ESTÁS LEYENDO...

El éxito de una dieta está en la administración de...

El éxito de una dieta está en la administración del apetito

El éxito de una dieta está en la administración del apetito

Sentir hambre entre horas es normal. Lo importante, cuando esto ocurra, es no dejar de comer y escoger bien lo que se va a comer. Los especialistas recomiendan hacer 5 ingestas al día, que ayuden a seguir una dieta equilibrada aportando alimentos que nos calmen el apetito entre horas y nos ayuden a cuidar la línea. 
 
 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosLlega el buen tiempo y con él muchas personas empiezan a pensar en el verano y en cuidar de nuevo la línea. Dietas drásticas, que pueden poner en peligro nuestra salud, y planes de ir con frecuencia al gimnasio, que no siempre se cumplen, están a la orden del día. A menudo se asimila el cuidado de la línea al hecho de dejar de comer o comer menos, pero ésta no es una relación cierta ni una solución adecuada. El mejor aliado para cuidar la línea de una forma sana, eficiente y equilibrada es aprender no únicamente a comer mejor y más sano, sino a controlar nuestras ganas de comer, es decir a “administrar el apetito”.
 
Después de cada comida, normalmente desaparece la sensación de hambre, nos sentimos bien, estamos saciados. Esta sensación o ausencia de apetito puede mantenerse hasta la siguiente comida, asociada a la reaparición del apetito. Existen diferentes factores que determinan nuestro apetito,  factores fisiológicos como la edad, el sexo, el peso corporal o la actividad física; factores psicológicos como el humor, la experiencia previa con un alimento en particular, restricciones dietéticas individuales y desórdenes alimenticios (anorexia y bulimia, por ejemplo); y factores ambientales como el estilo de vida, aspectos culturales, influencias estacionales, hora del día o tener compañía durante la comida, entre otros. Asimismo, determinadas hormonas o la concentración de glucosa en sangre son otros agentes que pueden influir también en la sensación de apetito.
 
Sentirnos saciados picoteando sano
Estamos programados para comer cada 3 horas aproximadamente. Sin embargo, muchas personas acostumbran a concentrarlo únicamente en 3 comidas al día (desayuno, comida y cena), por lo que pasan intervalos de tiempo demasiado prolongados sin ingerir ningún tipo de alimento. Cuando sentimos una intensa sensación de vacío y de hambre, lo mejor que podemos hacer es comer. Si no atendemos a esa imperiosa señal que nos envía el cuerpo, llegaremos a la siguiente comida totalmente descontrolados picoteando todo lo que está a nuestro alcance. Eso no significa que debamos estar todo el día comiendo ni que se pueda tomar cualquier cosa.
 
Según Marta Olmos, Nutricionista del Programa NUSA (Nutrición y Salud), en las dietas, la restricción de no poder comer lo que nos apetece suele ser contraproducente. La sensación física y psicológica de hambre nos lleva a picotear entre horas cualquier tentempié. Para seguir una dieta equilibrada es clave comer cinco veces al día. Además del desayuno, la comida y la cena existen dos comidas fundamentales entre horas que no debemos descuidar. Comer algo a media mañana y merendar, nos ayudará a llegar a las comidas principales con un apetito moderado.
 
Los expertos del Programa NUSA destacan la necesidad de elegir alimentos que nos proporcionen nutrientes esenciales pero que también nos sacien y que nos ayuden a llegar mejor a la siguiente comida; este tipo de tentempiés saludable nos ayudará a administrar nuestro apetito y a mantener una dieta equilibrada, contribuyendo a mantener un peso adecuado. Son especialmente recomendables aquellos tentempiés con un bajo aporte calórico pero ricos en proteínas y fibras.

RECOMENDACIONES (Programa NUSA)
*Comer 5 veces al día, y hacerlo despacio y masticando bien los alimentos
*Desayunar siempre e incluir lácteos, fruta y cereales y derivados, como galletas con fibra
*Priorizar la calidad de las calorías frente la cantidad
*Beber un mínimo de 1,5l de agua al día
*Utilizar métodos de cocción sencillos para la preparación de los alimentos, con poca grasa y poca sal 
*Intentar llevar un estilo de vida activo: andar, subir y bajar las escaleras y, 4 días a la semana durante 30 minutos, practica alguna actividad física un poco más intensa como ir en bicicleta o nadar
       
El programa NUSA
El Programa NUSA (Nutrición y Salud) nace con la vocación pública de potenciar el conocimiento de los beneficios relacionados con la salud que aporta el consumo de Alimentos Funcionales, así como el de diferentes nutrientes necesarios para el desarrollo óptimo de algunas de nuestras funciones orgánicas.
 
Asimismo, el Programa NUSA cumple una función educativa y social vinculada a los temas de nutrición y salud, centrando su actividad en la investigación, la formación, la información y la educación.
 
Las actividades realizadas en el marco del Programa NUSA se dirigen a los profesionales de la nutrición y la salud, a la prensa y a los consumidores agrupados por aspectos de salud comunes.

NUSA fomenta la investigación y desarrolla materiales formativos e informativos para los colectivos profesionales relacionados con el sector de la sanidad. Así mismo, lleva a cabo acciones de educación para niños y jóvenes.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?