ESTÁS LEYENDO...

Cosmética para embarazadas, las claves que necesit...

Cosmética para embarazadas, las claves que necesitas saber.

Cosmética para embarazadas, las claves que necesitas saber.

En medio de ese momento especial –y, también, de esa montaña rusa de cambios e incertidumbres-, la cosmética para embarazadas juegan un papel fundamental, ya que buena parte de los “gajes de la gestación” dejan su huella en la piel, en el cuerpo, en el pelo, en las uñas…

Estrías, cambios en la forma y en el tamaño de los senos, manchas en la piel… El embarazo implica nueve meses de emociones y, también, de transformaciones en el organismo, “capitaneadas” por un carrusel hormonal que hace que la futura mamá se enfrente a una auténtica metamorfosis. Por eso, es necesario realizar unos ajustes en el neceser y la rutina cosmética habitual, no solo para minimizar los posibles efectos negativos sino también para sacar todo el partido a ese momento físico especial que la Naturaleza, que es muy sabia, proporciona a las mujeres en esta etapa (esa “luz” y “brillo” de las embarazadas de las que todo el mundo habla).

Previsión + cosmética para embarazadas específica

¿Cuándo hay que empezar a adoptar una rutina beauty-premamá? La farmacéutica Gema Herrerías, vocal autonómica de Dermofarmacia del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, explica el libro Las 100 preguntas del embarazo, editado por los laboratorios dermatológicos Avène, que desde el mismo momento en que se empieza a considerar la posibilidad de un embarazo hay que comenzar a cuidarse, “tomando una serie de medidas específicas para prevenir las estrías, la formación de manchas (o melasma) y la caída del cabello. Es importante cuidar la piel para minimizar las alteraciones típicas de la gestación, producidas en su mayoría por los cambios hormonales de estos nueve meses y que afectan a la piel, el pelo y las uñas, acompañados de una mayor sensibilidad y reactividad cutáneas”.

En cuanto a las “señas de identidad” de los productos que debe incluir el neceser de la futura mamá, hay que asegurarse de que estos no contengan alérgenos, colorantes o niquel; que estén dermatológicamente testados, formulados con principios activos de derivados naturales y aptos para las pieles más sensibles. En cuanto a los parabenos, uno de esos ingredientes que a menudo levantan sospechas por sus posibles efectos negativos, la farmacéutica explica que los dos que están permitidos en la cosmética de hoy en día, methylparaben y ethylparaben, se pueden utilizar en el embarazo, ya que no hay evidencia científica de que su uso en concentraciones permitidas sea perjudicial.

Estrías: objetivo, no romperse

Las estrías son, literalmente, cicatrices, que se producen cuando la piel se estira y se “rompe”. Se presentan en forma de líneas paralelas, rojizas, brillantes y delgadas al principio y que con el tiempo se engrosan y se vuelven blancas.

La consigna es: prevención, prevención y más prevención ya que, tal y como explica Myriam Yébenes, especialista en medicina estética y anti-edad y directora del Instituto de Belleza Maribel Yébenes, una vez que aparecen, son muy complicadas de eliminar. Para ello, es fundamental aplicar muchísima hidratación, mañana y noche, para asegurar el buen estado de las fibras de colágeno y elastina, que son las que “se dan de sí”, extendiendo los productos por las zonas en las que aparecen con más frecuencia (muslos, abdomen, senos…). Se puede emplear una hidratante o aceite corporal, alternándolo con una crema específica antiestrías. Estos productos están formulados con principios activos como la centella asiática, aceite de almendras dulces, aceite de rosa mosqueta, manteca de karité, extractos de placenta vegetal,  castaño de Indias, árnica, vitaminas A, E, C, D y E, aceite de argán, aminoácidos, alfa-hidroxi-ácidos (AHA), glicosaminoglicanos, urea, alantoína, ácido hialurónico o colágeno, que tienen distintas propiedades: regenerar el colágeno y la elastina, aumentar la hidratación y evitar que la piel se reseque excesivamente, nutrir en profundidad…y que se pueden utilizar durante el embarazo sin ningún problema.

Gema Herrerías comenta que este tipo de cosmética mejora el estado de la piel y disimula estas alteraciones, “sobre todo en la fase inflamatoria inicial, cuando están rojizas, pero no las consiguen eliminar del todo. Cuando están blancas, los tratamientos tópicos son poco eficaces”. Un truco muy práctico para asegurar la hidratación “24 horas” en las zonas susceptibles de estrías: “tener siempre a mano una crema ultrahidratante y aplicarla cuando pique la piel, ya que ese picor es señal de que la estría está en proceso de formación”, dice Myriam Yébenes.

Sigue leyendo

1 2 3




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.