ESTÁS LEYENDO...

En el siglo XIX había menos incidencia del cáncer ...

En el siglo XIX había menos incidencia del cáncer de mama debido a que las mujeres tenían una media de 10 embarazos





 








Con motivo de la celebración de la Semana de la Salud de la Mama, celebrada este mes de octubre, el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Instituto Universitario Dexeus, “Salud de la Mujer Dexeus ha organizado tres conferencias abiertas al público sobre la salud mamaria en la mujer joven y en la embarazada y sobre la cirugía plástica mamaria.



“La mama de la mujer en su etapa fértil es el órgano que más cambia de todo el cuerpo


”, comentó el Dr. Rafael Fábregas, director de I+D+i de Ginecología y consultor de Ginecología Oncológica y Mastología de “Salud de la Mujer Dexeus” en la conferencia “Salud mamaria en la mujer joven”. El pecho cambia cada mes por los procesos hormonales y ésta es una de las razones por las cuales ha aumentado tanto hoy en día la incidencia de cáncer de mama.

 

El cambio en la mama de la mujer a lo largo de los siglos


En el siglo XIX la mama no sufría tantos cambios debido a que las mujeres tenían menos reglas y menos ovulaciones. Tenían una media de 10 embarazos y 84 meses de lactancia mientras que en el siglo XX la media era de 1,8 embarazos y 8 meses de lactancia. Los métodos anticonceptivos de las mujeres de antes eran la lactancia y los sucesivos embarazos. En el siglo XX muchas mujeres empezaron a usar anticoncepción artificial, como los anticonceptivos orales.

Todos los cambios que sufre la mama actualmente se manifiestan en la aparición de patologías menores o benignas, como fibrosis, fibroadenomas o quistes mamarios. Aunque “sólo un 4% de las alteraciones mamarias se asocian a cáncer; el resto son patologías normales que alarman a muchas jóvenes”, señaló el Dr. Fábregas.

Lo que no alarma es el dolor mamario, ya que la mayoría de las mujeres lo aceptan como normal. “Sólo un 10% de las mujeres acude a consulta por este problema mientras que el 70% afirman tenerlo sin ser algo preocupante para ellas”, dijo el especialista. El dolor no debe ser pasado por alto, porque aunque no suele indicar que exista un cáncer de mama, se ha de acudir médico para averiguar su causa (hormonal, postural, relacionada con el uso del sostén o la ingesta de algunas comidas) y tratarla.

 

La autoexploración recupera su valor


Aunque el pico de mayor incidencia del cáncer de mama está entre los 50 y los 60 años, un 12% de los cánceres aparecen por debajo de los 40 años. La mujer menor de esta edad sólo realiza su exploración con el ginecólogo (sin mamografía) y por ello es tan importante la autoexploración. “Hasta hace muy poco decíamos que autoexploración no servía para nada. Y era verdad, porque para cuando se descubría un tumor, su tamaño era muy grande. Pero ahora hay tratamientos efectivos para los nódulos grandes y por ello cobra valor la autoexploración”, comentó el Dr. Fábregas.

La autoexploración debe hacerse cada mes después de la regla. Su finalidad es que la mujer joven conozca su mama y pueda detectar cualquier alteración. A partir de los 40 años se recomienda hacerse una mamografía. Es el método más eficaz para detectar precozmente el cáncer de mama.


“Salud de la Mujer Dexeus

dispone de las más modernas técnicas de imagen para realizar un diagnóstico rápido y certero del cáncer de mama. Cuenta con mamógrafos digitales de última generación con la dosis de irradiación más baja del mercado. Estos diferencian mejor los distintos tipos de tejido mamarios, lo que ayuda a la detección precoz de lesiones, sobre todo en las pacientes más jóvenes, con mamas más densas.

Para un mejor diagnóstico ecográfico de la mama, el centro utiliza otros métodos no invasivos, como la elastografía, que permite captar las propiedades elásticas de los tejidos que rodean al posible tumor, y la ecografía en tres dimensiones (3D). 

Con estas técnicas y la citología del nódulo puncionado se puede tener una presunción de resultado en sólo dos horas. Esta presunción se puede confirmar con un diagnóstico rápido, en 24 horas, en el que se realiza una biopsia del tumor y posteriormente se analiza por el patólogo.

Gracias a la sala de intervencionismo in situ, la paciente no tiene necesidad de  ingresar en quirófano. El cirujano realiza una biopsia de la mama en un mamotomo, una mesa especial inexistente en muchos centros, con  acceso a la paciente por la parte inferior. Y tras los análisis patológicos entrega inmediatamente el informe de resultados, evitando de esta manera angustiosas esperas.

 

La mama en el embarazo y la lactancia


En la conferencia “El cuidado del pecho en la embarazada”, la Dra. Maite Cusidó, responsable de la Unidad de Riesgo Oncológico de “Salud de la Mujer Dexeus”, abordó temas como la prevención y tratamiento de alteraciones de la mama en la gestación y durante la lactancia. Señaló que la primera semana es clave para el éxito de la lactancia y dio consejos sobre las mejores posturas para que el bebe coja el pecho y la madre se encuentre más cómoda, como son, al principio, la posición estirada y tumbada. Habló de la importancia de una buena higiene de la mama y de su hidratación, tanto bebiendo agua como colocando cremas hidratantes específicas en el pecho, que también refuercen la piel del pezón para prevenir las grietas. Si se previenen éstas se reduce el riesgo de que se produzca una mastitis.

La Dra. Cusidó recalcó que para la prevención del cáncer de mama es importante llevar una vida sana, con una dieta equilibrada baja en grasas saturadas, con un control de peso, sin fumar y con la práctica regular de ejercicio. Todo ello junto a la autopalpación de la mama y las revisiones periódicas.

 

Los implantes mamarios de silicona no aumentan el riesgo de cáncer


En la charla “Cirugía plástica de la mama”, la Dra. Carmen Ara, coordinadora de la Sección de Ginecología Oncológica y Mastología del centro “Salud de la Mujer Dexeus”,  explicó qué tener en cuenta antes de decidir un aumento o reducción de pecho, habló de las ventajas y desventajas de los distintos tipos de prótesis, de las diferentes vías de colocación de éstas y señaló que los implantes de silicona no aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama ni parecen incrementar la aparición de otros tumores. 

De la misma manera que las modas cambian, también lo ha hecho el deseo de las mujeres por tener más o menos pecho. Todo ello ha ido paralelo a la historia del sujetador, creado a principios del siglo XX. En los años 20 se impuso la moda de los pechos planos y pequeños; en los 30 las copas; en los 40 un busto marcado y rígido; en los 50 los llamados “pechos de película”, gracias a los sujetadores rígidos. Con la revolución femenina de los 60 y 70 vuelve el pecho plano y sin sujetador. En los 80 hay un desarrollo de productos de lencería y aparece el sujetador elevador. Hay un “boom” de la cirugía de implantes de silicona. En los 90 surge el Wonderbra.

 

Cirugía de aumento

Cada vez más mujeres se someten a una cirugía plástica para sentirse mejor con ellas mismas. La cirugía de aumento es muy popular y cabe valorar bien con el especialista  los tipos de prótesis, el volumen y las distintas vías de colocación (axilar, periareolar,submamaria o endoscópica a través del ombligo).

Las ventajas de la prótesis prepectoral son su fácil colocación y un postoperatorio menos doloroso, pero sus inconvenientes son la mayor dificultad del control mamográfico y una mayor tendencia a sangrado, infección y contractura. La prótesis retropectoral es más costosa de colocar y tiene un postoperatorio más lento en comparación con la prepectoral, pero ofrece un mejor control de la mama con radiografía y un menor índice de sangrado, infección y contractura.

Es importante que la mujer siga realizando sus controles mamarios. La Dra. Ara señalo que “sí es cierto que los implantes mamarios de silicona pueden dificultar el diagnóstico de un cáncer de mama, pero no está demostrado que incrementen el riesgo de padecerlo. Tampoco se observa un claro incremento en la aparición de enfermedades autoinmunes aunque se recomienda un seguimiento de las pacientes portadoras”.

La cirugía de reducción consiste en extirpar parte del tejido mamario para conseguir un menor volumen y un menor peso de la mama, con la consiguiente reducción de molestias físicas en la paciente. Su inconveniente principal son las cicatrices generadas por la operación. La mastopexia es otra intervención frecuente, que permite corregir los defectos de la situación anómala de la mama, el más frecuente, la ptosis o caída.

La Dra. Ara abordó también la relación existente entre cirugía plástica de la mama y embarazo y destacó que “la cirugía de aumento permite la lactancia”, contrariamente a la de reducción que, al extirparse parte del tejido mamario, la imposibilita.

Antes de someterse a una intervención conviene informarse bien con un cirujano especialista en cirugía plástica, que debe contestar todas las preguntas de la paciente y elegir un centro sanitario acreditado. La decisión de la mujer debe ser absolutamente personal y no estar influenciada por la pareja, el cirujano, la sociedad o el precio. Los motivos que persiguen las mujeres que se operan de la mama por razones estéticas suelen ser la mejoría de la imagen personal -ya que se eleva su autoestima-, la mejoría de las relaciones sexuales y una mayor seguridad frente a otras mujeres. Según la Dra. Ara, “los resultados son mejores para las propias pacientes que para sus cirujanos”.

 

Fertilidad tras superar el cáncer de mama

Dentro de los actos celebrados por la Asociación Española Contra el Cáncer(AECC) en torno al Día Mundial contra el Cáncer de Mama,  el Dr. Pedro N. Barri, director del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Instituto Universitario Dexeus, “Salud de la Mujer Dexeus”, participó en una mesa redonda sobre la fertilidad en las afectadas por el tumor. La fertilidad preocupa a las mujeres jóvenes que han superado el cáncer, ya que en función de su edad, el tipo de quimioterapia y la dosis que hayan recibido, puede haber un fallo ovárico prematuro permanente, transitorio u otras alteraciones. La medicina reproductiva puede ayudar en el deseo de maternidad de estas mujeres. El Dr. Pedro N. Barri habló de la criopreservación de ovocitos y de embriones antes del tratamiento contra el cáncer así como el uso de ovocitos procedentes de donación.

De reconocido prestigio en el tratamiento de las enfermedades mamarias (su Comité de Mama establecido en 1973 fue el primero multidisciplinar de España), el centro organizará los días 27 y 28 de noviembre el 35 Symposium Internacional bajo el título “El Cáncer de Mama en el Tercer Milenio”.


“Salud de la Mujer Dexeus

, uno de los mayores centros privados de Europa dedicados a la salud femenina, tiene un revolucionario enfoque, único en España. Consiste en acompañar a la mujer en todas las fases de su vida, con un énfasis especial en la prevención y en la detección precoz de alteraciones.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, el pasado 19 de octubre, “Salud de la Mujer Dexeus ha donado el 10% de la facturación de todas las mamografías realizadas en octubre a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

 

 

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page