ESTÁS LEYENDO...

Enfermedad y medioambiente, amigos íntimos

Enfermedad y medioambiente, amigos íntimos

Según estiman los expertos reunidos en el 66 Congreso Nacional de la Asociación Española de Pediatría (AEP), en el año 2050 el 27% de la población española padecerá enfermedades crónicas debido al entorno en el que habitamos. Por ello, y coincidiendo con el Día Mundial del Medioambiente, que se celebró el 5 junio y que este año se ha centrado en la contaminación por plásticos de un solo uso, la AEP recuerda que estas enfermedades son evitables y prevenibles en gran parte a través de la creación de ambientes más saludables para nuestros niños. Asimismo, a través de su Comité de Salud Medioambiental, ha subrayado la importancia de la contribución de los pediatras como interlocutores de confianza ante los padres y la sociedad en los temas relacionados con la salud de los niños y el medio ambiente.

Tal y como señala la doctora María José Mellado, presidente de la AEP, “la contaminación y el cambio climático son un gran desafío en la salud del siglo XXI, y en la medida en la que está afectando a la salud infantil, desde la Pediatría no podemos ser ajenos a esta situación”. Por este motivo, añade que “es necesario promover la Salud Medioambiental y contribuir a la búsqueda de soluciones. Solo conociendo los futuros retos en materia de salud podremos dar la mejor atención a los niños, que son los más vulnerables y constituirán la sociedad adulta el día de mañana”.

Por su parte, el doctor Juan Antonio Ortega, coordinador del Comité de Salud Medioambiental de la AEP, advierte de que muchas de las enfermedades crónicas del adulto de forma subclínica ya se larvaron en los 20 primeros años de vida, por lo que la prevención y promoción de la salud de los pediatras en la etapa infanto-juvenil es fundamental. “Si queremos adultos saludables necesitamos desarrollar herramientas durante las dos primeras décadas de vida, para garantizar un envejecimiento más saludable, lo que se conoce en Pediatría trabajar el desarrollo óptimo”, señala el experto. El doctor insiste, además, en la importancia que tendrán las 4Aes o combustibles básicos para la Salud en 2050: “Aire, Agua, Alimentos y Amor en condiciones óptimas libres de tóxicos”.

En las últimas cuatro décadas, algunas enfermedades han duplicado su prevalencia, como es el caso del asma, las patologías respiratorias y trastornos del neurocomportamiento. Otras enfermedades como el cáncer infantil y adolescente, enfermedades endocrinológicas como alteraciones tiroideas, diabetes o anomalías en la pubertad y el desarrollo también siguen una pauta ascendente. Asimismo la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la población infantil es, según el experto, “cada vez más alarmante y puede relacionarse con el entorno”.

“Si queremos mejorar la salud de sociedades futuras, el tiempo de cambio es ahora”, insiste el doctor Ortega, quien señala cuatro puntos importantes relacionados con el papel de la Pediatría en esta situación: la Predicción, la Prevención, la Personalización y la Participación. Además, subraya que durante las próximas décadas los pediatras tendrán que especializarse en estilos de vida saludables y desarrollo óptimo. Para 2050 muchos ejercerán como asesores de salud, además de posicionarse y contribuir en la creación de ciudades más saludables, “implicándose para ello en el desarrollo de nuevas tecnologías, como pueden ser las apps de salud y plataformas digitales”. En esta materia surgirán nuevos perfiles profesionales en esta especialidad: desarrolladores de pediatría virtual, de teleasistencia, de análisis de datos…

“Los niños españoles tienen un déficit de realización de actividades al aire libre. Los pequeños de cuatro a 12 años pasan una media de 20 horas diarias en espacios cerrados y solo uno de cada cuatro juega al aire libre cada día. Esta cifra es aún peor en grandes ciudades”. Por ello, este experto considera que para el fomento de un entorno saludable, los pediatras también “deben potenciar el contacto de los pequeños con la naturaleza, que actuará como una vacuna para convertir a los niños y adolescentes en agentes activos para cuidar el planeta y la salud”, concluye el coordinador del Comité de Salud Medioambiental de la AEP.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.