ESTÁS LEYENDO...

…en eeuu, ponerse a dieta desgrava.

…en eeuu, ponerse a dieta desgrava.

En un país en el que el 40% de la población es obesa, el gobierno de EEUU ya ha empezado a tomar medidas, como la de incentivar los regímenes de adelgazamiento, haciéndolos deducibles de impuestos. A sabiendas de las complicaciones patológicas que tiene esta enfermedad (sobre todo diabetes e hipertensión arterial, cuyo tratamiento significa un gasto de miles de millones de dólares), y con las altas cuotas de absentismo laboral que genera, las autoridades tributarias no han tenido más remedio que otorgar exenciones impositivas por los gastos que las personas obesas tengan en dietas para reducir peso. Alegando que se trata de una enfermedad, las autoridades del Servicio de Rentas Internas considera que los gastos médicos para combatirla deben ser deducibles de los impuestos. Aún así, esta deducción se ciñe únicamente a aquellos casos en los que la dieta sea recetada por un médico y no persiga como objetivo único una mejora de la estética personal, debiendo superar los gastos el 7,5 % de los ingresos netos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page