ESTÁS LEYENDO...

Enfermedad “boca-mano-pie”, muy contagiosa

Enfermedad “boca-mano-pie”, muy contagiosa

La enfermedad “boca-mano-pie” es una infección de origen vírico, muy contagiosa y común en la infancia, que recibe este nombre por la distribución característica de las lesiones cutáneas que causa y que se localizan en las manos, pies y en la boca.

Generalmente benigna, afecta fundamentalmente a niños pequeños menores de 5 años, pero puede contagiarse a personas de todas las edades. El responsable de la enfermedad es un virus llamado Coxsackie A16, de la familia de los enterovirus.

¿Cuáles son los síntomas?

Lo más característico son las lesiones vesiculares en la piel en forma de pequeñas ampollas de pocos milímetros de diámetro que aparecen en:

• El interior de la boca.
• Las palmas de las manos.
• Las plantas de los pies.
• También pueden presentarse en el tronco, en los dedos o el dorso de las manos y de los pies, espalda, o en las nalgas.

Además, la infección acostumbra a dar fiebre que puede ser alta y prolongarse de 3 a 6 días, y puede acompañarse de dolor de garganta, malestar general y pérdida de apetito.

¿Cómo se produce el contagio?

La enfermedad se contagia por el contacto de persona a persona a través de secreciones que se liberan al estornudar o toser; por la saliva; o al tocar las heces o ampollas de una persona infectada.

Enfermedad boca-mano-pie, sin tratamiento

No hay medicamentos para curar para la enfermedad boca-mano-pie y no se recomiendan antibióticos dado que estamos ante una infección viral. El tratamiento estará encaminado a aliviar las molestias que provoca y controlar la fiebre. Así, se administrarán antitérmicos y analgésicos si hay fiebre o dolor, y productos cicatrizantes en las lesiones de la boca si es oportuno. Los pacientes deben beber suficientes líquidos.

Lavarse las manos, clave

Para evitar el contagio es fundamental el lavado de manos tanto del paciente como de las personas de su entorno, sobre todo en los cambios de pañal si se trata de niños. Del mismo modo se evitará compartir objetos personales y el contacto con otras personas hasta que desparezca la fiebre y las vesículas de la piel se hayan secado.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.