ESTÁS LEYENDO...

El tupper, el mejor aliado para seguir una dieta c...

El tupper, el mejor aliado para seguir una dieta cardiosaludable

El tupper, el mejor aliado para seguir una dieta cardiosaludable
Comer fuera de casa durante la semana, unido a las prisas y a los malos hábitos alimenticios representan nuestros principales enemigos contra una alimentación cardiosaludable. “La rutina laboral nos puede llevar a abusos de platos precocinados y otros alimentos ricos en grasas saturadas, sodio y ácidos grasos trans, abuso de fritos, conservas o guisos demasiado calóricos. Otras veces el peligro es la monotonía de las eternas ensaladas y pastas, por mucho que varíe en su composición”, explica la doctora Joima Panisello, especialista en Medicina Interna, experta en nutrición y directora general de la Fundación para el Fomento de la Salud, que imparte el taller de cambios alimentarios en el manejo dietético en la 16ª Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), que se celebra estos días en Barcelona.

 No obstante, comer sano no tiene por qué hipotecar nuestro bolsillo ni nuestro tiempo. “Podemos organizar nuestra cesta de la compra y cocinar platos sabrosos y saludables que permitan mantener el equilibrio nutricional y económico sin caer en la monotonía”. El mejor aliado para ello puede ser el tupperware o la fiambrera, puesto que nos permiten variar en la frecuencia de consumo de los diversos alimentos, una rutina básica para nutrirse adecuadamente y mantener el peso corporal correcto. “El menú de la comida debe aportarnos el 30% de la energía diaria, por lo que debemos escoger bien el tamaño del recipiente, evitando tanto un exceso en las cantidades como que sea una porción escasa, pues puede favorecer el que acabemos compensando también con el temido picoteo”, comenta la doctora Panisello.

El rey de la dieta saludable, -también en el menú de tupper-, sigue siendo el pescado, acompañado con una abundante ración de vegetales y carbohidratos procedentes del pan, el arroz y la pasta, preferentemente cereales. “Una menestra de verduras, un plato de patatas con pescado, una fideuá de pollo y setas o una ensalada de arroz y carne son algunos de los platos saludables y equilibrados perfectos para llevar en un recipiente”, sugiere la doctora.

Cuanto más magnesio, menor riesgo de diabetes
Sea en plato o en recipiente de plástico, una dieta pensada para controlar el riesgo cardiovascular debe incluir entre cinco y nueve raciones de fruta y verdura diarias, así como productos lácteos. “Numerosos estudios han demostrado que esta dieta rica en magnesio, potasio y calcio confiere beneficios en el control del riesgo cardiovascular. Así, se ha examinado la relación existente entre el consumo de magnesio y el riesgo de diabetes tipo 2 y  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosse ha encontrado una relación inversa significativa, lo que da soporte a las recomendaciones de incrementar la dosis de los alimentos ricos en magnesio como los vegetales de hoja verde”, explica esta experta, para quien un buen menú al final del día se rige por el número seis: “Seis raciones (tres de verdura y hortalizas y tres de fruta), seiscientos gramos, seis colores”.

La sal, el principal caballo de batalla de la dieta española

Con todo, el principal caballo de batalla de la dieta española sigue siendo el consumo de sal, cuyo consumo medio en España se sitúa en 9,7 gramos por persona y día, prácticamente el doble de la cantidad máxima que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir (no más de 5g sal/día), según el estudio Análisis del consumo de sal en la población española y principales fuentes alimentarias de sodio al que se refiere la doctora Panisello. “Los embutidos, el pan, los lácteos y derivados y sobre todo los platos preparados son los que más sal aportan a nuestra dieta y de hecho, se ha demostrado que aproximadamente entre el 70% y el 75% del sodio consumido procede de alimentos procesados e ingeridos fuera del hogar, lo que se conoce como ‘sal oculta’,  ya que desconocemos cuánta  tomamos en cada comida”.  

Pero además de la dieta, un mejor control del riesgo cardiovascular pasa por rebajar el consumo de bebidas edulcoradas, ya que “las calorías y la elevada tasa de fructosa que contienen son factores desencadenantes de obesidad, riesgo de hipertensión e incluso pueden derivar en diabetes”, según ha insistido el doctor Luis Miguel Ruilope, jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Doce de Octubre de Madrid. A su juicio, “el consumo moderado no tiene porqué ser perjudicial, pero si el hábito se repite diariamente podemos estar ante un consumidor crónico y por tanto, existirá más riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares”.

Las mejores dietas, a un click
Para arrojar luz en el proceso de elaborar una buena dieta, el Club del Hipertenso propone en su nueva página web http://www.clubdelhipertenso.esuna selección de recetas para que comer vuelva a ser un placer sin renunciar a una vida saludable. Lejos de grandes sacrificios, la sección, denominada “La cocina del Club”, pone a disposición del usuario herramientas y consejos culinarios útiles y sencillos para hacer que el menú diario alcance los objetivos de salud. Además, la web ofrece también la posibilidad de enviar recetas caseras al correo electrónico del Club para conocer qué propiedades saludables contienen los alimentos y qué debe ser modificado.

La nueva página del Club del Hipertenso pretende ser un espacio de referencia para el ciudadano en el manejo y control de la hipertensión arterial y el riesgo cardiovascular, además de mejorar el conocimiento y percepción que el paciente tiene de la hipertensión; educarles en varios aspectos relativos a su enfermedad e implicarles en el cuidado de su salud.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?