ESTÁS LEYENDO...

En la eyaculación precoz no importa la edad

En la eyaculación precoz no importa la edad

En la eyaculación precoz no importa la edad

 problemas de parejaLa eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente en el varón, por encima incluso de la disfunción eréctil. Hasta hace poco tiempo, los profesionales estaban convencidos de que la causa era de origen psicológico, pero en la actualidad barajan como un factor aún más determinante la causa neurobiológica. “Uno de los avances logrados es entender que se trata de un problema localizado en el cerebro y producido por una alteración de los neurotransmisores, especialmente en los centros nerviosos que se ocupan de la eyaculación y, especialmente uno, llamado serotonina”, asegura el doctor Ignacio Moncada, coordinador del Grupo de Andrología de la Asociación Española de Urología (AEU), que participa en una mesa dedicada al Manejo actual de la eyaculación precoz en el marco del LXXIV Congreso Nacional de Urología, que estos días se celebra en el Centro de Congresos de la Feria de Valencia.

Según datos que maneja la AEU, un 30% de los varones españoles padece eyaculación precoz. Así como los problemas de erección aumentan con la edad, la eyaculación precoz apenas varía y es similar a lo largo de los años. Hay una incidencia parecida entre los 18 y los 29 años y entre los 50 y los 59 años. Se trata de una alteración que se mantiene a lo largo de toda la vida y que se agrava por la ansiedad que genera. “Un varón con este problema llega a la relación sexual con miedo, preocupación, pensando que va a ocurrir otra vez y esa ansiedad de ejecución, como la llamamos los expertos, lo empeora aún más, pero no es la causa, sino una consecuencia del  problema”, afirma el doctor Moncada.

Primer tratamiento para la eyaculación precoz

Para el doctor Moncada, es muy importante que desaparezca la carga negativa que existe en torno a esta enfermedad. Como sucede con otros problemas de salud sexual, éste debe ser igualmente considerado una patología de la cual nunca es responsable el que la sufre. “Durante muchos años –añade- se ha relacionado la eyaculación precoz con personas egoístas, que sólo buscan su propia satisfacción y que no piensan en la pareja. La aparición de un tratamiento indicado para este problema va a facilitar que la sociedad lo empiece a verlo como un problema de salud real”. Hasta ahora fundamentalmente se utilizaban tratamientos psicológicos o psico-sexológicos, dirigidos a neutralizar la ansiedad que genera esta disfunción. “Actualmente está a punto de comercializarse en nuestro país el primer medicamento indicado para la eyaculación precoz. Se trata de la dapoxetina, un inhibidor de recaptación de la serotonina (ISRS). Esta molécula en concreto ejerce una acción de corta duración, que va a suponer una alternativa terapéutica para estos pacientes. Disponer de un tratamiento específico va a cambiar el concepto que se tiene de la eyaculación. Pasará de ser casi un especie de hábito mal aprendido de la relación sexual a tener la entidad de un problema de salud como tal, de una enfermedad que tiene tratamiento”, señala este experto.

Enfermedad de La Peyronie

La reunión de Valencia también dedica un taller a la enfermedad de La Peyronie (fibrosis en el pene). Se discutirán los pros y los contras del tratamiento. Consiste en la aparición de una fibrosis o callo en el pene que lo desvía durante la erección, produciendo en ocasiones al paciente dolor, sobre todo con la erección. “La incurvación del pene que caracteriza esta enfermedad, no sólo es un problema estético, sino que además dificulta o impide mantener relaciones sexuales con penetración. De hecho, en un tercio de los casos provoca disfunción eréctil. Sin embargo, existen diversas técnicas para corregir esta curvatura”.

Según los datos de la AEU, un 2-3% de los españoles presentan este problema, en sí benigno, en cuya aparición desempeñan un papel importante la genética y los microtraumatismos repetidos del pene.

Estética del pene

Otro de los temas del congreso son las posibles soluciones para cambiar el tamaño o grosor del pene.”En la actualidad”, explica el doctor Moncada, “vivimos en una sociedad que le concede mucha importancia a la estética en general.  De hecho, cada vez es más frecuente en nuestras consultas hombres que vienen por estos motivos. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en las mujeres, en los varones aún no está bien visto que se sometan a este tipo de intervenciones. Esto provoca que en ocasiones se recurra a técnicas que no sirven para nada o que al final no se consulten al profesional. En este sentido, los urólogos deberíamos reivindicar nuestro papel y dejar claro cuáles son las opciones más adecuadas y cuáles no se deberían utilizar”.
 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?