adolescentes y jóvenes y sólo el 9,8% piensa que el consumo, en general, es inocuo para las personas que están sanas.

El 15% considera que el consumo esporádico puede causar problemas, mientras que el 27% cree lo mismo del consumo en los fines de semana, aunque sea habitual. Además, una proporción similar (28%) opina que el consumo frecuente no tiene por qué crear problemas. Los problemas que se consideran más probables son los de tipo legal y los asociados al trabajo y/o los estudios; salvo cuando se observa a consumidores o consumidoras que ya se considera que tienen problemas con el cannabis, situación en la que se destacan los problemas de relación con personas cercanas (familia, amigos, pareja).

A pesar de que se interpreta que el consumo en adultos de cannabis está fundamentado en razones de decisión personal, se entiende que los motivos iniciales son sociales, y en torno al ocio. Así, el 53% de los jóvenes afirma que un motivo iniciático de consumo de cannabis es que sea compartido en el grupo de amigos, mientras el 49% señala que se consume para divertirse y pasarlo bien.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.