ESTÁS LEYENDO...

Entrevista a rafael garcía gutiérrez.

Entrevista a rafael garcía gutiérrez.

?Los medicamentos sin receta deben tomarse siempre
bajo el consejo del farmacéutico?

¿Cómo pueden los ciudadanos diferenciar entre
automedicación peligrosa y utilización responsable de medicamentos en el
autocuidado de la salud?

Efectivamente, si queremos
que los ciudadanos cuiden responsablemente de su salud y usen de forma racional
los medicamentos es imprescindible que sepan distinguir entre automedicación
peligrosa y utilización de fármacos para el autocuidado de la salud. La primera
consiste en autotratarse con medicamentos que sólo son seguros y eficaces si son
prescritos y recetados por el médico y que, por tanto, sólo pueden ser
dispensados por el farmacéutico si el paciente presenta la mencionada receta.
Por otra parte, el autocuidado responsable de la salud  supone el autotratamiento de los síntomas
leves que todos podemos padecer en algún momento como dolores de cabeza,
dentales, gases, catarros, etc. Con los medicamentos que han sido aprobados por
el Ministerio de Sanidad para este fin y que se denominan especialidades
farmacéuticas publicitarias y siempre con el consejo del farmacéutico. Es
decir, todos los medicamentos deben consumirse siempre después de consultar con
un profesional sanitario, con el médico en el caso de los medicamentos que
requieren de receta médica, y con el farmacéutico para los medicamentos que se
dispensan sin receta médica y que como he mencionado anteriormente, se
denominan especialidades farmacéuticas publicitarias y están destinadas al
alivio de síntomas y síndromes leves.

– Si nos centramos en las especialidades farmacéuticas
publicitarias, ¿cuál es el papel que desempeña el farmacéutico en su
dispensación?

Sin la actuación de este
profesional estos medicamentos no tendrán garantizada su seguridad y eficacia,
ya que el farmacéutico es el encargado de informar al ciudadano sobre la
especialidad farmacéutica publicitaria más adecuada a la dolencia leve que
presente, la manera en que debe tomarla, la duración del tratamiento, los
posibles efectos secundarios y, sobre todo, si los síntomas que presenta pueden
estar asociados a un problema más grave, siendo necesaria la intervención del
médico.

En este sentido, también es
muy importante recordar que el farmacéutico debe recomendar siempre a los
ciudadanos que se acercan a la oficina de farmacia con un síntoma leve una
especialidad farmacéutica publicitaria  y
nunca un medicamento que necesite receta médica, ya que,  estos medicamentos sólo son seguros y eficaces
si existe la intervención de un médico y en enfermedades o patologías que
requieren de un diagnóstico médico preciso.

– ¿Cuáles son esos síntomas leves que pueden
autotratarse con especialidades farmacéuticas publicitarias?

Principalmente, dolores leves
de cabeza, dentales, musculares, menstruales, molestias de estómago, acidez,
gases, problemas intestinales leves, estreñimiento, diarrea, catarros, gripes y
resfriados, afecciones de la piel, picores, erupciones, picaduras de insectos,
etc. Pero, repito, siempre bajo el consejo del farmacéutico que está plenamente
capacitado para ofrecernos el medicamento más acorde a nuestra dolencia.

– ¿Qué características definen a estos medicamentos que
se dispensan sin receta médica?

Las especialidades
farmacéuticas publicitarias son medicamentos que son aprobados por el
Ministerio de Sanidad después de demostrar su calidad, seguridad y eficacia
para la indicación en la que se presentan, es decir, dolor de cabeza, dental,
muscular, etc. Por tanto, tienen la misma calidad, seguridad y eficacia que el
resto de medicamentos, pero no necesitan receta médica. Es importante recordar
y resaltar que son los únicos medicamentos con los que, bajo el consejo del
farmacéutico,  podemos cuidar nuestras
dolencias leves de forma responsable.

Estos medicamentos pueden
realizar publicidad en todos los medios de comunicación, siempre incluyendo al
final de los anuncios la conocida pantalla azul, que nos recuerda: ?Lea las
instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico?.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page