ESTÁS LEYENDO...

El agua de mar se consolida como complemento nutri...

El agua de mar se consolida como complemento nutricional

Según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, las actuales técnicas de cultivo industrial están ocasionando que gran parte de los alimentos que ingerimos en nuestro día a día nos proporcione un valor nutricional progresivamente insuficiente. El Dr. Donald R. Davis, de la Universidad de Texas, apunta que la producción en masa disminuye la concentración de minerales en los cultivos. Así, se calcula que, mientras que en 1950 un brócoli contenía 12,9 mg/g de calcio, hoy en día apenas contiene 4,4 mg/g.

Los complementos alimenticios están demostrando tener un importante papel a la hora de atenuar esta situación por su capacidad para equilibrar nuestra dieta hasta
alcanzar el nivel adecuado de nutrientes. El
agua de mar se está consolidando como una
de las principales opciones: por su origen natural, por su completo aporte de minerales (hasta 78 de ellos) y por los diversos estudios científicos que corroboran su eficacia.

Uno de ello, llevado a cabo por el O.M.D. estadounidense Roy Dittman y por el biólogo brasileño Raúl Brugioni pblicado en el diario científico Explore concluye que el agua de mar contiene todos los minerales fue el cuerpo humano necesita, en la proporción considerada óptima para que el organismo de una persona esté perfectamente nutrido. Según los autores del estudio, incorporando el agua de mar a nuestra dieta diaria, podemos recuperar y mantener el equilibrio mineral perdido.

Los Laboratorios Quinton son pioneros en la recogida, filtrado y envasado de agua de mar, empleando técnicas como la microfiltración en frío esterilizante. Ésta consiste en microfiltrar el agua proveniente del océano sin necesidad de someterla a temperaturas elevadas que reduzcan la capacidad de absorción de los minerales. Muchos de ellos resultan de gran importancia en diversos procesos orgánicos, como el magnesio o el calcio, responsables de la contracción y relajación muscular o la adecuada coagulación sanguínea, o el sodio y el potasio, que juegan un papel fundamental en el metabolismo celular y el equilibrio intracelular. Por ello, la ingesta habitual de agua de mar microfiltrada en frío evita la oxidación y deshidratación de las células, efectos que son mucho menos visibles mediante el consumo de agua de mar esterilizada a más de 40ºC. cuya composición se ve notablemente alterada por el proceso.

“La recogida del agua de mar oceánica cumple la normativa más rigurosa, al igual que todo el proceso de conservación” declara Juan Alberola, Director del Departamento Técnico de Laboratorios Quinton, empresa española orientada a la microfiltración en frío de agua de mar. Y continúa, “se extrae a 20 o 30 m de profundidad en el Mar Cantábrico, unas aguas expuestas a La Corriente del Golfo y ricas en fitoplacton y zooplacton, el indicador más fiable de una óptima calidad del agua. A continuación, ésta se traslada refrigerada hasta los laboratorios donde se analiza. Se lleva a cabo entonces el doble proceso de microfiltración en frío a 0,22 micras (el poro de filtrado es 5 millones de veces inferior a 1 mm)”.

Los controles de calidad se repiten en todo el proceso y también sobre el producto final bajo la normativa europea para agua mineral, la más exigente del mercado. “ Es esencial contar con una planta farmacéutica de producción que cumpla con la certificación de calidad ISO 9001, y con la Certificación Europea de Correcta Fabricación GMP, según normativa FDA para complementos alimenticios”, asegura Alberola. La excelencia en los procesos garantiza la mejor calidad del agua para su consumo diario.

Con una producción de 10 millones de ampollas al año, una capacidad de producción diez veces superior y unos datos de consumo de agua de mar microfiltrada en frío cada vez más significativos, este complemento alimenticio se ha consolidado ya como un nuevo hábito de vida saludable.

Los mercados con mayor crecimiento son el americano y al asiático, además de Francia y España. También los datos repuntan un crecimiento en el consumo en otros países de la Unión Europea como Italia, Bélgica y Holanda, en Brasil y Méjico. Según datos aportados por Laboratorios Quinton, en EEUU se ha producido un crecimiento del consumo de agua de mar del 16% desde el año 2010. En Asia, cabe destacar que solamente en Malasia la empresa factura alrededor de 800.000€ y está abriendo mercado en Singapur, Corea Filipinas y China, donde el producto empezará a comercializarse en 2015.

La fórmula de agua de mar Quinton microfiltrada en frío se presenta en ampollas de cristal para conservar sus propiedades, en dos versiones bebibles. La versión Hipertónic, es agua de mar en estado puro, revitalizante y remineralizante, para hacer frente a estados carenciales. Se recomienda consumir preferentemente antes de las comidas.

La versión Isotonic, presenta el agua de mar diluida con agua de manantial para un consumo sostenido como complemento alimenticio. Se recomienda tomar dos o tres veces al día, también antes de las comidas o incluso antes de dormir.

Ambos productos son aptos incluso para personas hipertensas. Una ingesta máxima de 6 ampollas diarias significaría 0,5gr de sodio al día, lo que lo hace apto en dietas saludables.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.