ESTÁS LEYENDO...

El litoral mediterráneo y Madrid concentran el 50%...

El litoral mediterráneo y Madrid concentran el 50% de los casos de tuberculosis en España

El litoral mediterráneo y Madrid concentran el 50% de los casos de tuberculosis en España

 mujer respirandoLa tuberculosis es una enfermedad curable, frente a la que se dispone de un tratamiento eficaz. Éste consiste en la administración de 3-4 fármacos y tiene una duración de seis meses, por lo que es muy importante asegurar su cumplimiento durante dicho periodo. Las deficiencias en el seguimiento y el cumplimiento del tratamiento completo pueden comportar resistencia de la bacteria causal a uno o más fármacos, lo que es muy relevante puesto que se dispone de un número limitado de antibióticos para tratar la tuberculosis.

Por ello, GEIM, el Grupo de Estudio dedicado a la investigación de las Infecciones por Micobacterias de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), advierte, con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis que se celebra el 24 de marzo, sobre la importancia del control, la prevención y la detección precoz de esta patología que continúa siendo una de las causas más importantes de enfermedad y muerte en muchos países así como un problema de salud pública a nivel mundial.

Desde la SEIMC se han presentado diversas propuestas sobre la posibilidad de que la medicación para la tuberculosis se ofrezca de forma gratuita, como en el caso de la infección por el VIH o el VHC, sobre todo para pacientes de bajos recursos, inmigrantes y aquellos que presentan bajo nivel de cumplimiento del tratamiento, entre otros.

La resistencia a los fármacos

En España, la multirresistencia, que se refiere a los casos que presentan resistencia simultánea a los dos fármacos más importantes del tratamiento, supone el 0,1% de los casos nuevos y el 4,3% de los previamente tratados. La SEIMC, a través del grupo de estudio GEIM, advierte que aunque en España y en los demás países de su entorno la resistencia es un fenómeno de dimensiones limitadas, la existencia de grandes flujos migratorios de países con unas elevadas tasas de resistencias a los fármacos antituberculosos, podría suponer en un futuro un incremento en la incidencia de la tuberculosis multirresistente. De hecho, en la actualidad, el mayor porcentaje de la tuberculosis resistente en nuestro país concurre en la población inmigrante.

Según estimaciones de la OMS, en 2006 existieron cerca de 500.000 casos nuevos de tuberculosis multirresistente. La mitad se dieron en China y la India pero es en los países de la antigua Unión Soviética donde se encuentra el mayor porcentaje de resistencias en los casos nuevos. Por otro lado, la tuberculosis extremadamente resistente es aquella que, además de presentar multirresistencia es resistente a fármacos alternativos e importantes para el tratamiento de la enfermedad. Según los expertos de la SEIMC el tratamiento de la tuberculosis resistente a múltiples fármacos es particularmente difícil, ya que requiere la utilización de fármacos alternativos menos eficaces y peor tolerados, precisando regímenes terapéuticos más prolongados y reduciendo extraordinariamente las posibilidades de éxito. 

Incidencia en España y el resto del mundo

La OMS, en su informe de 2008, estima que durante el 2006 la tuberculosis tuvo una incidencia de 9,2 millones de nuevos casos en todo el mundo y provocó una mortalidad global de 1,7 millones de personas. En Europa, durante el 2006 se declararon 48 casos por cada 100.000 habitantes, con una gran variabilidad entre países. Así en los países más industrializados se observó una incidencia media de 10 casos/105 hab, mientras que en los países situados más al este de Europa la incidencia media fue de 110 casos/105 hab. No obstante, España es, después de Portugal, el país de Europa occidental con una mayor incidencia de tuberculosis con más de 25 casos/105 hab. /año. A pesar de que en nuestro país, las tasas de tuberculosis han ido disminuyendo lentamente en los últimos lustros, algunos departamentos de vigilancia epidemiológica han notificado en el último año un ligero incremento de la incidencia en diversas áreas geográficas. 

En los últimos diez años ha tenido lugar en Europa y Norteamérica un incremento del número de casos de tuberculosis entre la población inmigrante, de forma que en algunos países del norte de Europa pueden suponer hasta más del 70% de los casos. En España, la proporción media de dichos pacientes fue del 19% en 2006 aunque hay una amplia variabilidad entre comunidades, predominando en las del litoral mediterráneo y en la comunidad de Madrid, donde se sitúa alrededor del 50% de los casos.

La transmisión de la tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa que se transmite, principalmente, por vía aérea. Diversos estudios realizados en nuestro país indican que existe transmisión de la tuberculosis entre inmigrantes y autóctonos y viceversa es decir, la transmisión de la enfermedad es bidireccional. Respecto al entorno en el que se produce, se observa que la transmisión familiar sigue siendo importante (26%) a la vez que otros tipos de relación adquieren importancia creciente como son los ámbitos profesional, de vecindad y de ocio (aproximadamente 25% en conjunto). No obstante, según el GEIM,  alrededor de un 50% de los casos no se puede documentar cómo ha ocurrido la transmisión, lo cual indica que deben potenciarse las medidas destinadas a la detección precoz de casos y de contactos que puedan beneficiarse de medidas preventivas para, además, cortar la cadena epidemiológica de la enfermedad y evitar nuevos contagios.


 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?