ESTÁS LEYENDO...

El 90% de las mujeres operadas de cáncer de mama c...

El 90% de las mujeres operadas de cáncer de mama conservan el pecho intacto

Aparatos y técnicas innovadoras, tratamientos menos agresivos y a la medida del paciente, ponen de manifiesto un año más que la lucha contra el Cáncer de Mama no cesa. A pesar de que según el Dr. Antonio Sierra, Coordinador de la Unidad de Mama de la Clínica Ruber “las estadísticas indican que 1 de cada 10 mujeres padecerán esta enfermedad a lo largo de su vida”, a las puertas de conmemorar el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama el especialista de la Clínica Ruber se muestra optimista y no duda al asegurar que “podemos hablar de importantes avances”.

Aunque un diagnóstico precoz sigue siendo la mejor arma en la lucha contra el cáncer de mama, son muchos los avances de los que se puede hablar en el tratamiento de esta enfermedad. Los avances experimentados en los últimos años han conseguido paliar una de las partes más traumáticas de la enfermedad, como es evitar la amputación del pecho. Así, las novedosas técnicas que la Clínica Ruber pone a disposición del paciente consiguen que en el 90% de los casos la mama quede intacta tras la cirugía y que la operación pueda realizarse en régimen ambulatorio de hospital de día.

En este sentido las biopsias radioguiadas han supuesto un gran avance en el tratamiento de la enfermedad. Se trata de una técnica que utiliza el radiólogo para localizar lesiones incipientes no palpables, biopsiarlas y analizarlas. Posteriormente el cirujano realiza una pequeña incisión alrededor de la areola, lo que garantiza un resultado positivo tanto en el ámbito médico como estético y sin necesidad de hospitalización.

En el caso de aquellas pacientes que se encuentran en ese pequeño porcentaje en el que es necesario amputar la mama, los avances han hecho posible que la reconstrucción se pueda realizar de forma inmediata a través de dos vías: mediante prótesis expansoras o utilizando la propia grasa de la paciente inyectada en la mama con células madre.

Oncología es sin duda la unidad en la que más avances se han registrado. Los progresos que han tenido lugar en esta área han propiciado la aparición de herramientas como el Mamma Print u Oncotype, que permiten a los especialistas determinar con precisión la gravedad del carcinoma detectado en una mujer con cáncer de mama, y evaluar así si es necesaria la quimioterapia o si es posible tratarlo con otros mecanismos.

Así y tal y como afirma el Dr. Sierra de la Clínica Ruber, “gracias a estos estudios de los perfiles de expresión genómica podemos evitar el 20% de los tratamientos de quimioterapia a los que antes se les hubiera dado luz verde.” Técnicas como estas permiten a los especialistas diseñar tratamientos personalizados que se adaptan a las distintas necesidades de los pacientes, mejorando su respuesta a éstos y aumentado con creces la tasa de supervivencia.

Las novedades en el área oncológica también han llegado a las técnicas de radioterapia. Así, a día de hoy en el caso de tumores de determinadas características, es posible utilizar métodos menos efectos secundarios como Mammosite, una técnica a través de la cual se aplica la irradiación parcial de la mama, respetando los tejidos adyacentes a la zona a tratar.  

El cáncer de mama es una enfermedad asociada tradicionalmente al sexo femenino, “sin embargo”, asegura el Dr. Sierra, “aunque en proporciones inferiores, los hombres no están exentos de padecer de esta patología.” De hecho, el 10 % de los casos de mama detectados se dan en hombres. La tasa de supervivencia en varones afectados por esta enfermedad es similar a la de las mujeres, siempre y cuando se diagnostique en el mismo estadio. “Y aquí es donde está el problema” asegura el Dr. Sierra de la Clínica Ruber, “la falta de información sobre la incidencia del cáncer de mama en hombres hace que los casos en varones no se diagnostiquen de forma precoz, disminuyendo así las probabilidades de un tratamiento positivo.”

Aunque esta enfermedad puede presentarse en varones de cualquier edad  el mayor número de casos se da en varones de entre 50 y 80 años, siendo las principales causas un alto nivel de estrógenos, la exposición a la radiación y antecedentes familiares.

En su lucha contra esta enfermedad,  la Clínica Ruber cuenta con una Unidad de Mama con las más novedosas tecnologías y técnicas para diagnosticar y tratar esta patología. En ella trabaja un equipo multidisciplinar formado por cirujanos, patólogos, radiólogos, especialistas en medicina nuclear, radioterapeutas y oncólogos. Además de esto, la Unidad de Mama de la Clínica organiza por tercer año consecutivo el Curso de Actualización en el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama dirigido por el propio Dr. Antonio Sierra, que tendrá lugar el próximo lunes 29 de octubre en la Clínica Ruber y en el Colegio de Médicos.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?