ESTÁS LEYENDO...

El presidente de Alcer alerta de la situación de &...

El presidente de Alcer alerta de la situación de "tripago" que se está viviendo en Cataluña y la Comunidad de Madrid

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER), Alejandro Toledo, ha alertado de la situación de “tripago” que se está viviendo en Cataluña y la Comunidad de Madrid a causa del pago “de impuestos, del copago farmacéutico y del euro por receta”.

Así lo ha asegurado el experto a Europa Press con motivo de las XXV Jornadas Nacionales de Enfermos Renales, que se han celebrado este fin de semana en el Ministerio de Sanidad. A su juicio, la situación actual “es muy preocupante”, a pesar de que Mariano Rajoy esté haciendo prevalecer el criterio del Real Decreto “para evitar el contagio a otras comunidades autónomas del ‘euro por receta'”.

Y es que, los recortes “están estableciendo diferencias importantes en la prescripción de los tratamientos”, sostiene Toledo poniendo como ejemplo el caso de Navarra, que “ya ha manifestado que no va a aplicar el copago farmacéutico”. En este sentido, afirma que “todos los ciudadanos son españoles independientemente de la región en la que vivan”.

Esta coyuntura está acarreando “angustia” a los pacientes, la cual se agrava por el hecho de que algunas regiones hayan decidido que éstos tengan que abonar un suplemento, “que es de un reintegro que luego no se produce, explica. Además, expone que a éste copago se le suma el ortoprotésico y el de transporte, que “todavía está por definir”.

Sin embargo, confirma que tiene “el compromiso firme” de la ministra de Sanidad, Ana Mato, y de la secretaria general de que el copago en transporte sanitario no urgente para pacientes con diálisis se suprimiría para ellos, quedando sólo vigente en rentas altas. “No llegaría a afectar ni al tres por ciento de este colectivo de población”, razona.

En cuanto a los tratamientos que necesitan los pacientes de insuficiencia renal, Toledo manifiesta que hay fármacos que, junto con un autocuidado de la salud importante, “alargan el proceso existente hasta el tratamiento renal sustitutivo si se produce un diagnóstico precoz en Atención Primaria. Todo ello “puede ralentizar el proceso de la enfermedad durante bastante tiempo”, argumenta.

Éstos medicamentos, que pueden ser “hipotensores o relacionados con la subida de la urea”, son el paso previo a “la diálisis en sus diferentes facetas, la hemodiálisis, la hemodiálisis peritoneal o el trasplante”, indica. Éstos “son los únicos que evitan el fallecimiento del paciente”, señala.

Estas dolencias en el riñón viene provocadas por diversas causas, siendo la principal la diabetes. “Otras son la poliquistosis, las enfermedades genéticas degenerativas, la hipertensión y la obesidad”, añade Toledo a la vez que cifra la prevalencia del conjunto de ellas en “casi un 10 por ciento de la población”.

Por otra parte, el presidente de ALCER lamenta que, a pesar de tener “buenos” expertos en España, la investigación “está mal financiada y mal dotada económicamente”. Además, considera que “no se valora la relación coste-eficacia de los fármacos, sino sólo el coste”, argumenta en relación a algunos como los anticoagulados.

Por ello, el también presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP) demanda apostar por ellas. “Hace años no existia tratamiento de diálisis para todos y los trasplantes eran una quimera, estábamos en el tercer mundo y muchos pacientes morían sin poder recibir tratamiento”, concluye Toledo exponiendo la importancia de la investigación.