ESTÁS LEYENDO...

¿En qué consiste el drenaje linfático manual?.

¿En qué consiste el drenaje linfático manual?.

¿En qué consiste el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual consiste en un masaje muy suave y rítmico realizado con manos y dedos por todo el cuerpo, haciendo la mínima presión sobre la piel. Si la circulación linfática, ligada a la sanguínea, depura, limpia, protege y nutre al organismo, el drenaje linfático actúa directamente sobre el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas y mantener en forma el sistema inmunitario, activando la circulación y mejorando la microcirculación.

Gracias a este suave masaje se mantiene el equilibrio hídrico de nuestro cuerpo, constituido en dos terceras partes por agua. El líquido es el responsable de mantener en equilibrio todas las células de nuestro organismo, pero cuando este equilibrio se rompe, la respuesta es una hinchazón generalizada, sobre todo en la tripa. Ello provoca la formación de ojeras y la acumulación de la grasa en zonas no deseadas, mostrándose la piel con ese aspecto de piel de naranja que caracteriza a la celulitis. Aunque básicamente se emplea para combatir la celulitis, este tratamiento de belleza manual no sólo combate este trastorno. También constituye una eficaz terapia antiestrés, al tiempo que ayuda a adelgazar e incluso curar algunas enfermedades, sobre todo cutáneas como el acné, cuperosis, rosácea, bolsas, eczemas, caída del cabello y edemas faciales tras un lifting. El drenaje linfático ayuda a perder peso con mayor facilidad, reduciendo notablemente el volumen de los muslos, tonificando y relajando todo el cuerpo. Al eliminar toxinas y aumentar la respuesta inmunitaria del organismo, resulta también recomendable para preparar los tejidos antes y después de someterse a una intervención de cirugía estética. Minimiza las cicatrices y las ablanda, evita los edemas en las piernas que padecen muchas embarazadas y previene las estrías. Combate la migraña, el reuma, la hinchazón y cansancio de las piernas, la retención de líquidos y la celulitis. También tiene un gran efecto antiestrés. Sin embargo, no es recomendable si existen inflamaciones agudas, en aquellas personas que hayan sufrido una trombosis reciente,en quienes tengan hipertiroidismo, asma bronquial, hipotensión, problemas renales e insuficiencias coronarias.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page