ESTÁS LEYENDO...

El 90% de los pacientes con esquizofrenia son adic...

El 90% de los pacientes con esquizofrenia son adictos a la nicotina

Los pacientes con esquizofrenia son más vulnerables a desarrollar dependencia de sustancias. En los pacientes con esquizofrenia, la sustancia más prevalente es la nicotina, cerca del 90% (frente al 26% de la población general) seguida del alcohol (entre el 20% y el 60% de la población general). Estas cifras, puestas sobre la mesa durante el III Congreso Nacional de Patología Dual y Comportamientos Adictivos que organiza la Associaçao Portuguesa de Patología Dual (APPD) en Coimbra, demuestran que el consumo de drogas en pacientes con esquizofrenia es una realidad clínica observada muy frecuentemente. tabaco y alcohol

“Las drogas en general podrían ser utilizadas por los pacientes con esquizofrenia para controlar o minimizar la sintomatología alucinatoria y la ansiedad, para manejar los estados emocionales negativos o para contrarrestar la sintomatología negativa y sentirse integrados en su grupo de referencia”, explica el doctor Carlos Roncero, vicesecretario de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD). “Algunas sustancias psicoestimulantes, como la cocaína, las anfetaminas o las metanfetaminas, según la cantidad, el tiempo y la vía de consumo, pueden mimetizar la sintomatología de la esquizofrenia en algunos pacientes”.

Los pacientes duales con esquizofrenia se consideran especialmente graves, tanto desde la perspectiva psicopatológica como social. Se sabe que presentan características clínicas específicas, en relación con los no duales: la mayoría de los estudios coinciden en que presentan más síntomas positivos, más rehospitalizaciones y mayores tasas de suicidio.

Nicotina y esquizofrenia

En 2007 se describieron las características clínicas, sociodemográficas y la gravedad de la adicción a la nicotina en una muestra de 289 pacientes con esquizofrenia y trastorno esquizoafectivo dependientes de nicotina. Los pacientes con trastornos psicóticos fumaban una media de 30 cigarrillos/día; empezaban a fumar sobre los 18 años (5 años antes que el inicio de la enfermedad psicótica) e intentaban abandonar el consumo de cigarrillos dos o tres veces de media a lo largo de su vida. “Estos pacientes son más vulnerables a la nicotina, desarrollan una dependencia más intensa y de inicio más precoz que la población general o no psiquiátrica, aumentando la posibilidad de sufrir graves consecuencias médicas relacionadas con su consumo”, subraya el doctor Roncero. En los últimos años se ha defendido que los pacientes psicóticos fuman como medio para regular su estado de humor y para disminuir los niveles de estrés, aunque hay estudios que contradicen dichas hipótesis.

Tratamiento integrado
El tratamiento del paciente dual con esquizofrenia es más complicado que la suma de los  pacientes con esquizofrenia y adicciones por separado. Los expertos de la Sociedad Española de Patología Dual proponen seis principios básicos para organizar un programa de intervención en pacientes con esquizofrenia dual, basado en un modelo de tratamiento integrado.

1.    Los programas de tratamiento integrado (red de adicciones y red de salud mental y atención primaria) deben ser accesibles.

2.    El tratamiento debe ser individualizado, fomentar la adhesión y la atención a las necesidades específicas.

3.    Los programas de tratamiento integrado han de basarse en objetivos realistas a largo plazo y minimizar los riesgos del consumo, trabajando la motivación para la abstinencia a través de talleres de psicoeducación

4.    Los programas de tratamiento deben ser intensivos. Es más fácil conseguir adhesión y permite actuar más eficazmente en la prevención de recaídas y abandonos del tratamiento.

5.    Los programas de tratamiento deben asegurar la continuidad de los cuidados y del tratamiento de los pacientes. La perspectiva integradora no debe incluir solamente los conceptos relacionados con las alteraciones psicopatológicas o la adicción, sino atender a otras necesidades de salud (VIH, VHC, HTA, obesidad, etc.)

6.    Los programas de tratamiento integrado han de ser ejecutados por un equipo multidisciplinar entrenado en salud mental y en drogodependencias capaz de atender las necesidades sociosanitarias de los pacientes. Se deben integrar en recursos asistenciales que estén dotados adecuadamente, capaces de realizar controles toxicológicos, de sangre, intervenciones breves y apoyo en crisis.

Patología Dual
La patología dual se puede definir como una enfermedad que designa la existencia  de un trastorno adictivo y otro trastorno mental, bien de forma simultanea o a lo largo del ciclo vital. Su elevada prevalencia la convierte en un importante problema sanitario y social. A pesar de esto, y como consecuencia del desconocimiento de esta realidad clínica en la que conviven conductas adictivas y otros trastornos mentales existe un gran número de personas no diagnosticadas.

Los expertos estiman que al menos siete de cada diez pacientes que consultan por una conducta adictiva, tanto a sustancias como a adicciones comportamentales (como el Juego Patológico) pueden y deben ser diagnosticados de otro trastorno psicopatológico, y la mayoría de los estudios epidemiológicos muestran que los trastornos mentales, que pueden incluso ser subclínicos, preceden normalmente a las conductas adictivas.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page