ESTÁS LEYENDO...

El síndrome del intestino irritable dificulta seri...

El síndrome del intestino irritable dificulta seriamente las relaciones sociales

El 40% de los pacientes con síndrome del intestino irritable (SII) sufre impacto en sus relaciones sociales, el 36% en sus relaciones físicas o sexuales, y el 35% en las familiares. Así lo destacan los expertos del Grupo Español de Motilidad Digestiva (GEMD) que, con motivo del Día Nacional del Síndrome del Intestino Irritable que se celebra el 21 de octubre, han organizado este viernes, junto a #FFpaciente, el debate sobre ‘Calidad de vida del paciente con SII’, con la colaboración de Laboratorios Norgine. La jornada tendrá su actividad también en redes sociales donde cada paciente podrá contar su experiencia con el hashtag #ViviendoConSII.

El SII es un trastorno del sistema digestivo caracterizado por dolor abdominal recurrente, al menos una vez por semana, relacionado con alteraciones en el hábito deposicional, que puede cursar con diarrea, estreñimiento o mixto. Tiene una prevalencia en España de entre el 6 y el 8% de la población, afectando más a las mujeres con una media de edad de 45 años, según datos del GEMD. “El SII cursa con síntomas que frecuentemente son de moderada intensidad lo que supone un fuerte impacto en la calidad de vida de quienes lo padecen. Así mismo es una causa frecuente de absentismo laboral, según se señala en el estudio español Calidad de vida en los pacientes con síndrome del intestino irritable”, advierte la doctora Silvia Gómez Senent, miembro del GEMD y médico especialista en aparato digestivo. Muchos pacientes sufren urgencia defecatoria, “lo que hace que tengan una necesidad difícilmente controlable de evacuar las heces, con la repercusión que esto tiene para su calidad de vida”, indica. Además, “por retraso en el diagnóstico, los pacientes visitan con frecuencia a los médicos de familia y al especialista, y se les realizan numerosas pruebas diagnósticas que en muchos casos resultan innecesarios para el diagnóstico”, asegura.

Las personas que sufren SII sufren un fuerte impacto a nivel emocional, según esta especialista. Así, una investigación reciente realizada en Holanda y publicada en Neurogastroenterology and Motility concluye que los pacientes con SII tienen con más frecuencia síntomas psicológicos y peor calidad de vida.

El origen del SII es multifactorial, “parece que influyen factores genéticos, ambientales como la dieta y el estrés, y alteraciones en la microbiota intestinal”, asegura la doctora Gómez Senent. Todos ellos pueden alterar la permeabilidad del intestino y favorecer la entrada de sustancias que lo inflaman y que, a su vez, alteran la sensibilidad, los movimientos y la secreción del tracto intestinal.

Sigue leyendo

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.