ESTÁS LEYENDO...

El exceso de cloro puede provocar asma en los niño...

El exceso de cloro puede provocar asma en los niños

El exceso de cloro puede provocar asma en los niños

Neumosur advierte que las piscinas con exceso de cloro pueden aumentar las posibilidades de que los niños desarrollen asma. Esta probabilidad aumenta cuanto más pequeño sea el niño, más tiempo permanezca en el agua, más agua ingiera, menos higiene personal se requiera a la hora de zambullirse, y mayor sea la temperatura del agua, según la Asociación.

Coincidiendo con la llegada de las vacaciones y el comienzo de la temporada de piscinas, la Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur) ha advertido a los padres que nadar en piscinas con exceso de cloro puede aumentar las posibilidades de que los niños desarrollen síntomas de asma, y ha señalado que esta probabilidad aumenta cuanto más pequeño sea el niño, más tiempo permanezca en el agua, más agua ingiera, menos higiene personal se requiera a la hora de zambullirse, y mayor sea la temperatura del agua.

Desde Neumosur han comentado que el riesgo es mayor en los niños menores de 6-7 años de edad que acuden regularmente a las piscinas porque a esa edad no se nada, sino que se chapotea y se inhalan y degluten más aerosoles y gotitas con cloramina, que es la sustancia  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosque puede lesionar el epitelio pulmonar y provocar síntomas asmáticos o desencadenar asma en niños predispuestos.

La Asociación ha asegurado que los niveles de cloramina son mayores en las piscinas con exceso de cloro, no ventiladas, con mayor temperatura del agua y con malas condiciones higiénicas de los nadadores, por lo que aconseja a los padres que se cercionen de que las instalaciones a las que llevan a sus hijos tienen los permisos correspondientes y eviten, en cualquier caso, aquellas cuyas condiciones les resulten sospechosas. Igualmente, les recomienda que no dejen a sus hijos un tiempo demasiado prolongado en el agua, que estén atentos de que no traguen agua, y que exijan a los padres de niños pequeños el uso de pañales adecuados capaces de absorber la orina. Asimismo, les recuerda que los pulmones de los niños, cuanto más pequeños son, más vulnerables resultan a los irritantes como el cloro, y recomienda especial precaución con los lactantes.

Neumosur ha recordado que el asma afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es la causa más frecuente de enfermedad infantil crónica. El asmático puede hacer cualquier deporte pero hay algunos más indicados que otros. La natación puede ser un deporte adecuado para los asmáticos pero no se debe olvidar que los bronquios de estos pacientes “pueden responder de forma exagerada a estímulos externos”. De esta forma, sustancias irritantes como el cloro pueden hacer que sus bronquios “se cierren” y provoquen los síntomas asmáticos o desencadenar un asma “latente” en sujetos predispuestos. De igual forma, puede ocurrir este hecho ante cambios bruscos de temperatura como tirarse bruscamente en un agua muy fría, han señalado desde la entidad.

Neumosur, para evitar estas situaciones, recomienda:

-Comprobar que las instalaciones reúnen los permisos y condiciones adecuadas.
-Evitar el baño cuando se sospeche por el olor un exceso de cloro o inadecuado mantenimiento de condiciones higiénicas.
-Tratar de que los niños no traguen agua.
-Evitar baños y exposiciones demasiado prolongadas al cloro.
-Ducharse antes de bañarse y exigir que los demás lo hagan, también a los niños.
-Usar y exigir el uso de pañales específicos para el baño en menores.
-Tener especial cuidado con los menores de 2-3 años y con niños predispuestos.
-Fomentar en los niños asmáticos hacer deporte, conociendo cuáles son los más adecuados y en qué condiciones deben practicarse. La natación puede ser un deporte adecuado, pero hay situaciones y condicionantes en los que puede resultar perjudicial, especialmente en lugares con alta concentración de sustancias irritantes como el cloro.
-Mejor las piscinas al aire libre que las cubiertas. Evitar las piscinas con poca ventilación.
-Cuanto más fría el agua, menos riesgo, aunque se deben evitar cambios bruscos de temperatura.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?