ESTÁS LEYENDO...

El colesterol.

El colesterol.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol
es una grasa normal que circula por la sangre y que es necesaria para muchas
funciones del organismo. El colesterol del cuerpo humano procede principalmente
de dos fuentes: el que produce nuestro hígado y el que absorbe el intestino y
pasa a la sangre para distribuirse por todo el organismo. Sólo una tercera
parte del colesterol que absorbe el intestino procede de la alimentación.

Las partículas LDL?también llamadas colesterol malo- pueden encontrarse en cantidad
excesivamente alta en la sangre, bien por un exceso de grasas en la
alimentación, bien porque el organismo produce y/o absorbe más colesterol del
necesario. Si, además, no hay suficiente colesterol
HDL ?o colesterol bueno-
que ?retira? el colesterol de las arterias, éste
se acumula en sus paredes dando lugar a la aterosclerosis. Estas acumulaciones
de colesterol van creciendo y pueden llegar a cerrar el paso de la sangre por
los vasos sanguíneos (arterias). Si la sangre no llega adecuadamente al corazón
puede producirse un infarto de miocardio o una angina de pecho; si no llega al
cerebro puede producirse un ictus o infarto cerebral.

Niveles estimados

En los
resultados analíticos de sangre aparecen los niveles de colesterol total y de
los diferentes tipos de colesterol (LDL o malo y HDL o bueno).

El nivel
recomendable de LDL o colesterol malo no es igual para todas las personas,
depende de si usted padece otros problemas como hipertensión, diabetes u
obesidad, o de si tiene hábitos perjudiciales para su salud (como fumar, beber
alcohol, no hacer ejercicio?). Ser hombre, mayor de 45 años o tener
antecedentes de problemas cardiovasculares en la familia también aumenta el
riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Si tienes uno o ninguno de los anteriores
    factores de riesgo tu colesterol LDL debe ser inferior a 160 mg/dl.
  • Si tienes dos o más de los
    anteriores factores, debe ser menor de 130 mg/dl.
  • Y si ya has tenido un problema
    coronario, tienes diabetes o colesterol elevado de origen genético (hipercolesterolemia
    familiar), recuerda que tu nivel de colesterol LDL debe ser menor de
    100mg/dl y, en cualquier caso, cuanto más bajo, mejor.

Es importante colaborar
con tu médico para controlar los niveles de colesterol y así evitar la
aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares y cerebrovaculares que
pueden darse como resultado.

Tratamiento de la
hipercolesterolemia

  1. Dieta y actividad física: la
    primera medida es limitar su entrada al organismo, mediante una dieta
    pobre en grasas. Es necesario, si es tu caso, dejar de fumar, adelgazar o
    hacer más ejercicio, para que las arterias estén ?en forma? y tengan menor
    tendencia a dejar que el colesterol se deposite en sus paredes.
  2. Medicamentos: la segunda medida
    puede ser detener el colesterol donde se produce -el hígado- y donde se
    absorbe -intestino- con medicamentos. Las llamadas ?estatinas? reducen la
    producción del colesterol en el hígado. Los llamados ?inhibidores de la
    absorción del colesterol? disminuyen la cantidad del colesterol que se
    absorbe en el intestino para pasar a la sangre. Puede que tengas que tomar
    los dos a la vez para poder reducir su colesterol LDL a un nivel
    recomendable.

Consejos útiles

    • SÓLO TU MÉDICO PUEDE PRESCRIBIR
      UN TRATAMIENTO ESPECÍFICO PARA CONTROLAR LOS NIVELES DE COLESTEROL.
    • SIGUE SIEMPRE LAS INDICACIONES
      DEL MÉDICO SOBRE EL USO DEL TRATAMIENTO.
    • HABLA CON ÉL SI LOS
      MEDICAMENTOS NO CONSIGUEN REDUCIR LOS NIVELES DE COLESTEROL O SI APARECEN
      EFECTOS SECUNDARIOS.
    • NO DEJES EL TRATAMIENTO SIN
      CONSULTARLO ANTES CON TU MÉDICO.
    • SOBRE TODO, NO TE QUEDES CON
      DUDAS SOBRE EL USO CORRECTO DE LOS MEDICAMENTOS.


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page