ESTÁS LEYENDO...

EPOC: “El ejercicio es bueno y necesario, in...

EPOC: “El ejercicio es bueno y necesario, incluso con la enfermedad avanzada”

EPOC: “El ejercicio es bueno y necesario, incluso con la enfermedad avanzada”

Ahondamos en esta enfermedad respiratoria, que es ya la cuarta causa de muerte en nuestro país, de la mano de los expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Hablamos con…. El doctor José Luis López Campos, neumólogo y coordinador del área de EPOC de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica).

Enfermedad crónica, progresiva, sin cura… ¿Hasta qué punto se puede al menos frenar la progresión de la patología? ¿en qué consisten los tratamientos disponibles?
La enfermedad se puede frenar dejando de fumar como principal medida. Adicionalmente, un tratamiento completo y precoz en las fases iniciales también puede frenar la progresión, para lo que es necesario un diagnóstico temprano.

¿Cuál diría que es el principal avance en el tratamiento de la EPOC?
El principal tratamiento farmacológico se basa en el uso de broncodilatadores de acción prolongada. La combinación de fármacos broncodilatadores en un solo dispositivo de inhalación ha supuesto un avance para el paciente ya que mejora la cumplimentación y por tanto la efectividad de los tratamientos inhalados. Igualmente, hoy en día disponemos de terapias eficaces para ayudar a dejar de fumar que constituyen un tratamiento útil para el tabaquismo.

¿Cómo reconocer la enfermedad, qué síntomas presenta? Porque muchos de los enfermos no están diagnosticados (una noticia reciente cuantificaba este infradiagnóstico en un 80% de los pacientes).
Efectivamente, las últimas cifras disponibles oficiales que tenemos en España sitúan el infradiagnóstico en el 73%, aunque se estima que esta cifra supere el 80% el año que viene. La enfermedad se manifiesta por disnea lentamente progresiva a lo largo de años junto con tos y expectoración y una progresiva limitada capacidad al ejercicio.

Ustedes hablan de que estamos ante una enfermedad poco conocida por la sociedad, ¿darle más visibilidad podría ayudar a que afloren estos casos sin diagnosticar? ¿Qué medidas se podrían emprender para paliar esta situación?
Sin duda, Darle más visibilidad podría ayudar a detectar nuevos casos puesto que los pacientes sabrían qué síntomas la acompañan, cuáles son sus factores de riesgo y dónde buscar ayuda para el diagnóstico correcto y el tratamiento de la enfermedad. Es necesario que la población conozca la existencia de la enfermedad, su relación con el tabaco y que la forma de diagnosticarla es muy sencilla: simplemente realizar una espirometría, que mide la capacidad pulmonar soplando a través de un dispositivo. Esta herramienta diagnóstica está disponible en todos los centros de salud.

Porque suponemos que como en otras muchas patologías un diagnóstico y tratamiento tempranos mejoraría el pronóstico…
No suponemos, tenemos datos de estudios que nos confirman que cuanto antes tratemos la enfermedad, es mucho mejor para el paciente y para la progresión de la enfermedad. Por tanto, el diagnóstico temprano y establecer una correcta estrategia terapéutica desde el primer momento es esencial para mejorar la enfermedad.

El principal factor de riesgo de la EPOC es el tabaco, ¿cuántos casos provoca su consumo?
Depende del país. En España la gran mayoría está relacionado con el consumo de tabaco como principal factor de riesgo de la enfermedad. Existen otros tóxicos inhalados que pueden afectar al pulmón como puede ser la exposición ocupacional por determinados trabajos o bien aquellas personas que utilizan la combustión directa como la leña o el cabrón para la cocina o la calefacción.

Y al margen de este, ¿qué otros factores inciden en la aparición de la enfermedad?
Existen numerosos factores de riesgo para la aparición de la EPOC. Lógicamente, el principal factor de riesgo es la inhalación de un tóxico durante años, generalmente el tabaco, pero también otros. Otras formas de tabaquismo como los puros, pipas, la pipa de agua o los nuevos cigarrillos electrónicos. Además, otros factores como infecciones en la infancia o un inadecuado desarrollo pulmonar están también asociados a la enfermedad.

¿Cómo actúa el tabaco en los pulmones?, ¿cómo aparece la EPOC?
El humo procedente de la combustión del tabaco es un producto tóxico que contiene numerosas sustancias nocivas y que produce una reacción inflamatoria en el aparato respiratorio. La obstrucción bronquial característica de la enfermedad se produce como consecuencia de esta inflamación y del remodelado de la vía aérea secundario.

¿Todos los productos del tabaco son igual de nocivos (tabaco de liar, cigarrillo electrónico…) o no existen todavía suficientes estudios al respecto?
Sí, todos los productos del tabaco son nocivos para el aparato respiratorio. Tenemos ya estudios que evalúan el impacto inflamatorio de las nuevas formas de tabaquismo y este impacto es similar al tabaco tradicional.

¿Qué relación existe entre la EPOC y el enfisema pulmonar?
El enfisema es una de las formas que tiene el tabaco de afectar al pulmón y por lo tanto es una parte de la EPOC.

¿Qué impacto tiene la enfermedad en los pacientes?, ¿cómo afecta a su vida diaria?
La enfermedad produce sensación de falta de aire, cansancio, tos y expectoración, que son síntomas que afectan a la vida diaria de los pacientes y les limitan sus actividades cotidianas.

¿Qué recomendaciones haría a los pacientes en cuanto a estilo de vida? ¿Es aconsejable por ejemplo la práctica de ejercicio físico?, ¿también si la enfermedad se encuentra ya en fase avanzada?
Si, el ejercicio es bueno y necesario para los pacientes con EPOC incluso con la enfermedad avanzada.

Si estuviera en su mano ¿qué erradicaría antes, el tabaco o la comida basura?
El tabaco, sin duda.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.