EL SOL

EL SOL

“Sé que tomar mucho el sol no es bueno, pero a mí me encanta estar muy, muy morena en verano. ¿De verdad que es tan perjudicial? ¿No se puede arreglar con cremas?” Marta (Sta. Cruz de Tenerife)

Realmente es complicado explicar que un país como el nuestro, donde acuden tantos millones de turistas buscando su sol, éste pueda ser motivo de problemas serios. Eso sí, siempre podremos evitarlo, tomando el sol con moderación. Una vez más, los excesos son perjudiciales. La radiación solar es fuente de rayos ultravioleta, especialmente los de tipo A o UVA y B o UVB. Principalmente estos últimos causan dañan el ADN de las células de la piel, produciendo quemaduras y siendo responsables de los cánceres de piel. Los UVA también participan en este proceso perjudicial.

Cuanto mayor es la intensidad de la radiación UV recibida y mayor el tiempo de exposición al sol, sobretodo sin protección solar, el riesgo de problemas en la piel aumentará. El mayor de éstos lo constituye la aparición del melanoma, un tipo agresivo de cáncer de piel que está observándose cada vez más en nuestro país, especialmente en los lugares en donde más se toma el sol. No obstante, casi siempre podemos prevenirlo.

Es imprescindible tomarse en serio la protección de la piel de forma constante. Especialmente las personas de piel blanca, con ojos claros (azul o verde) y cabello claro (pelirrojo o rubio). Utiliza siempre un protector solar frente a rayos UVA y UVB, de protección alta o muy alta; además aplícalo cada 2 horas o al salir del agua en la playa o piscina. No tomes el sol en exceso, evitando las horas de máxima intensidad de radiación, como es el tiempo alrededor de la comida (de 12 a 4), y estando a la sombra. No te preocupes, te broncearás igual a la sombra pero estarás más protegida. En definitiva, con moderación.

Recuerda:
– El sol puede originar problemas, pero se pueden prevenir
– Utiliza siempre protección solar alta (los antiguos factores 30 o superiores)
– Evita tomar el sol en las horas de máxima intensidad (de 12 a 4)
– Utiliza gafas de sol que protejan de los rayos UVA y UVB
sanz granda





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.