ESTÁS LEYENDO...

El cansancio, principal factor de riesgo en las le...

El cansancio, principal factor de riesgo en las lesiones de los esquiadores

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madridrecomienda a las personas que practiquen deportes de invierno como esquí o snowboard abandonar la actividad en cuanto aparezcan los primeros síntomas de fatiga, ya que el cansancio es el principal factor de riesgo para sufrir lesiones en este tipo de actividades.

El CPFCM lanza así su segunda recomendación de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, iniciativa de la institución colegial para concienciar a los ciudadanos sobre los riesgos que sufren cuando realizan sus actividades de la vida diaria, y las precauciones que hay que tener en cuenta para evitar sufrir lesiones o problemas músculo-esqueléticos.

El Colegio ha desarrollado 12 cortos con distintos consejos, que irá difundiendo mes a mes a través de distintos soportes como el Canal TV de los centros comerciales, el canal metro, en cines y a través de las redes sociales.

Después de alertar el pasado mes de enero sobre los riesgos de dormir boca abajo, en febrero, quiere concienciar a la población para que practiquen los deportes de invierno de la manera más saludable posible.

Deportes de invierno

Así, el secretario general del CPFCM, José Santos, recuerda que los deportes de invierno son muy exigentes en cuanto a preparación física, y aconseja “iniciar una actividad regular previa a la temporada de esquí para fortalecer los miembros inferiores y los grupos musculares de la espalda, como natación, bicicleta, o asistir a un gimnasio”.

Además, recomienda una vez en la montaña, dedicar entre 15 y 20 minutos, antes de comenzar el ejercicio, a calentar los distintos grupos musculares y las articulaciones e iniciar la actividad de manera progresiva.

“También hay que poner especial atención en la vestimenta”, asegura Santos. “Es un error frecuente pensar que debemos utilizar mucha ropa y muy gruesa para mantener el calor. Para esquiar es muy importante no pasar frío, pero tampoco calor, por eso se recomienda vestirse con 3 capas: una pegada al cuerpo de tejido transpirable, una segunda de tejido técnico que estabilice la temperatura y, por último, una chaqueta que aísle del aire y la nieve, y que impida que se pierda el calor corporal.

Asimismo, recuerdan la importancia de llevar durante el ejercicio algún tipo de alimento reconstituyente, como las barritas energéticas, y de beber como mínimo medio litro de agua u otros líquidos durante las dos horas previas a la actividad, evitando el alcohol, por poco que sea, pues incrementa el riesgo de hipotermia.

Por otra parte, invitan a aquellas personas que van a practicar este deporte por primera vez, a asistir a una primera clase de iniciación impartida por un monitor especializado. Así, podrán aprender a utilizar el equipo de forma adecuada y conocerán técnicas básicas para reducir el riesgo de lesión, como por ejemplo, caer de forma correcta. En este sentido, el Colegio, alerta de que el 55 % de las lesiones de esquí se producen en los primeros 7 días de aprendizaje,  y contar con estos conocimientos básicos reduce hasta un 80% el riesgo de padecer lesiones en el aparato locomotor.

Además, la institución recomienda contar con la supervisión de un experto para que revise las botas y las fijaciones. “Tenemos datos que demuestran que por ejemplo, el 56% de los esguinces de rodilla se deben al uso incorrecto del equipamiento”, informa Santos.

Por otra parte, Santos recuerda “a la gente ya iniciada, y cuyo mayor riesgo es “confiarse” por tener ya cierta experiencia, la importancia de no ir solo, e informar siempre a alguien de la zona en la que se va a esquiar”. Además, insiste en que “se debe de abandonar la actividad en cuanto aparezca entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies, ya que son los primeros síntomas de hipotermia”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page