ESTÁS LEYENDO...

El cáncer de pulmón aumenta entre las mujeres espa...

El cáncer de pulmón aumenta entre las mujeres españolas

El cáncer de pulmón representa el 13% de todos los diagnósticos oncológicos y es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Sin embargo, mientras las muertes derivadas de los cuatro cánceres más frecuentes (pulmón, mama, próstata y colorrectal) están descendiendo, los casos de cáncer de pulmón entre las mujeres de nuestro país continúan aumentando. Esto es debido principalmente a que las españolas empezaron a fumar más tardíamente y a que, a día de hoy, el número de mujeres fumadoras sigue ascendiendo. De los cerca de 24.500 nuevos casos que se diagnosticarán en el año 2012 en nuestro país, 5.200 serán mujeres, lo que supone un incremento del 49% con respecto al año 2006. La relación hombres/mujeres en la incidencia de este tumor ha pasado de 9/1 a 8/2.

Por esta razón, la Semana Europea del Cáncer de Pulmón, que se celebra del 10 al 16 de septiembre, pretende llamar la atención sobre esta enfermedad ya que, aunque existen factores como los antecedentes personales, las enfermedades de pulmón y algunas ocupaciones laborales que exponen a los trabajadores a ciertos componentes químicos, los principales factores de riesgo son evitables, como la contaminación y, sobre todo, el tabaco, este último considerado la causa de cáncer de pulmón más importante en el mundo.

“El 15% de los fumadores desarrollará cáncer de pulmón y, lejos de lo que muchas personas creen, el consumo de cigarrillos light no disminuye el riesgo de padecerlo”, indica el Dr. José Miguel Sánchez Torres, Oncólogo Médico del MD Anderson Cancer Center de Madrid. Por esta razón, los especialistas recomiendan el abandono del tabaco lo antes posible, ya que “dejar de fumar disminuye notablemente el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón, de forma que a los 15 años del abandono del hábito tabáquico las probabilidades de cáncer se aproximan a las de los no fumadores”, advierte el especialista del MD Anderson. Este abandono del hábito tabáquico es la razón de que la incidencia de esta neoplasia esté disminuyendo en los varones desde mediados de los años noventa.

Pese a ser una enfermedad con las cifras más altas de fallecimiento por cáncer, los especialistas son optimistas y advierten que este tipo de tumor es tratable en cualquier estadio en el que se encuentre, ya que se ha demostrado que los tratamientos disponibles mejoran la calidad de vida de los pacientes y prolongan su supervivencia. Por otra parte, el incremento en los conocimientos de la biología molecular de esta enfermedad nos permite el desarrollo de terapias individualizadas de acuerdo a marcadores predictivos de respuesta utilizando agentes dirigidos contra determinadas dianas genéticas, con lo que mejora la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, con una disminución de los efectos secundarios.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page