ESTÁS LEYENDO...

Entre 6 y 10 niños por mil nacen con una cardiopat...

Entre 6 y 10 niños por mil nacen con una cardiopatía congénita

Hasta el 85% de los niños que nacen con cardiopatías congénitas y se tratan en el primer año de vida alcanzan la edad adulta.  Estas patologías afectan entre 6 y 10 por mil recién nacidos vivos. El diagnóstico prenatal es fundamental en la detección de estas patologías, permite el seguimiento de la cardiopatía durante la gestación, y la elección de la mejor estrategia para un tratamiento óptimo tras el nacimiento en un centro de alta complejidad.
 cosmetica infantil, recién nacido, bebé
Alrededor del 30-40% de estos niños con cardiopatía congénita (detectada en período prenatal o postnatal inmediato) precisan por su gravedad, tratamiento quirúrgico o intervencionista (mediante cateterismo) para salvarles la vida. Estos procedimientos se realizan en el primer mes de vida o subsiguientes según el tipo de defecto cardíaco. Con el tratamiento adecuado, la inmensa mayoría de ellos tendrá una vida prácticamente normal al llegar a la edad adulta.

Tal y como señalan los doctores de la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, el doctor Cazzaniga, cardiólogo pediátrico, y el doctor Greco, cirujano cardiaco pediátrico, hasta un 85% de los niños con cardiopatía congénita tratados de forma óptima en el primer año de vida o infancia alcanzan la vida adulta en condiciones de hacer una vida prácticamente normal. Aunque, en ocasiones, puedan precisar nuevas intervenciones. En concreto, esta unidad tiene hasta la fecha, una tasa de éxito terapéutico de excelencia en todos los casos tratados, similar al estándar de centros pioneros europeos y americanos.

Las causas de las cardiopatías congénitas son poco conocidas todavía, aunque, tal y como explica el doctor Cazzaniga, “está científicamente aceptado que en su origen están implicados factores genéticos, ambientales y en algunos casos síndromes genéticos o alteraciones cromosómicas definidas”. Algunas de las cardiopatías congénitas más severas y frecuentes en el neonato son la transposición de las grandes arterias, el síndrome de hipoplasia de cavidades izquierdas, la tetralogía de Fallot, la coartación de aorta o la anomalía total de la conexión venosa pulmonar. En muchos casos a los bebés que nacen con estas patologías se les conoce como niños azules, por su color cianótico al nacer, señala el doctor Greco.

La importancia del diagnóstico prenatal

En la última década, el diagnostico prenatal en la vida fetal se ha ido imponiendo en la mayoría de los centros pioneros, como es el Hospital Nisa Pardo de Aravaca. Este diagnostico, que ya se puede anticipar en la semana 18- 20 de gestación permite el óptimo seguimiento de la cardiopatía durante la gestación y la elección de la mejor estrategia para un parto óptimo en centro de alta complejidad, todo ello con el objetivo de poder tratar al bebe lo antes posible e incrementar así las posibilidades de éxito. Estos casos, son tratados en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca desde una perspectiva global, colaborando en el diagnóstico y tratamiento las unidades de diagnóstico prenatal y la unidad de cuidados intensivos neonatales y pediátricos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page