ESTÁS LEYENDO...

El tabaco multiplica por cuatro el riesgo de padec...

El tabaco multiplica por cuatro el riesgo de padecer AR

Que el tabaco es perjudicial para la salud es de sobra sabido por toda la población, pero que además es un factor de riesgo para padecer artritis reumatoide (AR) es una realidad que aún no se conoce suficientemente. Sin embargo, según ha explicado el doctor Alejandro Balsa, jefe de Sección de Reumatología del Hospital La Paz (Madrid), el tabaco tiene la misma influencia en el desarrollo de esta enfermedad que el factor genético más conocido hasta ahora: el HLA.

En concreto, y según un estudio presentado por el Dr. Balsa en el Congreso EULAR (Liga Europea contra las enfermedades Reumáticas) 2009, el más importante que se celebra en Europa en el ámbito de la Reumatología y que acaba de tener lugar en Copenhague (Dinamarca), “el tabaco es un factor de riesgo para padecer sobre todo el subtipo de artritis reumatoide más frecuente y, además, la más grave, aquélla con anticuerpos anticitrulinados positivos”, ha afirmado el experto.

El estudio realizado por el Dr. Balsa junto con G. Orozco, L. Nuño, G. Bonilla, D. Peiteado, M. Miranda-Carus y E. Martín-Mola, de la Unidad de Reumatología del Hospital Universitario La Paz (Madrid); E. Martín y J. Martín, de la Unidad de Inmunología del Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra, CSIC (Granada);  F. Arribas y D. Pascual-Salcedo, de la Unidad de Inmunología del Hospital Universitario La Paz, y M. López-Nevot, de la Unidad de Inmunología del Hospital Virgen de las Nieves (Granada), confirma que el tabaco multiplica por 4 el riesgo de padecer artritis reumatoide frente a la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentospoblación control que no fuma. “Las enfermedades complejas como la artritis reumatoide, tienen un componente genético y uno ambiental, este último es a veces difícil de conocer, pero en el caso de la AR el tabaco es el principal factor de riesgo exógeno que predispone a la enfermedad”.

De esta forma, ha añadido el Dr. Balsa, “un hijo de un paciente con AR que fume tiene un riesgo casi diez veces mayor que la población general de padecer una artritis reumatoide, mientras que si no tiene antecedentes en la familia, esta cifra será de 4 veces más”.
Este estudio, que ha contado con la participación de 566 pacientes (290 con artritis reumatoide y 276 sin la enfermedad), con una edad media de 50 años y de los que el 68% era mujer, es el primero que se realiza en España para confirmar la relación entre el tabaco y la artritis reumatoide.

La artritis reumatoide
La artritis reumatoide es una enfermedad grave y, sin embargo, desconocida por la mayoría de la población, que muchas veces la confunde con otras patologías reumáticas.

Se trata de una enfermedad crónica que causa la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes y a la que sigue, en ocasiones, un comportamiento extraarticular que daña órganos y sistemas como el pulmón, el corazón y el riñón. Por ello, la artritis reumatoide se considera una enfermedad sistémica.

Esta patología cursa con dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de la movilidad articular, y afecta especialmente a las articulaciones más móviles como las de las manos y los pies, así como muñecas, hombros, codos, caderas y rodillas.
La inflamación mantenida y no controlada puede acabar dañando los huesos, ligamentos y tendones que hay alrededor de la articulación, lo cual conduce a una deformidad progresiva de las articulaciones, a la pérdida de la capacidad para realizar las tareas de la vida cotidiana y a un deterioro de la calidad y de la expectativa de vida.

Muchas veces, la enfermedad se presenta de una forma insidiosa, con signos y síntomas clínicos poco evidentes y que, además, pueden ser enmascarados por medicaciones como antiinflamatorios y corticoides. El curso y la gravedad de la artritis reumatoide pueden variar considerablemente de un paciente a otro, dependiendo de las características de la propia enfermedad y de la precocidad del diagnóstico y tratamiento, de ahí la importancia de la rápida derivación del paciente al reumatólogo.

Actualmente, en España hay más de 200.000 personas que padecen artritis reumatoide y cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos, según demuestra el estudio EPISER. Ésta es una cifra destacable porque la artritis reumatoide es la más incapacitante de las enfermedades reumáticas.

La incidencia es superior en mujeres que en hombres en una proporción de 3 a 1. Además, la artritis reumatoide puede afectar a personas de cualquier edad y sexo, aunque preferentemente se da en mujeres de 30 a 50 años.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?