ESTÁS LEYENDO...

El autocuidado, un gran impulso a las ventas de la...

El autocuidado, un gran impulso a las ventas de la farmacia

Las categorías de lo natural, dermo y cosmética han crecido de forma significativa en la farmacia durante los últimos años debido al deseo de la población de mantenerse sanos, estar en forma y, en general, de cuidarse para sentirse bien consigo mismos. Sobre este argumento versa el Día Internacional del Autocuidado, que se ha celebrado el 24 de julio, ya que más de un 30% de los productos que podemos encontrar en una farmacia están enfocados a la preservación de la salud mediante la práctica de hábitos saludables.

Como indica Eva Ruiz, responsable de Consultoría de Asefarma, “las familias que son propiamente de autocuidado son aquellas como la corporal, capilar, facial, la dietética y pueden suponer aproximadamente todas juntas un 10% de la facturación de una farmacia donde el 60 -65% sea venta medicamento con y sin receta, es decir que en su 35 -40 % de venta libre todas estas categorías pueden suponer un 25% de la misma. Aunque de entre todas ellas la categoría natural y dietética depende mucho más del consejo que podamos aportar desde la farmacia, suponiendo una oportunidad para la venta mostrador, ya que el resto de las categorías en ocasiones funcionan por necesidad y la demanda se despierta en parte por el posicionamiento del producto en el espacio de venta”.

Dentro de los productos de autocuidado, nos estamos refiriendo a los OTC que integra EFP, semiéticos, fitoterapia y dietética, son los que aportan la mayor cuota en la facturación del autocuidado de la farmacia, de los cuales fitoterapia y dietética (vitaminas y adelgazantes) supone el mayor porcentaje (un 20% de su 11,8%). La dermocosmética y los solares son el segundo grupo de productos en cuota de venta, pero si es cierto que son las que aportan mayor diferenciación y especialización junto con la fitoterapia”.

En general, estamos hablando de productos para el cuidado personal con la dermo, la higiene corporal, capilar, dental y solares… y otros de consumo como la fito y la dietética que, además, son las que suelen traer mayores incrementos de facturación. Tal y como explica Eva Ruiz, “pudiendo estar entre el 5 y el 15% dependiendo del desarrollo de la farmacia de estas familias”.

Informarse en Internet no es autocuidarse

Más del 80% de la población acude a blogs sobre salud para informarse sobre consejos de autocuidado aunque también acceden a páginas profesionales. Sin embargo, la experiencia que nos trasladan los farmacéuticos es que los pacientes siempre ensalzan el valor del consejo del profesional en la botica, en el que valoran la seriedad, la calidad de los productos, el asesoramiento en tal o cual materia, ya que pueden suponer una oportunidad para la venta.

Como señala Eva Ruiz, el farmacéutico tiene el conocimiento del producto y un equipo con habilidades comerciales desarrolladas por lo que es capaz de detectar las necesidades del paciente mediante el sondeo de éste ya que le arroja un protocolo de venta para cada necesidad.

Ahora las farmacias se han convertido en espacios de salud en los que el farmacéutico aporta un valor añadido a sus clientes-pacientes ya que son capaces de dar soluciones a problemas de salud que nuestra población nos plantea, problemas que muchas veces no tienen por qué implicar enfermedades.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.