ESTÁS LEYENDO...

El té rojo: ideal para adelgazar.

El té rojo: ideal para adelgazar.

Pocas bebidas pueden hacer alarde de tantos años de
historia: aunque el té fue importado a Europa en el siglo XVII, los chinos ya
conocían y usaban esta planta allá por el 2000 a. de C., haciendo de su
elaboración todo un arte capaz de generar tres tipos de té con diferentes
aromas y propiedades medicinales: el té rojo, el té verde y el té negro. Esta
bebida popular posee menores cantidades de cafeína que el café, además de
contener polifenoles que suavizan y prolongan su
acción, así como taninos y fluoruros. El doble proceso de fermentación al que
se somete la planta, da como resultado el té rojo, que por sus propiedades
resulta el más idóneo para las dietas de adelgazamiento, ya que facilita la
pérdida de peso al aumentar la termogénesis, disminuye la retención de líquidos
al favorecer la diuresis, y regula los niveles de grasa en sangre al aumentar
la lipólisis, y por lo tanto, la quema y movilización de las reservas de grasa.

Al contener más cafeína que
la variedad de té verde, resulta más estimulante y de efecto tónico mayor sobre
el organismo. Además, activa el metabolismo del hígado y reduce los niveles de
colesterol y triglicéridos en sangre. El té rojo es una variedad de té conocida
en China como Té Rojo Pu-erh.
Esta variedad se cultiva desde hace siglos en la provincia de Yunnan.

Un consejo a la hora de preparar té: si se deja la bolsita reposando en agua hirviendo
durante 2 minutos, se consigue un té más aromático y con mayor cantidad de
cafeína. En cambio, dejarlo más de 5 minutos dará un té mucho más áspero y
menos aromático.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page