ESTÁS LEYENDO...

Enfermedad inflamatoria intestinal, patología grav...

Enfermedad inflamatoria intestinal, patología grave y de difícil convivencia

El 19 de mayo es el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), una enfermedad que afecta a aproximadamente 150.000 personas en España y de la que cada año se diagnostican 2.000 nuevos casos. Siete de cada diez pacientes con EII se ven obligados a renunciar a actividades de su vida cotidiana. Por ello, el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) y la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y de Colitis Ulcerosa de España (ACCU España), en colaboración con la biofarmacéutica AbbVie, unen sinergias para mejorar la calidad de vida de los pacientes y señalan el tratamiento temprano, la monitorización y la adhesión al tratamiento como claves en el control de los síntomas y un mejor pronóstico de la EII.

En muchas ocasiones el diagnóstico de la enfermedad tarda en llegar; en el 30% de los pacientes desde que apareció el primer síntoma hasta que fueron diagnosticados pasó más de un año. Durante este tiempo, el 35% tuvo que acudir hasta en más de cinco ocasiones a los servicios de urgencias. En este sentido, “incrementar el índice de sospecha clínica, mejorar el diagnóstico precoz y optimizar la coordinación entre la atención primaria y la especializada son claves para disminuir el retraso diagnóstico”, señala el Dr. Gisbert, presidente de GETECCU y responsable de la Unidad de Atención Integral al Paciente con EII del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid).

Según el reciente estudio “Impacto emocional y social de la EII en España” llevado a cabo por ACCU, el cansancio, la fatiga, el estrés y el bajo estado de ánimo o depresión, son los aspectos que la mayoría de los pacientes manifiesta haber sufrido en algún momento de la enfermedad. Al respecto, “los pacientes, en ocasiones, se ven obligados a renunciar a actividades de su vida cotidiana. Se trata de una enfermedad grave y de difícil convivencia, que cursa con brotes que limitan muchas actividades de nuestra vida diaria, como llegar al trabajo, utilizar el transporte público o viajar”, apunta Julio Roldán Perezagua, presidente de ACCU España.

Más de un 30% de los pacientes con EII tiene además otra enfermedad inmunomediada.  El número de personas diagnosticadas se incrementa cada año y el objetivo de los médicos es lograr el control de la enfermedad, tanto a nivel sintomático como a nivel de inflamación. “No podemos curarla pero la podemos controlar muy eficazmente en la mayoría de los casos, logrando así mejorar la calidad de vida del paciente”, añade el Dr. Gisbert. Por su parte Julio Roldán Perezagua, presidente de ACCU España, señala de forma positiva el grado de importancia que juega el paciente activo, y afirma que: “si nos implicamos en el control de la enfermedad y seguimos los tratamientos pautados, se puede lograr llevar una vida mejor”.

Por otro lado, desde ACCU España destacan la importancia de la formación y la coordinación entre distintas especialidades para fomentar el diagnóstico precoz de la EII y que el paciente sea tratado cuanto antes, reduciendo de esta forma las posibles limitaciones que la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa puedan generar en su vida. Sin embargo, una vez que el paciente se encuentra con estos obstáculos, “la labor de las asociaciones a la hora de proporcionar apoyo y soluciones es esencial tanto para familiares como para pacientes”, indica Julio Roldán.

Sigue leyendo

1 2


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *