ESTÁS LEYENDO...

El abuso de Internet puede ocultar problemas de pe...

El abuso de Internet puede ocultar problemas de personalidad

El abuso de Internet puede ocultar problemas de personalidad

Muchos adolescentes ya están de vacaciones y durante el tiempo libre aparece un notable incremento del uso de Internet como medio de comunicación y ocio. Los profesionales de ISEP Clínic han observado en sus consultas que muchos jóvenes, aún inmaduros, tienen acceso libre para navegar por la Red sin supervisión paterna. Pese a que las nuevas tecnologías ofrecen un amplio espectro de estimulaciones positivas, a su vez, el abuso de Internet puede esconder patologías de tipo emocional o trastornos de personalidad.
 
Los adolescentes tímidos, introvertidos y, en muchos casos, con alteraciones en las relaciones sociales escogen Internet para socializarse porque la Red les facilita un anonimato que les permite ocultar sus dificultades para comunicarse. Así, la comunidad virtual que encuentran en las redes sociales puede ocultar problemas de personalidad.
 
La Red también se está configurando como desencadenante de posibles patologías mentales y no sólo como escondite. Ocurre cuando una persona tiene un déficit en su autoestima y no es capaz de presentarse tal cual es en un foro o chat y llega a alterar su perfil para conectar con un determinado público. Luego sólo le queda la posibilidad de seguir mintiendo para conservar las amistades.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosEl lenguaje de chats y mails
El uso de las nuevas tecnologías en la comunidad adolescente se ha convertido en una ampliación de sus redes sociales. Messenger, Facebook, MySpace… todos ellos se caracterizan por la inmediatez de sus mensajes, hecho que ha llevado al lenguaje a perder vocales, a sustituir frases enteras por muchos emoticonos (como   cuando algo hace gracia) a favor de más rapidez. Pero ¿de qué forma esta nueva comunicación afecta al leguaje.

Los profesionales del ISEP (Instituto Superior de Estudios Psicológicos) aseguran que, de forma involuntaria, las nuevas tecnologías están cerrando las puertas al mercado laboral a los más jóvenes ya que en muchos trabajos no sólo les requieren un adecuado nivel de habilidades sociales sino buenas habilidades lingüísticas.

Utilizar este tipo de código que desafía las normas de ortografía de la Real Academia Española de la Lengua no es más que compartir con un grupo el conocimiento sobre un determinado número de elementos comunicativos para interactuar de forma más rápida y con la máxima eficacia. Pero el uso generalizado y extensivo de este medio hace que los jóvenes cometan faltas de ortografía de forma involuntaria. El hecho que este código ya no sólo se utilice en el contexto tecnológico y haya ampliado sus campos de actuación “ha hecho que nos encontremos universitarios con graves faltas, no sólo de ortografía, sino también de organización del discurso tanto oral como escrito” asegura la logopeda y coordinadora del Máster en Logopedia del ISEP, Carme López.

Para paliar los estragos que está provocando este trastorno lingüístico, en la vida académica de los más jóvenes se deben incluir dentro del currículo escolar talleres de expresión oral, como teatro, y de expresión escrita, como la redacción de revistas o periódicos escolares. 
 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?