ESTÁS LEYENDO...

El tabaco precipita la menopausia.

El tabaco precipita la menopausia.

Los más
recientes estudios han demostrado que a las mujeres fumadoras les llega la
menopausia con dos años de antelación. Y lo que es más, los síntomas menopáusicos, tales como sofocos, osteoporosis,
alteraciones cardiovasculares y sequedad de piel, se ven acentuados por el
consumo tabáquico. Según ha afirmado la Dra. María
Teresa González García, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía
Torácica (SEPAR), ello se debe a que el tabaco altera el metabolismo de los
estrógenos, una de las hormonas más implicadas en el ciclo menstrual, aunque
también hay trabajos que apuntan a la destrucción que el tabaco ocasiona en los
ovocitos, provocando cambios hormonales que adelantan la menopausia. Respecto a
la propensión a desarrollar osteoporosis, la Dra. González García afirma que el
tabaco se reconoce como un factor de riesgo en las fracturas vertebrales, del
antebrazo y de la cadera, además de que las hace igual de vulnerables al cáncer
de pulmón y las enfermedades cardiovasculares que los varones.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page