ESTÁS LEYENDO...

El paciente alérgico a alimentos gasta más dinero ...

El paciente alérgico a alimentos gasta más dinero y tiempo en la compra de Navidad

El paciente alérgico a alimentos gasta más tiempo y dinero en la compra en Navidad. Un informe elaborado por la Asociación de Alérgicos a Alimentos y Látex (AEPNAA) revela que los productos aptos para el consumo de los pacientes alérgicos suelen ser más caros y escasos, en general, debido a que están destinados a un público minoritario, suelen tratarse de alimentos de mayor calidad y sometidos a un mayor control.


En este informe se indica que existen pocos productos específicos para el alérgico y menos aquellos que se venden con el etiquetado “libre de” y ofrecen por lo tanto, una seguridad de consumo al afectado. Por ello se recomienda que el alérgico lea detenidamente todas las etiquetas de los productos habituales dietéticos, sin gluten o vegetarianos. Aunque en muchos de ellos no hay productos “sin”. Eso dificulta enormemente el acto de comprar, multiplicando el tiempo que se invierte en ello. Por tanto, una vez localizado el producto adecuado, es necesario invertir tiempo en desplazamientos para ir a comercios donde se sabe que se vende, como consecuencia, a menudo, el alérgico tiene que hacer la compra en varios comercios distintos.


 


Alergia en Navidad


La Sociedad Española
de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) indica que en estas fechas, los principales alimentos responsables de reacciones alérgicas son los mariscos, frutos secos y frutas, si bien, aunque menos frecuente, también se producen casos de alergia a frutas típicas en estas fechas como son las uvas. “Así, la alergia a alimentos una de las principales causas de asistencia en los servicios de urgencia en Navidad”, explica el doctor Tomás Chivato, presidente de la SEAIC.


 Este especialista advierte que es necesario prestar especial cuidado con los frutos secos y frutas, así como a la leche y al huevo, puesto que muchos dulces navideños, como los turrones o el mazapán, poseen estos ingredientes enmascarados entre sus componentes, por lo que antes de ingerirlos, se debe leer atentamente las etiquetas”.

En muchos productos se pueden encontrar alérgenos que, de entrada, no pensaríamos, que pudieran contenerlo, bajo denominaciones como lactosa, suero lácteo, caseína, caseinatos, etc., encontramos leche en alimentos tan diversos como embutidos, pan de molde, cereales, galletas, etc.

 

Normalmente las reacciones alérgicas por alimentos aparecen de forma más rápida que las intoxicaciones y dependen de la dosis de alimento ingerida. Según este experto, “las urticarias, aunque suelen ser de rápida aparición, pueden tardar en aparecer hasta 2 horas, mientras que la anafilaxia se desencadena en los primeros 30 minutos”, indica este experto.


La reacción alérgica más severa en una alergia es la reacción anafiláctica que requiere de inmediato de adrenalina suministrada por vía intramuscular. Las personas con diagnóstico de anafilaxia deben llevar siempre un inyectable de adrenalina y es muy aconsejable disponer de alguno más en caso de fallo o de reacción bifásica. Las personas alérgicas han de llevar además un kit de medicación adicional tipo antihistamínicos, broncodilatadores e incluso corticoides, lo que supone un gasto adicional.

 

Asma y rinitis en Navidad

Por otro lado, las fiestas navideñas se desarrollan en una época del año especialmente fría, de manera que patologías de origen alérgico, como el asma y la rinitis se pueden ver agravadas por los procesos virales propios del invierno. “Por causa de las vacaciones escolares y por el frío, los niños permanecen en casa más tiempo, lo que puede favorecer la exacerbación de la sintomatología, tanto en los  pacientes afectados de rinitis como de asma, por causa de ácaros, hongos y epitelios de animales domésticos. También, las reuniones en lugares cerrados (familiares, fiestas) donde habitualmente se fuma empeoran a los pacientes asmáticos”, indica el doctor Chivato.  


 


Tratamiento

Los especialistas destacan que, cuando se conoce el alimento responsable de la reacción, la mejor terapia consiste en eliminarlo totalmente de la dieta. En el momento de la reacción alérgica aguda, el paciente debe acudir al centro médico más próximo para que se le administre el tratamiento más adecuado.


 Si la alergia es por metales o cosméticos, lo habitual es que se trate de una dermatitis, de fácil control con sólo evitar el alérgeno, y tratando la zona afectada, por lo que el proceso durará sólo unos 2 ó 3 días. Sin embargo, si el paciente presenta un cuadro urticariforme agudo se debe acudir a la consulta de urgencias. A pesar de todo, una vez controlado cualquier proceso alérgico es recomendable ir al alergólogo, quién establecerá un diagnóstico correcto de la patología.

 

Consejos y recomendaciones de la SEAIC


– Si es alérgico a los frutos secos o las frutas, lea detenidamente las etiquetas de los dulces navideños.

– Si es alérgico a la leche, lea el etiquetado de los patés y embutidos que suelen utilizarla en su elaboración.

– Evite los maquillajes brillantes, la purpurina o los tintes con metales.

– Si va a utilizar bisutería, coloque protectores en los pendientes y una sustancia impermeabilizante, como la laca de uñas transparente, en pulseras u collares: No existe la bisutería antialérgica.

– En caso de reacción alérgica a alimentos, anote detalladamente todo lo ingerido para la posterior consulta con el alergólogo.

– Si el paciente presenta síntomas graves, acuda rápidamente a los servicios de urgencias.

– Si su hijo es alérgico al látex, esté atento a los materiales con que estén elaborados los juguetes del niño.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page