ESTÁS LEYENDO...

El 90% de los pacientes son alérgicos a varios pól...

El 90% de los pacientes son alérgicos a varios pólenes

Sólo en Cataluña, del millón y medio de personas que padecen alguna enfermedad alérgica, el 40% es provocada por pólenes, cifra que se prevé que aumente en los próximos años. La tendencia muestra que los síntomas de este tipo de afección ya no se limitan a los meses de mayo y junio, sino que pueden comenzar en febrero y durar hasta finales de verano. Además, en algunas zonas, el 90% de pacientes son alérgicos a varios pólenes, no sólo a uno, lo que hace más necesario un tratamiento particular como es la inmunoterapia alergeno específica.
 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos
“El tratamiento consiste en aplicar vacunas específicas para cada paciente, logrando inducir tolerancia frente a los alérgenos y así modificar el curso natural de la enfermedad para llegar a una cura definitiva en más del 80% de los casos”, explica la doctora Mercè Corominas, alergóloga del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB). La inmunoterapia alergeno específica hace que el sistema inmunitario que se encuentra en condiciones alteradas vuelva a sus condiciones normales, modulando las células inflamatorias que participan en la reacción alérgica.

Un diagnóstico etiológico correcto es fundamental en el momento de prescribir el tratamiento inmunológico personalizado. “En la Unidad de Alergología del Hospital Universitario de Bellvitge se realiza una historia clínica detallada que se complementa con pruebas cutáneas y, en determinados casos, con análisis moleculares, para llegar a un diagnóstico preciso. A partir de aquí, se inicia el tratamiento con las vacunas, que puede tener una duración de 3 a 5 años “, especifica la doctora Corominas.

Las enfermedades alérgicas tienen un fuerte impacto en la demanda de recursos sanitarios, ya que producen gastos sanitarios elevados en visitas a urgencias, hospitalizaciones y fármacos, en especial cuando los pacientes no son diagnosticados y tratados de manera adecuada. La inmunoterapia reduce a largo plazo un 40% los gastos en servicios médicos y un 30% el uso de fármacos para el alivio sintomático, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Los costes sociales y familiares también son elevados, dado que motivan pérdidas de horas de trabajo y absentismo escolar y laboral.

El Hospital Universitario de Bellvitge cuenta con una gran experiencia en el tratamiento de las enfermedades alérgicas con inmunoterapia específica, aplicando prácticas terapéuticas personalizadas en función de los síntomas y la gravedad de la enfermedad, tales como la llamada “pauta cluster”, una pauta de vacunación para pacientes que necesitan con rapidez alcanzar una dosis exacta de mantenimiento.

En el hospital se realizan ensayos clínicos para desarrollar nuevas terapias antialérgicas. Los profesionales de la Unidad de Alergología participan también en estudios multicéntricos europeos que evalúan la eficacia y seguridad de estos tratamientos e investigan los mecanismos inmunitarios de las reacciones alérgicas.

Según el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental, los tipos de polen más abundantes en la atmósfera de Cataluña, y que más pueden afectar a los pacientes alérgicos, son las cupresáceas (23%), el plátano de sombra (10%), la parietaria (6%), el olivo (5%), las gramíneas (4%) y las quenopodiáceas (3%). Las enfermedades alérgicas se han duplicado en los últimos 15 años en los países desarrollados, llegando a afectar al 25% de la población y se prevé que en dos décadas pueda llegar al 50%. Este incremento es más notable en la población pediátrica, siendo el asma la enfermedad crónica más prevalente a lo largo de la infancia y la adolescencia.

Además, pacientes alérgicos al polen pueden presentar sensibilización a otras sustancias, como por ejemplo a algunos alimentos. “En muchos casos, se diagnostica una enfermedad alérgica al polen cuando la persona viene al hospital pensando que tiene alergia a un determinado alimento”, indica la doctora Corominas. Alimentos y pólenes comparten algunas de las proteínas causantes de las enfermedades alérgicas, haciendo aún más importante un diagnóstico integral en este tipo de patologías.

La alergia es una reacción inmunológica anómala del organismo contra sustancias externas (alérgenos) introducidas por inhalación (ácaros, pólenes, epitelios, hongos, látex, etc.), Ingestión (alimentos, fármacos), inyección (fármacos, picadura de insectos) o contacto con piel (fármacos, productos químicos, etc.). La alergia más frecuente es la respiratoria y las enfermedades que provoca son la rinoconjuntivitis y el asma. En nuestro entorno, son producidas principalmente por ácaros del polvo doméstico y por pólenes (parietaria, platanero, gramíneas, ciprés y olivo, entre otros).

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page